JAIME PARRA

Tres horas de entrenamiento diarias, la flexibilidad y el talento natural, las enseñanzas de sus entrenadoras y el ejemplo de su hermana han convertido a Paula Sánchez Aznar en una campeona.

Paula Sánchez Aznar

La gimnasta perteneciente al Club de Gimnasia Rítmica Ciudad de Cehegín ganó el pasado fin de semana en San Javier el campeonato regional individual.

Como desde que entró en este club con 7 años siguiendo los pasos de su hermana María, otra gimnasta superdotada, Paula, que tiene ahora 14 años y duda si se decantará por el estudio del Derecho, no para de obtener medallas. Su sueño, proclamarse Campeona de España.

¿Cómo consigues que desaparezcan los nervios cuando sales al tapiz?

Tengo como un “ritual” como por así decirlo en el que hago siempre lo mismo antes de salir, respiro profundo tres veces cuando dicen mi nombre para dejar los nervios y pisar el tapiz con la mayor fuerza posible

Competir sola no es lo mismo que con compañeras, en conjunto si falla una es como si hubierais fallado todas, pero en individual en mi experiencia me siento más libre, puedo ser yo al 100% porque en conjunto debemos ir todas iguales y movernos iguales, el individual es cómo que pasas el montaje a tu terreno y lo haces tuyo.

¿Qué recuerdas de tu primera competición?

Recuerdo que éramos un conjunto de 4 y éramos muy pequeñas, hablabamos entre nosotras antes de salir porque no sabíamos ni lo que eran los nervios, nos gustaba tanto la música el montaje que no podíamos pensar en otra cosa que no fuera eso y salimos al tapiz y demostramos que si era verdad que no sabíamos lo que eran los nervios todavía

¿Cómo quedasteis?

En ese conjunto siempre quedábamos primeras en todas las competiciones.

En pleno ejercicio

¿Te dio tu hermana algún consejo?

Más que dármelos ella, era yo la que siempre le preguntaba, me gustaba mucho tenerla de referente y verla competir, a veces la imitaba en todo lo que hacia tanto en el tapiz como fuera.

Me encantaba que me contara todas sus experiencias y así aprender yo de ella

¿Cuál es tu punto fuerte y en qué crees que puedes mejorar?

Mi punto fuerte es la flexibilidad sin duda, aunque creo que el manejo de aparato lo he ido mejorando bastante con el tiempo.

En lo que sé que puedo mejorar es la ejecución que básicamente es estirar los pies, rodillas e ir haciendo el montaje lo más limpio posible y estirada. La ejecución también la he ido mejorando pero todo es cuestión de trabajarlo diariamente e ir creciendo con ello.

¿Entrenamientos o competición?

Me gustan mucho las dos cosas, entrenar es el proceso de todo y competir es ver todo el trabajo reflejado. Entrenar para mí es muy importante, es una competición diaria en la que tienes que superarte a ti misma y ponerte retos personales .

Competir es donde más disfruto, siempre digo que con disfrutar a mi ya me vale, no quiero salir al tapiz y no disfrutarlo.

¿Alguna gimnasta que admires?

Alina Harnasko de Bielorrusia.

¿Qué dirías a los hombres que piensen que éste es un deporte “de chicas”?

Las cosas ya no están como estaban antes, cada ves son más los chicos que practican este deporte, y a mi sinceramente me gusta más que algunas chicas , yo les diría que sin duda se apuntarán y que seguro les iba a ayudar mucho.

¿Alguna anécdota que recuerdes?

Siempre me acuerdo de el campeonato de España de Guadalajara 2018 individual, no lo hice muy bien, estaba nerviosa y las cosas que nunca fallaba las fallé.

Pero cuando fui al hotel y vi a todas mis compañeras corriendo a abrazarme, se me pasó completamente el enfado que tenia conmigo misma.

¿Cómo se siente al clavar un ejercicio y ver al pabellón puesto en pie?

Es increíble, es sinceramente lo que más me gusta y lo que más me ha gustado siempre de este deporte.

Entre estudios y entrenamientos, ¿te queda tiempo para alguna otra afición?

Más que no quedarme tiempo, prefiero centrarme en esas dos cosas y en mi familia y amigos.