JAIME PARRA

Entrevistamos a Pedro Manuel Martínez Bermúdez (Peter Martín), quien en un año de debuts literarios en nuestra comarca, en los que predominan la novela romántica o fantástica, él se ha lanzado por los caminos del thriller con “La guarida del demonio”.

¿Para qué escribe Pedro Manuel?

 Cuando escribo ficción, lo hago para evadirme de la realidad y sumergirme en un mundo en el que yo puedo hacer y deshacer según mis deseos. Sin embargo, también me gusta escribir artículos de opinión para denunciar hechos que considero injustos. Tengo esa dualidad a la hora de escribir.

¿Qué recuerdos guarda de la presentación de su novela?

Guardo recuerdos que nunca olvidaré como los preparativos que tuvimos que hacer para que se llevara a cabo (reuniones con el Concejal de Pedanías, personal de la Biblioteca Pública…). Ha sido mi primero presentación, por lo que todo era nuevo para mí, no sabía como actuar pero, gracias a María José y Conchi, todo salió muy bien. Al mismo tiempo, también guardo un sabor amargo, ya que me acordé de personas que no pudieron estar presente y sin las cuales nada hubiera sido posible. Nunca me imaginé a mi mismo haciendo una presentación de un libro escrito por mí, ya que siempre me ha dado pánico hablar en público.

Sin desvelar mucho, ¿de qué trata su novela?

Hay dos hilos argumentales en la novela. El primero es el robo de una documentación muy importante que se encontraba en el Arzobispado de Sevilla. Por otra parte, una pareja está interesada en comprar una casa situada en un pequeño pueblo sevillano, la cual guarda una leyenda que ha pasado de generación en generación. Según la creencia popular, está habitada por el Demonio y cualquier persona que ose pasar una noche allí morirá. Al día siguiente los dos jóvenes son hallados muertos. El caso será investigado por una subinspectora recién llegada a la capital hispalense, la cual también tendrá que luchar contra algunas conductas machistas que hay en su lugar de trabajo.

¿Qué escritores le han influenciado?

 Mi primera novela me llevó tres años, desde 2006 a 2009, periodo donde Dan Brown gozaba de gran popularidad. He de reconocer que me influyó bastante en ese tiempo. Sin embargo, ahora me decanto más por escritores como Ken Follet, Stig Larsson o Jerónimo Tristante, quien sabe trabajar muy bien el género policial con la novela histórica.  También me fascina Agatha Christie y sus dos grandes personajes: Hercules Poirot y Miss Marple. Para terminar, Gustavo Adolfo Bécquer, el gran escritor del Romanticismo español, él fue el gran exponente de esa corriente en nuestro país, con todas sus virtudes, fue realmente un alma atormentada por el desamor.

Ya que nos acercamos a la Navidad, ¿algún libro que recomendaría a los lectores?

 Hay unos cuantos. El primero “Los Pilares de la Tierra”, soy consciente del gran volumen de páginas que tiene, pero, siendo yo un apasionado de la Historia, lo encuentro realmente fascinante, ya que puedes imaginar la vida de una persona en la Edad Media. Por otra parte, cualquier libro de la trilogia “Millenium”, de Stig Larsson, aunque recomiendo empezar por “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Pero si queremos leer algo con menos páginas, “Diez negritos” de Agatha Christie, la reina de la novela policiaca.

Para finalizar, un clásico que es atemporal: “Rimas y Leyendas” de Bécquer. Soy un apasionado de este escritor, el cual combina la narrativa y la poesía con una gran maestría. Inconscientemente la leyenda “La Cruz del Diablo” influyó a la hora de escribir una parte de mi novela.

¿Por qué ha apostado por la autoedición para su primera obra publicada?

 Es la mejor opción para un escritor novel, ya que no te pide el pago de una cantidad mínima por la primera edición, Amazon simplemente imprime por pedidos, tanto si es uno como si son 100. Aparte, tienes completo control de tu obra, tú eres quien marca el precio, fecha de lanzamiento, etc. Además, tienes a tu disposición la que puede ser la mayor tienda virtual del mundo.

Sin embargo, debes ser tú quien lo haga todo, desde maquetación, diseño de portada, publicidad, etc. Todo esto puede representar un gran inconveniente, pero a la larga todo se compensa.

Me comentaba que también prepara un libro de relatos, ¿en qué genero se siente más cómodo?

 Me siento muy cómodo escribiendo novela policiaca, me gusta mantener al lector enganchado hasta el final, siempre intento terminar el capítulo con mucha intriga. Escribir un libro de muchas páginas te puede llevar mucho tiempo, pero al final lo sientes como si fuese un hijo tuyo, le tomas hasta cariño por todos los quebraderos de cabeza que te ha dado.

No obstante, he descubierto el placer que da el escribir un relato corto, donde todo es más concreto y  se reduce a un par de personajes y un lugar y trama precisos. Al contrario que la novela, este género puede ser más cómodo ya que no demanda tanta información y tiempo.

Debo también confesar que me encanta la poesía, Aunque últimamente no la trabajo mucho, cuando era adolescente quedé segundo en un concurso comarcal y la obra se publicó en el primer número de El Noroeste.

Háblenos un poco de este nuevo libro en preparación.

 Desde que terminé mi primera novela, he escrito una serie de relatos cortos, los cuales no tienen nada que ver con el género negro. Cada uno de ellos representa un aspecto de lo que las relaciones de pareja puede ser: el primer amor, las dudas después de muchos años de matrimonio, la maldita violencia doméstica, etc. Me gustaría no encasillarme en un solo género o con unos determinados personajes, ya que eso me haría muy dependiente. Aparte, tengo ya pensadas las tramas para mi tercera y cuarta novela, aunque todavía son ideas. Además, el año que viene también quiero publicar la versión en inglés de mi primera novela, estoy trabajando en su traducción. 2022 va a ser un año muy ajetreado.

¿Tiene alguna manía como escritor? ¿Dónde y a qué horas le gusta escribir?

 Me gusta escribir completamente encerrado en mi despacho escuchando música de fondo, muchas veces tengo ideas para nuevas historias al escuchar determinadas canciones. Hace poco, al escuchar la  canción “Home by the sea” de Genesis, se me vino a la cabeza la idea para otro relato corto.

Me siento más inspirado por la noche, con la tranquilidad y el silencio que transmite, aunque siempre llevo conmigo una libreta y un bolígrafo para apuntar cualquier idea que se me ocurra.

Como dato curioso, cuando estaba escribiendo un capítulo de mi primera obra, escuché dos canciones, las cuales aparecen en la trama.