-¿Qué es lo primero que hará si gana las elecciones?

Poner en marcha el Reglamento de Participación ciudadana que propuso IU-Verdes y que no quiso aprobar el PSOE la pasada legislatura. De modo que, tras un periodo de exposición pública y asumir las aportaciones de la ciudadanía, quede aprobado definitivamente antes de acabar el año.

-¿Cuáles son las asignaturas pendientes que ha dejado el actual equipo de gobierno? ¿Cuáles serían sus alternativas al respecto?

Pues hay muchas la verdad, pero la más importante es no haber escuchado los cambios necesarios que pedía la nueva situación política. La ciudadanía pedía cambios en la forma de gestión y desde nuestra labor de oposición constructiva se lo hicimos ver. El PSOE de Calasparra no entiende la nueva política que exige la ciudadanía. Políticas cercanas a la gente, con posibilidades de participación en los asuntos públicos y sobre todo con claridad y transparencia en la información a la ciudadanía. Esto será una realidad con Ganar Calasparra- Izquierda Unida.
También le resulta muy complicado, después de 36 años en el poder, desligarse de las prácticas clientelares. Gobernar para todos por igual es algo que no entra en su forma de gestionar.
Y además, este gobierno no es capaz de generar ilusión y esperanza en la gente. Sus prácticas de gobierno la pasada legislatura, han sido generadoras de problemas sociales más que de concordia vecinal. Ahí vamos a poner todo nuestro esfuerzo, en recuperar la concordia entre vecinos y vecinas para juntos poner en marcha las políticas que nos hagan prosperar en lo económico y en lo social.

-¿Cuáles son los cinco puntos estrella de su programa electoral?

En el programa de Ganar Calasparra hay un punto estrella. Participación ciudadana real para entre todos construir el pueblo que queremos. En torno a este eje vamos a desarrollar políticas para el desarrollo económico con la agricultura y los sectores ligados a ella como eje principal. Puesta en marcha del banco de tierras que propusimos la pasada legislatura con los propietarios de parcelas, las cooperativas agrarias y las comunidades de regantes. También debemos exigir ayudas de las otras administraciones para favorecer la implantación de empresas de todo tipo en el polígono industrial.
Además del empleo hay que poner en marcha políticas activas contra la desigualdad social. Nuestra principal preocupación es paliar los problemas en niños para acceder al material escolar, a los libros de texto y ademas, abrir el comedor escolar par todo los niños con problemas de la localidad.
Como hemos comentado antes otra forma de hacer política es seña de identidad de la izquierda que está en Ganar Calasparra. Participación ciudadana y transparencia en la información generada en el ayuntamiento será una realidad si Ganar Calasparra está en el próximo gobierno municipal. Ya lo hemos demostrado en la oposición.
Y por supuesto defensa a ultranza de nuestro patrimonio natural, adecuando los usos que favorecen su conservación. La lucha implacable contra los proyectos de fracking que se ciernen sobre nuestro territorio será efectiva desde el primer día de legislatura.

-Los ciudadanos están preocupados por la situación económica. ¿Qué puede aportar el Ayuntamiento para aumentar la actividad y generar empleo?

Tenemos que actuar sobre los recursos que tenemos. La agricultura y nuestro patrimonio cultural y natural. Que sean los cimientos donde se apoyen el resto de sectores. Creemos que el banco de tierras puede poner en producción mucha tierra sin cultivar que hay el término municipal. Proyectos de agricultura ecológica, nuevos cultivos e invernaderos, puede dar un gran impulso importante para generar empleo y actividad económica.
Tambien creemos que la creación de un consejo económico y social local pondrá encima de la mesa ideas desde distintos sectores para dinamizar conjuntamente con la promotora municipal el suelo industrial público.
El turismo rural pueda dar mucho mas a Calasparra de lo que lo hace en la actualidad. Por lo que promocionar mejor nuestro patrimonio cultural y natural será fundamental.

-¿Desde el Ayuntamiento es posible ayudar a las familias del municipio que viven peor esta crisis?

Por supuesto. Es su obligación. Tenemos previsto un proyecto de ayuda a los niños con dificultades en asociación con los colegios de la localidad para paliar desigualdades.
Vamos a conseguir una Calasparra libre de desahucios a personas en riesgo de exclusión social por ser pobres y desarrollar planes de vivienda en alquiler para estas familias.
Aunque hay que ser realistas y la principal política de ayuda social tiene que ir de la mano de la comunidad autónoma y con la Mancomunidad de servicios locales de la comarca del Noroeste.

¿Quiere añadir algún tema?

En Calasparra se ha producido una fractura social muy preocupante por distintos temas. No ha habido un liderazgo comprensivo en nuestros gobernantes para superar esta situación y Ganar Calasparra si lo va a hacer. Con dialogo y comprensión haremos ver a la ciudadanía que juntos podremos superar las dificultades del momento y apelar a la unión que siempre nos ha caracterizado como pueblo.