JAIME PARRA

«Añoche soñé…», de Teresa Guirao (con ilustraciones de Juan Miguel Marín), es el primer cuento infantil editado por la caravaqueña Gollarín en colaboración con APCOM. Los ingresos que se obtengan se destinarán al colectivo Voluntarios{jcomments on}Teresa Guirao que prestan ayuda a las personas con discapacidad.
En Caravaca de la Cruz lo presentarán, junto a la autora, el editor de Gollarín, Francisco Marín, y la escritora Pérez de la Hoyica.
«Añoche soñé…» está editado en una doble versión que permite su lectura por el los niños con dificultades de comprensión lectora, además de ser idóneo para su utilización como guía didáctica para padres y profesores.
«Hola, me llamo Tito, soy un niño, tengo discapacidad y soy feliz… Todos somos personas y como tales, podemos tener metas, perseguir nuestros sueños para poder ser grandes. Ahora quiero contar mi historia…», ésta es la sinopsis de «Anoche soñé…», nos cuenta Teresa, (Pedagoga y logopeda en Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana AVANZA. Especialista en discapacidad y Atención Temprana), quien explica que, en la decisión de publicar este libro para su venta influyeron los recortes en educación que impedían que los niños pudieran realizar muchas actividades, como los campamentos de verano.
«Con el dinero recaudado con las ventas de este libro, lo que se pretende hacer es un «buzón de sueños», como dicta el título. Los encargados de hacer esos sueños realidad serán los voluntarios de la Asociación V.A.N. que recogerán los sueños de todos los usuarios de APCOM en un buzón que pasará por los servicios que ofrece la Asociación, y con el dinero que vayamos recaudando de la venta hacerlos realidad, así que cuántos más libros vendamos más sueños cumpliremos», señala Teresa Guirao.
Aunque en sus sesiones de tratamiento en AVANZA para lo natural sea utilizar cuentos «para trabajar objetivos como la creatividad, invención, imaginación, apoyo a la lectura, composición de textos… hacemos unos ejercicios de creación de historias y de cuenta-cuentos, en los que por medio de trabajar las emociones y cómo nos sentimos, buscamos el animal con el que más nos identificamos, y comenzamos a crear historias que muestren sentimientos, así expulsamos emociones no deseadas. Es una técnica muy clásica pero que yo siempre utilizo porque con el perfil de personas con las que yo trabajo, es la que más les ayuda a sacar las emociones a flote».
Con los Cuentacuentos trataban diferentes patologías: síndrome down, encefalopatía, autismo, parálisis cerebral… Precisamente los niños con parálisis cerebral suelen identificarse con el elefante y de allí salió el primer borrador de «Anoche soñé…».

«Repasando los escritos y tras enseñárselos a mis compañeras en Avanza, vimos entre todas que eran bastante buenos, pero hubo uno de ellos que nos encantó, no sabíamos porqué pero nos daba una impresión especial al leerlo. Por lo que pensé en seguir trabajando sobre él, sin saber ni como lo presentamos al concurso de Rosetta, que organizan en Madrid por la Red y que conceden a personas con discapacidad, para ver si ganábamos algo de dinero para el centro, y aunque no fue recompensa económica nos dieron la mención de honor, así fue como decidimos que merecía la pena editarlo».
En ese momento, Teresa Guirao tuvo claro que tenía que respetar las fraes y composiciones reales que los chicos y chicas con los que trabajó habían expresado, «aunque le dí melodía literaria».
A partir de ahí: «mejoré el tema del cuento, adaptándolo a aprendices visuales: como puede ser personas con discapacidad o simplemente personas con falta de comprensión lectora, como dislexia, tdah… Y por último, decidí crear una guía didáctica para padres y profesionales del campo de la educación pudiesen trabajar en sus aulas un tema tan complicado como es el de las emociones por medio de la experiencia de personas con una discapacidad».
Con «Añoche soñé…» terminado, Teresa entró en contacto con la editorial Gollarín, que había publicado hasta la fecha cuentos como el reciente «Europa» de Luis López Carrasco, novelas como «Galatea de las esferas» de Rubén Castillo, artículos para prensa, como «Años fugitivos» de Pascual García, pero que, con el cuento de Teresa apostaba por primera vez por publicar un cuento infantil, que sale a la venta a partir del 22 de noviembre en las librerías y en la cena de APCOM con un precio de 10 euros.

Colaboradores
Ilustraciones adaptadas a formato digital: Juan Miguel Marín Moreno (fisioterapeuta Residencia el Copo)
Montaje de portada y sugerencias en ilustraciones, desde su particular visión de la historia: Conchi Martínez Robles (fisioterapeuta Atención Temprana AVANZA)
Creación de texto: Niños del centro de Atención Temprana AVANZA, jóvenes del Centro de día MAYRENA y El COPO.
Creación de Guardas: Niños del centro de Atención Temprana AVANZA en el taller de ART-TERAPIA
Supervisión e ideas creativas: Clara Fernández (responsable de la Asociación de Voluntarios del Noroeste VAN)
Making off: Montaje audiovisual Ángel (video comunitario CARAVACA), Grabación de audio: Belén (Radio CARAVACA), Voces en off: Rafael Torres (director del Centro EL COPO) y José Domingo Martínez. Actor principal: Diego
Consejos varios para adaptación a personas con discapacidad: Compañeras del CDIAT AVANZA (Antonia Abellán, Josi Lozano, Balbi Moreno y Conchi Martínez).

«Añoche soñé» en redes sociales
En facebook: Anoche soñe
En twitter: @anoche_sone
En el blog de AVANZA