Ana María VACAS

Sus primeras rutas eran guiadas por su abuelo Pedro José Salcedo, conocedor de los montes y laderas donde pasaba tiempo recorriendo  este entorno privilegiado; así, llevando de paseo a su nieto por donde años antes su hermano Fernando “El Corderas” pastoreaba con los animales en la postguerra, le inculcó la vocación  y el respeto por la naturaleza. Su buena disposición para pasar largas tardes buscando resquicios del pasado, le dotaron de precisión para reconocer aquello que hasta ahora le era totalmente desconocido.

Abrigo de Justo

Abrigo de Justo

Mientras cursaba Filología Inglesa, publicó el libro La Trama del Lenguaje (2004), ensayo sobre lingüística,pero su vocación por el patrimonio lo va haciendo encaminarse a otros territorios más prácticos, con su idea de vida “institucionalizada” en la que no se ve representado. Director de ocio y tiempo libre, guía titulado en senderismo y arte rupestre, son algunas de las variantes profesionales en las que se identifica y encuentra más cómodo,  pero donde hoy día tiene un puesto reconocido es como estudioso  especialista dentro del campo del Patrimonio Cultural, sea dicho de paso, merecido por su trabajo y sus ideas precursoras de muchos de los proyectos más ambiciosos en este ámbito.

Desde 2008 está presente junto al profesor Walker, eminencia internacional en   el ámbito de la paleoantropología, en las excavaciones que muestran el fuego y el hacha más antiguas de Europa, en la Cueva Negraen la Encarnación… Estos descubrimientos avivan su interés de manera obsesiva por el arte rupestre y la prehistoria, utilizando la fotografía como instrumento de documentación  influenciado por investigadores de la talla de Anna Alonso Tejada y Alexandre Grimal, quienes le apoyan en primera instancia. En el año 2012  comienza la iniciativa de crear una revista de información científica arqueológica, llamada Orígenes y Raíces; este mismo año descubre el Abrigo de Salcedo,   dedicándole a su abuelo la toponimia y posteriormente el hallazgo de la Abrigo de la Peña Rubia de Caravaca,donde se encuentran dos tipos de arte superpuestos prehistóricos: levantino, asociado a la etapa epipaliolítico o neolítico, y arte esquemático datable en el neolítico final. Al  poco tiempo descubre las pinturas de la Cueva de los Emboscados, y debido a la importancia de sus hallazgos es animado por los técnicos de la Comunidad Autónoma para formalizar el proyecto con un equipo multidisciplinar  de investigación con más compañeros, entre ellos Bernardo Robles o Cristina Sobrado entre otros compañeros, sucediéndose los hallazgos en toda la zona, Inazares, la Encarnación, Villa Fuerte, entre otros.

Fue en 2012 también, cuando, incansable, forma junto a otros compañeros como Silvia Martínez Muñoz y Jon Ortega, la asociación  Sociedad de Estudios Historiólógicos  y Etnográficos, de las tierras Altas del Argos, Quipar y Alhárabe, que en pocos años pasa de ser un proyecto de barrio, a establecerse como proyecto regional de referencia, comenzando la actividad en diferentes municipios, tanto a nivel de investigación como de difusión del patrimonio. Paralelamente comienza a realizar un archivo documental gráfico por el cual será posteriormente reconocido; esta laboriosidad en la documentación y registro de Bienes Culturales nunca anteriormente se había realizado con una metodología científico técnica y la aplicación las tecnologías 3D; esta recopilación deriva en un ámbito tan singular como la documentación gráfica del patrimonio en la que se sumerge profundamente porque cree en la necesidad de una formación que sirva de vehículo para la defensa y recuperación  de los Bienes Culturales de los pueblos, su puesta y mantenimiento en valor. Hay una larga trayectoria de la defensa de los ecosistemas naturales, del medio ambiente, pero sin embargo hasta este momento  no existe ningún proyecto que sirva educacionalmente para formar personal especializado en este aspecto. Atendiendo a esta necesidad de la existencia de la figura del “educador patrimonial”, Pedro se dedicará a desarrollar distintos proyectos que ayuden a encauzar de forma efectiva la parte didáctica, desde adaptaciones a la comunidad escolar de programas de Educación Patrimonial, montaje de talleres educativos y de arqueología experimental, colaboración con Informajoven en distintos consistorios y municipios, y representación real de la forma de vida de otras épocas para  disfrutar con visitas guiadas.  A la par realiza una recopilación documental sobre la memoria histórica de Caravaca, publicando el libro Guerra Social en Caravaca, 1934-1942. También completa su formación universitaria con los cursos de postgrados de la Univ. de Alicante de Especialización en Virtualización del Patrimonio y en Restauración Virtual.

Desde 2015, forma parte de la Junta Directiva de las Asociación Nacional de Dibujantes e ilustradores de Arqueología ADARQ, la cual reúne a los mejores especialistas de todo el país y mantiene una actividad de ciencia, arte y técnica, título de la última exposición que conmemora su III aniversario, con treinta  obras seleccionadas, que se expondrán en la Región de Murcia en colaboración con la Asociación.

A través de su enorme interés entra en contacto con  tecnologías avanzadas como la Fotogrametría, que se basa en la obtención de imágenes 3D a través de fotografías. Impresión 3D, realidad virtual y realidad aumentada, video maping, desarrollo de accesibilidad para invidentes con técnicas de obtención de modelos digitales sobre el terreno con software libre y figuras rupestres impresas en 3D; importantísimo el avance de la edición del mapeado de texturas en abrigos rupestres, que presentan las pinturas que a simple vista el ojo humano no puede ver, gracias a algoritmos y combinaciones de los colores; y otras técnicas que ayudan a los investigadores a poder llevar el arte rupestre al alcance de todos y que se nutren de propuestas e ideas de Pedro, utilizadas por seguidores, tanto en redes sociales como en conferencias o charlas y expediciones por todo el territorio nacional.

Teresa Fernández Azorín es Licenciada en Historia e Intensificación en Arqueología, Historia Antigua y Prehistoria  por la Universidad de Murcia, ha trabajado desde el año 2005 excavando e investigando en numerosos proyectos e innumerables intervenciones arqueológicas hasta hoy.  Se involucra desde 2014 en la asociación, donde desde su inicio toma las riendas como Presidenta y directora de proyectos deinvestigación, ayudando a acercar al público en general numerosos proyectos donde desarrolla su creatividad para hacerlos accesibles para las personas no especializadas, que son las que necesitan una información adecuada para el respeto y disfrute delPatrimonio. Trabaja en mejorar el ambiente de los museos, aprendizaje de la Historia, acercar los yacimientos y el modo de vida en la antigüedad a la personas intentando educar desde la comunidad escolar y juvenil.

Llega a Caravaca impresionada por el patrimonio de esta ciudad y con sumo interés por conocer el pueblo del cual procedía su bisabuelo. Así conoce a Pedro con quien  comparte numerosas ideas además de pertenecer a la misma  Asociación.

Al no existir institucionalmente el concepto de educación del patrimonio deciden ambos empezar a proponer proyectos para llevar a cabo un engranaje educativo que siga una metodología, evaluable, y formalpara Centros Educativos; no formal, en colaboración con otras asociaciones y entidades; e informala través de mercadillos y otros eventos. Esta última variante educativa “informal” es la que puede usar por ejemplo un artesano en situación de analfabetización, peroque pueden transmitir una información de oficio tan verídica y real que deben de tener presente. Con este organigrama comienzan a impartir cursos, charlas, e innumerables actividades para crear la figura del educador patrimonial.

Desde 2015 colaboran activamente en la difusión del yacimiento arqueológico de la Bastida de Totana, yacimiento de la cultura argárica, una de las grandes ciudades de la Edad de Bronce (prehistoria final) mediante talleres, campeonatos, exposiciones, y su producto estrella, “visitas guiadas teatralizadas”, en lasque veinte actores contextualizan la visita al yacimiento arqueológico, interpretando a los investigadores y a la gente que poblaban cada habitáculo del yacimiento.

En 2016  realizan en un descubrimiento que les lleva a salir en todos los medios nacionales e internacionales, recogidos por la revista National Geographic, el hallazgo de las pinturas del Abrigo del Justo en Mula, el cual contiene arte esquemático de dos momentos distintos; pinturas con figuras atropomorfas oculadas y trazos rojos de tipo ramiforme, asociadas a culturas que habitaron nuestras tierras entre el Neolítico y la Edad de los Metales.

Los continuos hallazgos ponen de manifiesto en la región el nivel de formación de nuestros investigadores, los  últimos hallazgos en el territorio Rio Mula, Valle de Ricote y norte de Sierra Espuña, añadidos a los del Noroeste y Nerpio, han aumentado la actividad de la Asociación  Sociedad de Estudios Historilógicos  y Etnográficos, consiguiendo ser un referente de investigación y difusión anivel estatal.

Ambos, inmersos en la comunidad científica y lo sociocultural (como elmatrimonio Curie), son dos talentos dentro de este ámbito, cada uno ha llegado a este    punto de especialización de una manera diferente, pero el mundo del patrimonio les ha acercado para bien de todos aquellos que amamos la cultura. Y señores, los yacimientos arqueológicos, las pinturas rupestres (que son Patrimonio Mundial de la Humanidad), incluso la documentación que nos ayuda a comprender losmisterios de la historia y la prehistoria, aprendamos a respetar y contribuir a su conservación como se merece.