PSOE CARAVACA

El PP sabe que los datos publicados sobre el gasto municipal en Servicios Sociales no son ciertos.

.No lo son porque no tienen en cuenta ni las cantidades económicas que aporta el ayuntamiento de Caravaca de la Cruz a la Mancomunidad de Servicios del Noroeste, ni tampoco el gasto de otras concejalías destinado a actuaciones de contenido social. Por ejemplo, la Concejalía de Educación ha pasado de presupuestar tan solo 2.000 euros en la época del PP, a 31.000 euros en la partida de acciones socioeducativas con el gobierno socialista (becas para familias necesitadas).

Si sumamos al presupuesto de la concejalía de Servicios Sociales los 541.277 euros que aporta nuestro Ayuntamiento a la mencionada Mancomunidad, los datos cambian radicalmente.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz además de ingresar esta cantidad le cede competencias en materia social. Los fondos que recibe la Mancomunidad proceden tanto de los ayuntamientos como de otras administraciones públicas, repercutiendo en los 383.940 euros destinados a necesidades sociales para nuestro municipio.

Mª José Soria, concejala de Servicios Sociales, considera bochornoso que desde el PP sean capaces de hacer declaraciones de este tipo, puesto que, “a los gobiernos de la derecha poco les ha importado la partida total destinada a Servicios Sociales, llegando a acumular una deuda de 500.000 euros, que este equipo de gobierno socialista ha tenido que pagar con muchas dificultades”.

Es curioso que el PP quiera dar lecciones cuando el Gobierno Regional  asigna para atender a los más necesitados, en el presupuesto de 2019, un menor porcentaje que en ejercicios anteriores.

Analizando los datos publicados en el 2017 sobre el Gasto en Servicios Sociales  y Promoción Social de las Comunidades Autónomas Españolas, la Región de Murcia se sitúa en el puesto catorce del total de las diecisiete CC.AA, invirtiendo 338,89 millones de euros (6,65% de su presupuesto), situándose en 400 millones por debajo de la media nacional.

A modo de conclusión y teniendo en cuenta estos parámetros, se puede afirmar que la información que ha utilizado el PP es sesgada y malintencionada, ya que la inversión real no corresponde con la información publicada.

La estrategia del Partido Popular en precampaña está clara: Miente que algo quedará.