Pedro Fernández fue presidente de la Asociación de Comerciantes desde 2003 hasta 2008 y presidente de la Federación de Comarcas del Noroeste y Río Mula de 2008 hasta la fecha. Era miembro del comité Ejecutivode FECOM.

-¿Cuáles son los retos que se ha planteado en sus años de mandato?
-El principal reto a nivel organizativo es continuar con la labor integradora que durante estos últimos años ha desarrollado la federación. Sin duda uno de mis principales objetivos, es integrar a la gran mayoría de asociaciones de la región, así como impulsar la creación de gremios de actividad, y de asociaciones locales en aquellas localidades donde aún no existan. En la actualidad contamos con 40 asociaciones. Otro reto importante será ofrecer a las asociaciones las herramientas para consolidar sus estructuras internas y convertirlas en autosuficientes. Pero sin duda el principal de los objetivos es posicionar al comercio regional en el lugar que se merece, un lugar que refleje realmente el peso específico de nuestro sector en la economía regional.
-¿Cómo ha sido su experiencia en Bullas y en la comarca del Noroeste? ¿Es extrapolable a nivel regional?
Tanto en Bullas, mi pueblo natal, como en el Noroeste, la experiencia fue muy positiva, a pesar de coincidir en el tiempo, con el inicio de la crisis más traumática de nuestra historia reciente. En Bullas era necesario incrementar la actividad de la asociación, sacar a la calle esa actividad y ese trabajo que se venía haciendo, y darle la visibilidad que hasta la fecha no tenia. En cuanto a la federación comarcal del noroeste y río Mula, fue sin duda una experiencia tremendamente enriquecedora, sabiamos que juntos eramos más fuertes, y que dada la situación que padeciamos individualmente, era mejor aunar esfuerzos y recursos, en un proyecto conjunto que tuviera mucho más calado, que hacerlo por separado y no lograr el objetivo, que al final es incrementar las ventas y favorecer al comercio asociado. Sin duda, lo conseguimos, fueron años muy fructíferos en los que se llevaron a cabo muchos proyectos que se antojaban imposibles para la comarca, en el ámbito promocional, formativo, de gestión, etc….
-¿Qué le piden a los partidos políticos desde FECOM?
A los partidos políticos les pedimos responsabilidad, responsabilidad para guiar a nuestra región hacia la senda del progreso y la modernidad, y al igual que yo pretendo poner en marcha una herramienta muy antigua, pero muy util, aunque no siempre entendida, como es el diálogo y el trabajo conjunto, les pediría precisamente eso. Es tiempo de diálogo, de trabajar en un proyecto conjunto de región sin fisuras, los murcianos lo reclaman, los sectores empresariales lo reclaman, y el comercio regional lo reclama, con más fuerza que nunca.
-¿Cuáles son las principales amenazas para los comercios asociados a FECOM?
Las amenazas son para los comercios asociados y para los no asociados. FECOM representa a todo el comercio regional como patronal del sector, y la principal amenaza es la necesidad de cambiar el modelo de comercio como lo entendemos hasta la fecha y adaptarlo a lo que nos exige el consumidor. Un comercio más dinámico, con presencia en la red, flexible y que de respuesta a las necesidades del consumidor. Todo ello con la máxima calidad y la atención personalizada que nos representa. No voy a poner el acento en las grandes superficies, si bien es cierto que no ha habido ni planificación, ni estrategia, ni perspectiva de futuro a la hora de autorizar la instalación de grandes superficies en nuestra región, lo que ahora genera un exceso de oferta como se puede apreciar, pero es lo que tenemos y con lo que tenemos que luchar y competir. Lo que espero de los partidos políticos, es responsabilidad para que no se vuelvan a cometer atropellos como el daño irreparable que se hizo en la ciudad de Murcia, con la implantación masiva de grandes superficies, al comercio minorista de la ciudad, o con la declaración de zona de gran afluencia turística en Cartagena, declaración que no procedía y que respondió como se ha podido comprobar a una sesión de maquillaje de los datos, para permitir que las grandes superficies pudieran abrir.
– ¿Y las principales ventajas que tiene respecto por ejemplo a los hipermercados?
La inmediatez, la cercanía, el trato humano, la calidad, y un largo etc… Pero el comercio además aporta unos intangibles que no puede generar un hipermercado o una gran superficie, el comercio aporta vitalidad y dinamismo a la ciudad, es un elemento dinamizador y socializador del barrio, de la ciudad, y por tanto cumple con un papel fundamental en la calidad de vida de nuestro entorno.
– ¿Por qué un comerciante o un autónomo debería afiliarse a FECOM?
Juntos somos más fuertes. Mi objetivo es aglutinar voluntades, dialogar y entender la situación de todas las asociaciones de la región, porque los problemas de Murcia o Cartagena, no son los problemas de Águilas o Yecla. Es necesario seguir fortaleciendo nuestra organización y tener una sola voz, encaminada a la creación de un proyecto para el fomento y dinamización del sector comercial en la región, un proyecto a largo plazo, entendido y acordado entre todos, donde todos nos sintamos representados y apoyado por todas las fuerzas políticas, lo que nos permitirá que el desarrollo de ese proyecto sea una realidad a largo plazo. Además Fecom ofrece todo tipo de servicios a sus asociados, lo que sin duda, supone ventajas competitivas para nuestros miembros, en compras agrupadas, prevención de riesgos laborales, formación, entre otros muchos servicios.