ANA VACAS

La mayoría de los jóvenes no se dan cuenta de cómo ha sido su infancia hasta que no le realizas la pregunta. Su respuesta incluso les puede resultar incluso sorprendente. Nuestra artista de hoy ha tenido la suerte de criarse en una familia rodeada de cariño, considerando que esos primeros años fueron bastante felices; a pesar de reconocer que tenía pocos amigos porque era muy tímida, en su casa y a sus anchas se sentía muy cómoda, donde podía desarrollar juegos que se le iban ocurriendo.

Patricia Ruiz Rodríguez

Patricia Ruiz Rodríguez

Estudio en el colegio de primaria Isabel la Católica, y posteriormente en el IES Ispizua Belmonte. Nunca se planteó seguir el camino artístico, a pesar de que sus padres intentaron convencerla siempre; ellos habían pintado durante muchos años y por supuesto conocían los beneficios de las artes. El desencadenante para que se interesara fue una profesora que la animo a pintar en cuarto de la ESO, entonces fue como si se desatara todo lo que llevaba contenido en su cuerpo y mente. Pero no se decidió a coger el camino oficial de las artes hasta que un profesor desprecio su trabajo; ella lo asumió de la mejor manera intentando superarse, su amor propio fue su mejor aliado para llegar donde ahora mismo se encuentra artísticamente hablando. Comienza sus estudios en otro centro de bachillerato en la opción artística IES Justo Millán, dirigiéndose una vez superado hacia la Escuela de Arte de Murcia en la especialidad de Escultura, por considerar que es donde mejor se aprende Escultura, graduándose posteriormente. Patricia piensa que en las Facultades de Bellas Artes se está perdiendo la escultura, está catalogada como un clásico que hubiera pasado de moda.; esto ocurre en facultades tan prestigiosas como la de Cuenca, Murcia, Altea o Valencia que se enfocan más hacia las performances, las cuales no hay que quitarles importancia, pero debería estar compensado.

El artista para vivir en el mundo del arte generalmente tiene que renunciar un poco a su obra original y centrarse a lo que generalmente piden las galerías y que, en algunas ocasiones, invitan amablemente al autor a realizar un tipo determinado, aunque no esté dentro de su registro artístico. Muchos de ellos no tienen otras posibilidades para mantenerse, por ello entran en los juegos comerciales. Ella personalmente no hace critica destructiva de ello, pero tiene la suerte de estar en el principio de su carrera y todavía se puede permitir seguir investigando para así encontrar su identidad. Cree como buen artista que, en las presentaciones o ferias, siempre se intenta innovar. Ahora que es joven todo le parece nuevo y llamativo, por lo que considera que se debería dar la oportunidad a los nuevos artistas, permitiendo que esta nueva visión mas rejuvenecida pueda experimentar, la mayoría de los artistas de su generación coindicen en ello.

Amante de la pintura tanto como de la escultura, incluso de la fotografía, aunque en esta última no ha profundizado tanto hasta ahora. Todos los días realiza un pequeño dibujo, un pequeño experimento, un boceto para una escultura, etc. debe mantener una continuidad y trabajar en ello a diario, a veces las ideas surgen de la oportunidad de sentarse y pensar un rato en ello; la metódica es especialmente importante en el mundo artístico. Cuando consigue encontrar dentro de su mente una idea, y posteriormente convertirlo en boceto, le entran verdaderas ansias por llevarlo a cabo. No tiene paciencia para asentarlo, inmediatamente se coloca el mono y las botas y se pone en marcha, en la mayoría de los casos improvisando. En ocasiones incluso desesperándose por no poder concentrarse para soldar o surgen problemas como que la pieza no encaje con lo que buscaba, pero no desiste vuelve al día o a la semana siguiente, observa la pieza y nuevamente intentar que llegara a buen fin.

Ha participado en exposiciones colectivas, en el Museo de Semana Santa de Hellín (2015-2016), en la exposición en el cuartel de Artillería, (Murcia) organizada por Keyhole Art Fair (2019); en Concurso Nacional de Pintura (2019) y Concurso de Escultura OMED, Murcia (2019).

Como generalmente todos los talentos que participan en esta edición o en las anteriores, les une una cualidad muy importante para el ejercicio de su profesión, verdadera vocación de oficio. Sólo leer las palabras con que ella misma la define, me asienta en la decisión de contar con Patricia para Icon Talents, “Para mí es como el amor, el verdadero amor. Llevo con él seis años, el cual ha estado tanto en buenos como en malos momentos; me ha acompañado en mis horas más solas, me ha visto llorar y ha sido una gran vía de escape”. “Es lo que en mis días de moral baja en clase ha conseguido tenerme durante cuatro o cinco horas soldando sin parar, sin importarme el sudor o el agotamiento”.

La escultura la eligió por ser una especialidad donde sobre todo ella se siente bien, sobre todo con el metal; requiere más espacio para trabajar, instrumentos más específicos y materiales bastante pesados, pero nada es suficiente para alejarla de ella, no descartando invertir en hacer piezas más grandes para un futuro. La pintura actualmente le puede dedicar mucho más tiempo y recursos que a la escultura, ya que es menos costosa.

Como la mayoría de los jóvenes artistas, no encuentra muchas oportunidades para exponer y cuando los encuentra son todas tan específicos y meticulosos que casi siempre no es admitida con cualquier excusa que se precie. Por eso y por muchas más razones se concibió este proyecto, Estamos muy orgullosos de tenerte con nosotros presentando tus   mejores trabajos cuando llegue el momento. Bienvenida Patricia