La revista cuenta con unas 30 páginas de artículos, crónicas y datos documentados sobre el municipio.  Así, se pueden encontrar algunos textos como el de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno del año 1795 que se perdió durante la guerra civil española, o el de las «Alcoholeras de la Placeta de Carreños» del antropólogo Juan Pedro García, así como sobre la sindical o sobre el militar y naturalista Juan Sánchez Cisneros, un bullense que vivió en el reinado de Fernando VII.

También nos encontramos con otros escritos como el del concepto de Patrimonio Cultural, sobre las Venus de Bullas, documentación de la historia de Bullas a través de su causa general, una escritura publicitaria de la Torre de la Iglesia de Ntra. Sra. del Rosario sobre sus campanas, del «lugar de Bullas» a la Villa de Bullas y una crónica de la transición en Bullas.

Finalmente, en la revista también aparece un anuario cultural de 2018 a doble página en donde se recogen algunas de las actividades culturales, las más destacadas dentro de la programación del año pasado.

Para el concejal de Cultura «la apuesta por la conservación del patrimonio de Bullas es clara» y puso de manifiesto que «Bullas es un pueblo fundamentalmente cultural», definiéndolo con tres adjetivos que son vitivinícola, natural y cultural. «Base de nuestra  idiosincrasia, del modelo que hemos ido forjando a lo largo de los años» destacó Espín que señaló «la importancia de conocer nuestro pasado, nuestro patrimonio y nuestras señas culturales de manera que podamos hacerla nuestra, amarla y protegerla».  Terminó dando las gracias a la Comisión de Patrimonio de la Mesa de Cultura y a todos los que han hecho posible que esta segunda revista sea toda una realidad.