JUAN BERBELL/Concejal de IU-Verdes en Caravaca
Las privatizaciones en España empezaron en los años ochenta del siglo pasado con los gobiernos de Felipe González. Desde entonces hasta nuestros días se han privatizado la inmensa mayoría de empresas publicas de todo tipo, incluidas empresas de sectoresBerbell estratégicos para la economía, como son telecomunicaciones, energía, banca etc.
Avanzando en los años, y no contentos con lo anterior, se empezaron a privatizar servicios públicos como el agua, la recogida de basuras, servicio de ayuda a domicilio y otros servicios que son competencia municipal. Siguiendo con el afán privatizador, continuaron privatizando la sanidad (lo que llaman externalizacion), la educación (que lo llaman concertada). Hay que tener en cuenta que también los recortes tienen un efecto privatizador: las rentas altas acuden a servicios privados, ya que pueden pagárselos. Además recortan pensiones y retrasan la edad de jubilación, con ello incitan a la gente a que se haga un plan de pensiones privado. Con tales medidas pretenden menoscabar el sistema público de pensiones y de paso beneficiar a la banca y a las grandes aseguradoras.
Toda empresa privada tiene como objetivo el máximo beneficio posible, esto es de lo más normal y de lo más legitimo. Por el contrario las instituciones públicas deben velar por el interés general de la ciudadanía, que nada tiene que ver con el beneficio privado.
La implantaron de los servios públicos y las políticas sociales fueron fruto de luchas de las clases populares, hoy estamos perdiendo esas conquistas sociales en beneficio de una oligarquía económica minoritaria y en perjuicio de la mayoría social.
Centrándonos en Caravaca, tenemos en proceso de renovar la privatización de la recogida de basuras y la limpieza de las calles. También pretender privatizar en el mismo contrato el mantenimiento de parques y jardines, que hasta ahora se está gestionando desde el ayuntamiento. Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida nos hemos opuesto a este proceso y pedimos que se gestionen directamente desde el ayuntamiento estos servicios. Si un gobernante privatiza la gestión de un servicio público, lo hace por beneficiar a una empresa privada, o lo hace por que no es capaz de gestionarlo directamente. La supuesta ventaja económica para los ayuntamientos a la hora de privatizar la recogida de basuras y la limpieza ha quedado totalmente desmontada. El Tribunal de Cuentas ha dejado claro que si se gestiona directamente desde el ayuntamiento el ahorro llega en algunos casos al 71%, y hay ejemplos como el Ayuntamiento de León que ahorró 8 millones de euros cuando rescató estos servicios. En el caso de nuestro ayuntamiento nos ahorraríamos más de cuatro millones y medio de IVA y el beneficio industrial que obtuviera la empresa, durante los 20 años que contempla la licitación. Casi nada. Con ese ahorro se puede ir renovando la flota de vehículos.
No hemos elegido a nuestros representantes municipales para que defiendan los intereses de la UTE regalándole 9 millones de euros, ni para que malgasten el dinero en Caravaca Jubilar, ni para que privaticen servicios públicos que perjudican las arcas municipales. Los hemos elegido para que cumplan con su función de defender los intereses de Caravaca, si no están capacitados que lo asuman y se vayan.