LAURA CABALLERO ESCÁMEZ/PSICÓLOGA

El término PAS (Persona Altamente Sensible) fue creado a mediados de la década de los 90 por Elaine Aron e introducido en España por la escritora Karina Zegers. La característica principal de este tipo de personas, es que procesan los datos sensoriales de forma más profunda por la naturaleza de su sistema nervioso y esto se traduce en una mayor estimulación de los sentidos. Pero no solo ocurre con los sentidos, también estas personas presentan una gran reactividad emocional, es decir, sus emociones son mucho más intensas que la media y también presentan una mayor empatía.

Desde que Elaine Aron comenzó a investigar en los 90, han sido numerosas las investigaciones, sobre todo a nivel neurológico. Algunas de las conclusiones de estos estudios es que la alta sensibilidad está genéticamente determinada y que el cerebro de estas personas es diferente al de una persona normal, por ejemplo, existe mayor activación en determinadas áreas relacionadas con la información de los sentidos, y también en el sistema de las neuronas espejo. Las neuronas espejo están relacionadas con la empatía y con la imitación, su misión es reflejar la actividad que estamos observando. ¿No te ha pasado nunca que has ido a un espectáculo de baile y has tenido ganas de ponerte a bailar? Pues ahí intervienen las neuronas espejo y se activan de forma más intensa en las PAS.

¿Cuáles son las características de las Personas Altamente Sensibles?

  1. Empatía extraordinaria hasta el punto de incluso sufrir de forma similar a como el otro sufre. Suelen rechazar de forma absoluta películas violentas o de terror porque lo pasan muy mal con este tipo de cine.
  2. Son personas que disfrutan de la soledad, son tranquilas cuando están solas, porque se encuentran con sus emociones y consigo mismas.
  3. Como suelen sentir de forma tan intensa los estímulos y las emociones, cuando están sobreestimuladas necesitan retirarse y aislarse.
  4. Les abruma mucho el estrés y el exceso de actividad, por ejemplo, no soportan trabajar bajo presión y suelen elegir profesiones tranquilas. Además, también les abruma mucho la competitividad, necesitan ir a su ritmo, no funcionan bien en ambientes competitivos.
  5. Tienen algunos sentidos muy desarrollados, por ejemplo el olfato, percibiendo de forma extraordinariamente intensa algunos olores, ya no solamente los olores desagradables, sino incluso los agradables como los de unas flores o un perfume que lo percibe de una forma tan intensa que aunque el aroma sea agradable es incluso molesto.
  6. Son personas muy emotivas, pueden disfrutar mucho de una obra de arte, una canción, una conversación, momentos que a una persona altamente sensible le transmiten muchas más emociones que a una persona que no lo es.
  7. Valoran y cuidan muchísimo los detalles, por ejemplo, una carta escrita a mano, la intensidad de la luz en una cena, la música.
  8. Suelen alterarse mucho con la cafeína.

Para descubrir si tienes Alta Sensibilidad, Elaine Aron elaboró un test que puedes encontrar en la página www.personasaltamentesensibles.com. En esta misma página también hay muchísima más información del tema para las personas que estén interesadas.