JAIME PARRA

“La unión musical Banda Villa de Bullas ha realizado un trabajo encomiable y digno de mención. Una banda compuesta por unos veinte músicos entre 12 y 14 años y, si subimos la edad a los 17, se conforma ya el 80% de la banda, que han estado al pie del cañón ensayo tras ensayo con el fin de disfrutar de la música a nuestro máximo nivel posible. De este certamen me quedo con la consecución de los objetivos marcados, que fueron, disfrutar del proceso en cuanto a música y convivencia, subir nuestro nivel y gozar el día de la actuación, todo cumplido con creces”.

Así valoraba su joven director, Víctor Rodrigo, la actuación el sábado 12 de noviembre  en el Certamen Nacional de Bandas de Música de Murcia que se celebró en el Teatro Romea, y en el que también actuaron las bandas de Blanca y de Pilar de la Horadada.

Fue siete años después de su última actuación en el mismo Certamen, y esta vez se trajeron para Bullas un segundo puesto. Un premio, que no es pequeño, aunque sí fuese una gran decepción para los integrantes de la Unión Musical, “porque hace poco menos de un año”, cuenta Lázaro Amor, “tuvimos que dar un pequeño paso atrás. Pensamientos de tensión, incertidumbre y angustia sobrevolaban nuestras mentes. Muchas sensaciones que, si no estás viviéndolas, no las puedes describir. Se decidió continuar y dar entrada a mucha gente joven y con ganas de hacer música, y no por ello empequeñecieron nuestras aspiraciones, sino que siguieron intactas. «Echamos papeles» al ya nombrado Certamen, en el que no solíamos tener suerte en los sorteos, pero, justo este año, salimos. Nos enfrentamos por lo tanto a un gran reto, quizá el mayor al que nuestro director se había enfrentado hasta la fecha. Muchas horas de ensayo, esfuerzo, compromiso y planificación para darlo todo el día 12 de noviembre.

De ninguna manera la decisión tomada meses antes fue una equivocación, y así lo demostró nuestro director levantando a cada chiquillo al final del concierto”.

La banda, que se fundó en 1998 y cuya presidenta desde 2010, es Juana María Collados, tocó “The Witch and the Saint”, de Steven Reineke como obra obligada y, como obra libre, “The legend of Flathead Lake” de Carl Wittrock.

Este mes, tras su brillante actuación en el Teatro Romea, aún tendremos oportunidad de ver a la Unión Musical Villa de Bullas en pasacalle en honor a Santa Cecilia el 20 de noviembre y el 26 celebrar el concierto en honor a Santa Cecilia a las 20:00 horas en el auditorio de la Casa de la Cultura de Bullas, un concierto al que precede la tradición de recoger a los nuevos músicos en su casa.

La Unión Musical Villa de Bullas ha querido dar las gracias “por todo el calor que recibimos y seguimos recibiendo, a todas nuestras familias que nos apoyan cada día, a nuestros compañeros de la Coral Villa de Bullas, al Ayuntamiento de Bullas, en especial a Antonio José, por toda su disposición para todo y, por supuesto, siempre con una sonrisa en la cara, a nuestro director Víctor Rodrigo García, sin ti no sería posible tocar así, por tus ganas de trabajar y seguir creciendo”.

Desde aquí nos sumamos a los reconocimientos con las palabras de otra de sus músicos, Paqui Sánchez: “Enhorabuena a todos mis compañeros por ese segundo. Y, con el permiso de los más «mayores», mi doble enhorabuena para esos pequeños que no llevan ni un año en esta familia y han estado ahí como los que más. Y, cómo no, mi última enhorabuena para nuestro motor, nuestra brújula, el mayor culpable del gran nivel obtenido estos meses, nuestro director Víctor Rodrigo. Gracias por dejarte la piel para que esta agrupación crezca cada día más, eres muy grande”.