MICAELA FERNÁNDEZ

A pesar del frío y del fuerte viento, los muleños siguieron fieles a la tradición y participaron en la presentación de los niños nacidos durante el año y madres gestantes a la imagen del Niño de Mula en su ermita en el paraje del Balate.

Coincidiendo con el primer domingo del mes de febrero y con motivo de la celebración de la festividad de la Candelaria, a las 12 del mediodía tenía lugar una misa tras la que se presentaba a los niños y madres gestantes al Niño recibiendo la bendición, acto que presidía el párroco de Santo Domingo de Gúzman, Joaquín Miguel Hernández.


La Hermandad del Niño del Balate obsequió a los asistentes con una estampa con la imagen del Niño y dulces elaborados por las hermanas clarisas.