JUAN ANTONIO MARTÍNEZ PIQUERAS

Presentar a Luis Leante en Caravaca es fácil; casi todo el mundo lo conoce. Sin embargo es sumamente difícil presentar una de sus novelas cuando se publican: hacer la presentación de una novedad literaria suya. Lo normal es tener que esperar meses, incluso años, para que coincida una visita suya, porque las editoriales con las que publica suelen llenar rápidamente su agenda de presentaciones y eventos en ciudades del resto del mapa español y mundial.


Sin embargo surgió la ocasión inesperada (esperábamos que viniese en mayo o junio) gracias a la editorial de su nueva novela y a la librera que nos suministra habitualmente la prensa. Pues la representante de HarperCollins (editorial norteamericana que abre mercado en España) propuso a Librería Endrino hacer una presentación en Caravaca de la Cruz y rápidamente Inmaculada nos llamó para cerrar el evento.
No está mal que, siendo año jubilar, Caravaca de la Cruz presente una novedad mundial en el campo literario, y en ese sentido es todo un lujo de presentación el de la novela Annobón de Luis Leante.
El autor, haciéndose cargo del poco tiempo transcurrido entre la publicación de la novela y la presentación misma (apenas una semana), hizo la presentación acompañado de Oscar Martínez, concejal de cultura, que hizo referencia entre otras cosas al expediente de hijo predilecto de Luis Leante, al que se suma esta publciación, y de un servidor que, como bibliotecario, amigo y lector, preparó unas preguntas que no fueron necesarias porque Luis, entusiasta y apasionado como siempre, transmitió al público que llenaba el salón de actos de la Casa de Cultura Emilio Sáez la necesidad de leer la novela con la misma urgencia casi que tuvo él para escribirla.
Annobón adopta la forma de documental periodístico para narrar unos hechos ficticios, que parten de una noticia real y que nos pasean por el pasado colonial español de Guinea Ecuatorial y la guerra civil, llevándonos hasta el presente en el que se desarrolla la investigación.
No es, sin embargo, una novela histórica, ni una novela policiaca, aunque tenga ingredientes de ambos géneros. Aclara Luis Leante que no cree en los géneros literarios si no en la ficción, en la capacidad de inventar historias verosímiles aunque partan de hechos reales como es el caso de esta, surgida hace más de siete años y para la cual, entre mucha documentación de hemeroteca, ha llegado a leer el sumario original del crimen cometido por Restituto Castilla.
Contada a varias voces, consigue dar las dos versiones de una misma historia, atrapándonos desde sus primeras páginas. Al igual que atrapó el autor a los asistentes al acto con su palabra.
Cuando la editorial afirma que Luis Leante es uno de los grandes escritores españoles de nuestro tiempo, no se equivoca, pero además sigue siendo la gran persona que muchos conocemos y en eso la realidad supera cualquier ficción.
Ahora… a leer la novela.