Ya en la calle el nº 1052

Pascual Adolfo ilustra el libro “El ocaso y el alba” de Ignacio Ramos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Pascual Adolfo López ha realizado las ilustraciones para el libro de Ignacio Ramos, El ocaso y el alba. Este encargo le llegó a través del editor de la editorial Gollarín, Francisco Marín, con el que ya había trabajado en alguna ocasión.

Explica que comienza el proceso de ilustración de un libro leyendo la obra las veces que sea necesario para que las ideas vayan surgiendo. “A veces hay imágenes que te atrapan, las ves muy representativas de la historia”, dice que estas son con las que comienza a trabajar. Al ser un libro completo el proceso es más complejo y no se basa solo en la inspiración sino que hay que pensar y ahondar en las ideas. “Tienes que darle a la cabeza para montar el resto de ilustraciones, aunque es un proceso de inspiración que surge poco a poco”, reconoce.

Cuenta que en el caso de El ocaso y el alba no fue un proceso fácil porque era una historia de historias en la que hay numerosos saltos temporales. “Son personajes que hablan de su vida, me centré en observarlos a ellos, en cómo estaban”, expresa. Otro de los recursos que utilizó fue realizar las imágenes en base a las anécdotas que se narran en las historias.

Pascual Adolfo ilustra el libro "El ocaso y el alba" de Ignacio Ramos
Pascual Adolfo ilustra el libro "El ocaso y el alba" de Ignacio Ramos

El material que ha utilizado para elaborar estas ilustraciones es el lápiz, con el que reconoce que se siente más cómodo. Sin embargo, pintó la portada con acuarela. Para cada proyecto utiliza un libreta y la que utilizó para este tenía un papel que le permitía experimentar con esta técnica. Cuenta que el papel era granulado lo que le inspiró a hacer dibujos con una estética más antigua.

Pascual Adolfo ilustra el libro "El ocaso y el alba" de Ignacio Ramos
Borrador para El Ocaso y el alba | Pascual Adolfo

Para dibujar prefiere las horas de sol, ya que ve fundamental la luz natural para su trabajo. Además, le suele gustar que las obras queden un tanto inacabadas para que inviten a la imaginación del lector. “En ese proceso hay un momento que dices: ya está no quiero tocar más, es una gran decisión”, asegura. Aclara que los dibujos tienen magia y que parte de esa magia puede romperse al querer terminar como si fueran un ejercicio. “Al final pierden la gracia”, finaliza.

Pascual Adolfo ilustra el libro "El ocaso y el alba" de Ignacio Ramos
Borrador para El Ocaso y el alba | Pascual Adolfo

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco