PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Peter Allen Greenbaum (29-10-1946, Londres-Inglaterra/25-07-2020, en el mismo lugar de nacimiento), compositor, músico y productor de rock y blues, artísticamente conocido como Peter Green, de enorme popularidad internacional por haber sido el sucesor de Eric Clapton en “John Mayall & The Bluesbreakers”, además de fundador y pilar esencial en la intercontinental banda “Fleetwood Mac”. En 1966, se integró entre los acompañantes de Peter Bardens. Un año después, ya era plantilla en el grupo de John Mayall, tomando parte en las grabaciones de “A hard road”. Mediado 1967, funda Fleetwood Mac, con el orgullo de poderle llamar “banda propia”, en la que era compositor, vocalista y guitarrista. Su permanencia en el grupo, no obstante, solamente duró tres años, retirándose en 1970. Ciertos medios informaron que le habían despedido sus compañeros de formación por sus problemas de salud mental.

Esquizofrenia.- Inició, entonces, carrera en solitario con el plástico titulado “The end of the game”, mientras que, durante sus primeros años de “soledad”, colaboró en diversos álbumes de diferentes y muy prestigiosos artistas, misión que mantuvo hasta 1973. Discurría la segunda mitad de los ’70 cuando se le diagnosticó esquizofrenia, lo que le mantuvo en habitaciones hospitalarias durante largas temporadas, hasta que, en 1979, reactivó su trayectoria como solista. En los años iniciales de la década de los ’80, lanzó cinco álbumes de estudio para, nuevamente, retirarse de la música, en 1984, quedando inmerso en una vida de ermitaño. Llega 1991 y es cuando su familia aborda el problema de su rara forma de vida, lo que animó la formación de “Peter Green Splinter Group”, banda que, durante sus casi diez años de existencia, ofreció siete álbumes de estudio y uno en directo, hasta que, en 2004, Green puso un fin repentino y brusco al proyecto. Ofreció, entonces, ligeras y muy esporádicas presentaciones, registrándose, en 2010, su aparición pública postrera como profesional de la música.

Creativo.- Su trayectoria es mucho más convulsa, intensa y próspera, pero imposible de detallar en el espacio disponible. Gran músico, hombre creativo, enamorado de su profesión, inconformista siempre, dolido con su problema clínico y continuamente animado a emprender nuevas metas, gozó de gran repercusión internacional y pudo presumir, aunque nunca lo hizo, de haber pasado por las formaciones más señeras del mundo, amén de aquellas en las que pudo participar, pero no buscó tal suerte. Considerado como una de las figuras más brillantes y representativas del blues británico, a lo que añadía un notable “vibrato, haciendo sencillo su estilo, pese a su complejidad, lo que le colocó entre los guitarristas más creativos y originales que ha dado el territorio británico, en su conjunto. Entre sus muchos premios, galardones y reconocimientos, que no nos cabrían por abultados, cabe mencionar su inclusión en el puesto número 58 de la lista de los guitarristas más grandes de todos los tiempos, en la selección que, a tal efecto, realiza la prestigiosa revista musical especializada “Rolling Stone.

Durmiendo.- No obstante, en junio de 1996, la no menos distinguida revista “Mojo”, en sus votaciones, eligió como tercer mejor guitarrista de todos los tiempos a este gran músico que, a los 73 años, falleció pacíficamente mientras dormía.