LUIS FERNANDO RUIZ/Presidente de Nuevas Generaciones en la Región de Murcia

Desde que Mariano Rajoy llegó al gobierno no hemos parado de ver reformas de gran calado, que están logrando transformar España para convertirnos en un país con oportunidades de futuro. Son muchas las reformas que ha emprendido y en muchos ámbitos pues el país que dejó el PSOE era un solar. Y con esas reformas desde el primer momentPromesas de Zapateroo el gobierno del Partido Popular ha dejado claro su intolerancia con la corrupción y el deseo de convertir nuestra democracia en una democracia cada vez más cercana. ¿No es eso lo que se busca con la reforma de elección de alcaldes? ¿No se busca la cercanía? Sí, se busca eso y mucho más. Esta propuesta de Partido Popular no es nada de lo que no se haya hablado antes, y no es nada que otros no hayan propuesto antes. Al fin y al cabo se trata de que a nuestros alcaldes los elijamos directamente entre todos y que no se elijan en oscuros despachos como ha pasado en varios municipios de nuestra comarca. Es una propuesta, una llamada al diálogo, quizás una voz que clama en el desierto pues con esta oposición que tenemos que lo único que sabe decir es «no» es bastante difícil llegar a ningún acuerdo. Me parece inadmisible que un partido como el PSOE que hizo una reforma electoral en 2011 a cuatro meses de las elecciones diga ahora que no es el tiempo de las reformas. Es también inadmisible que ese mismo partido, el PSOE, que ya llevaba en su programa electoral esta propuesta ahora sólo sepa decir «no» sin tan si quiera escuchar esta propuesta. Y sobre todo es inadmisible que hace dos meses toda la oposición clamara a favor de esta reforma electoral y ahora sea oportunista. ¿Acaso no se ha escuchado antes a representantes de los partidos de oposición pedir esta reforma electoral? No me creo que lo que hace dos meses fuera una primera necesidad ahora sea oportunista. Creo que en esta propuesta, que será negociada con todos los representantes de la oposición que quieran sentarse a la mesa, es el síntoma claro de que al Gobierno de España y a su presidente Mariano Rajoy le importa lo que pensamos todos los ciudadanos y además es capaz de escucharnos. Es una propuesta que llevamos mucho tiempo pidiendo todos y que es una de las bases para la tan necesaria regeneración democrática de España. ¿Qué regeneración quieren quienes se oponen a todas las propuestas de regeneración? Es que hay a quien se le llena la boca hablando de democracia y de regeneración pero cuando tienen una propuesta encima de la mesa sólo saben decir «no». Y si es ellos dicen «no» nosotros decimos «sí». «Sí» a una elección directa de alcaldes para avanzar en nuestro sistema democrático, «sí» a una regeneración democrática que nos haga ser cada vez más creíble y sobre todo «sí» a una propuesta que lo busca en, sin duda, acercar la política a todos nosotros, acercar a quienes ostentan un cargo público a los demás ciudadanos para que así todos nos sintamos representados.