JOSÉ MARÍA EGEA SÁNCHEZ

El pasado viernes 15 de febrero en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Bullas tuvo lugar la presentación del proyecto “Impulso de comedores escolares sostenibles y saludables” mediante el cual se quiere fomentar el uso de productos locales de agricultores cercanos y ecológicos en los centros del municipio.

Detrás de este proyecto encontramos:

Del Campo al Cole es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la promoción de la Alimentación Escolar Sostenible. Desde esta plataforma se ve a los comedores escolares como un motor de cambio hacia un modelo alimentario que se guíe por criterios ecológicos, de proximidad y de justicia social hacia las personas que producen los alimentos. Al mismo tiempo, considera que el comedor escolar debe ser un espacio educativo más y la alimentación un contenido fundamental del currículum.

Plataforma Padres y Madres por un Comedor Escolar Público en Bullas se crea a raíz de la inquietud respecto a la ausencia hasta ahora de un comedor de titularidad pública en el municipio de Bullas. Su objetivo es poder ofrecer a sus hijos e hijas la posibilidad de acceder a un servicio público de comedor basado en un tipo de alimentación que usa productos de la zona, de carácter ecológico, promoviendo una alimentación saludable y haciendo de este proyecto eje vertebrador de una sociedad que se preocupa por el medio ambiente y que busca revitalizar la zona contando con todos los actores implicados para fomentar la riqueza en nuestro municipio, en nuestra comarca y en nuestra región.

Red de Agroecología y Ecodesarrollo es una asociación sin ánimo de lucro, cuya finalidad es la de contribuir a la diversificación del medio rural, tomando como base la Agroecología y el Desarrollo Sostenible. Desde su constitución, en 2005, ha focalizado sus actuaciones en el fomento de la producción y consumo de alimentos obtenidos mediante técnicas agroecológicas y distribuidos en circuitos de proximidad.

Entre sus actividades destaca la organización de numerosos congresos, jornadas técnicas, ferias de biodiversidad, talleres, exposiciones y degustaciones de variedades locales. En 2008, colaboró con la Sociedad Española de Agricultura Ecológica en el proyecto “Agricultura Ecológica Fuente de Empleo Rural”, en el marco del programa de emplea verde, de la Fundación Biodiversidad. En 2011 fue beneficiaria del proyecto “Valorizacion de la Biodiversidad Agraria y la Cultura Campesina”, concedido por el GAL Integral, en el marco del progama LEADER +, con el objetivo general de promover la Agroecología como motor principal de Desarrollo Rural Sostenible en el centro y noroeste de la Región de Murcia. La asociación ha sido contratada por el Observatorio EcoCampus como agente de innovación.

BioSegura es una asociación de productores y consumidores de productos ecológicos. Su principal actividad es la promoción del consumo de productos ecológicos. Es parte integrante de REAS Murcia (Red de Economía Alternativa y Solidaria) y del Sistema Participativo de Garantía de la Región de Murcia. A su vez, organiza las Jornadas de puertas abiertas en las fincas y empresas que les abastecen, llevan a cabo cursos de agricultura ecológica, promueve y participa en las reuniones de pequeños productores agroecológicos del Sureste, y colabora con la red de Permacultura del Sureste y en los Encuentros de Ecoaldeas.

Como justificación y marco conceptual de este proyecto, debemos decir que la demanda de comedores escolares sostenibles y saludables se perfila como una realidad emergente, que se conecta con la creciente preocupación social por las implicaciones en la salud, la economía, el modelo territorial y el medio ambiente del funcionamiento del sistema agroalimentario. Un asunto que ha ido ganando presencia en la esfera pública y en la agenda política, especialmente tras la firma en 2015 del Pacto de Milán por las políticas alimentarias urbanas. El Pacto plantea cuestiones clave en torno al fomento de la alimentación sostenible y el impulso de las producciones locales. El fomento de patrones de alimentación saludable en los comedores escolares debería ser considerado por la administración una prioridad estratégica.

Existen diversos proyectos europeos (Foodlinks, EUPOPP, URBACT, INNOCAT…) que han identificado criterios de éxito y recopilado un abanico de Buenas Prácticas que pueden ser inspiradoras para las ciudades y regiones que quieran comenzar a introducir cambios en su compra pública. Como rasgos comunes de los casos destacados se pueden identificar los siguientes:

  • Producción ecológica: se fija un porcentaje mínimo que debe ser justificado mediante certificaciones oficiales.
  • Cambio en los menús: priorización de alimentos frescos y de temporada, reducción de consumo de carne, reducción de fritos y cocción a altas temperaturas, opciones vegetarianas, consideración de diversidad cultural.
  • Origen y calidad: se establecen referencias al etiquetado (Indicación Geográfica Protegida, Denominación de Origen Protegida, etc), al tiempo de servicio y reposición de frescos, o a tiempos de transporte.
  • Gestión ecológica: cuestiones de eficiencia energética del transporte y de los equipos, uso de productos de limpieza ecológicos, menaje reutilizable, reducción de embalajes, reducción de desperdicio y reutilización.
  • Responsabilidad social: contratos en lotes para favorecer el acceso a pequeña y mediana empresa, comercio justo.

En el caso de Bullas, esta iniciativa se gestó en el siguiente contexto.

El municipio de Bullas cuenta en la actualidad con tres centros escolares de infantil y primaria de titularidad pública que no cuentan con el servicio de comedores escolar.

A raíz de esta situación, padres y madres de los distintos centros solicitan a la Consejería de Educación de la Región de Murcia la prestación de dicho servicio.

Entre las distintas modalidades que permite la normativa autonómica sobre la gestión de los comedores escolares, se contempla la firma de convenios entre la Comunidad Autónoma y los municipios, para transferirles la competencia de este servicio.

La “Plataforma de Padres y Madres por un Comedor Escolar Público en Bullas” se muestra interesada en promover esta opción, ya que consideran que puede favorecer el consumo de productos de proximidad y ecológicos, impulsar un modelo más saludable y sostenible, al mismo tiempo que permite una mayor participación de la comunidad escolar en la gestión del servicio y en el proyecto pedagógico del comedor.

Fruto de ello, entablan contacto con el Ayuntamiento de Bullas para explorar el interés del municipio en la gestión del servicio. Se entrega a Concejalía de Educación una propuesta estructural para su valoración.

Como elementos que favorecen dicho modelo, cabe mencionar que en la actualidad el municipio de Bullas cuenta con un servicio de restauración municipal, que abastece a la residencia pública de ancianos y además, dispone de un servicio de transporte escolar que sufraga el Ayuntamiento.

Con este proyecto se pretende impulsar un modelo de Comedor Escolar que promueva una Alimentación Sostenible para el municipio y para la Región de Murcia, impulsando la compra pública de alimentos con criterios ecológicos, de proximidad y estacionalidad.

Además se quiere promover una alimentación saludable para los niños y niñas que asisten a los colegios públicos de Bullas, mediante la utilización de productos frescos, sin agrotóxicos, y estableciendo una dieta equilibrada, que incentive el consumo de verduras y legumbres, y minimice el uso de alimentos procesados, fritos y azucarados.