ANTONIO CARRASCO
Fotos: Noelia Álvarez
Llegó el esperado día 19 de Junio a la localidad de El Sabinar. Día en el que esta pequeña pero bonita aldea se viste de gala para aguardar la llegada de cientos de ciclistas que participarán en la III edición de la Sabina Albar Bike. Dicha prueba aúna dureza (50km, 1500mt de desnivel positivo), y la belleza de estos parajes situados en un enclave único, en el techo de la región de Murcia.

ANTONIO CARRASCO
Fotos: Noelia Álvarez
Llegó el esperado día 19 de Junio a la localidad de El Sabinar. Día en el que esta pequeña pero bonita aldea se viste de gala para aguardar la llegada de cientos de ciclistas que participarán en la III edición de la Sabina Albar Bike. Dicha prueba aúna dureza (50km, 1500mt de desnivel positivo), y la belleza de estos parajes situados en un enclave único, en el techo de la región de Murcia.
Se colgó el cartel de ‘no hay billetes’ con 350 corredores que realizarían la salida a las 09:30 de una fresca mañana en EL Sabinar. Comenzó la prueba con un ritmo fuerte por parte de la cabeza de carrera, en la que el equipo Nurfruit-Tortugas Bike, liderado por Jorge Fajardo, impondrían su ritmo y galones produciendo así que el desarrollo de la carrera fuera realmente rápido. Junto a ellos observamos como un componente del equipo Spall-Borrascas y Eduardo Barbero del 100% All sport, no perdían la estela del conjunto Tortugas Bike. Transcurrida ya algo mas de la mitad de carrera pudimos comprobar como Jorge Fajardo y Prudencio Sánchez, pudieron zafarse de Juan Pablo Barco del Spall Borrascas, llegando finalmente los dos corredores del Nurfruit-Tortugas Bike juntos a meta (2:22 h.), alzándose con la victoria final Prudencio Sánchez, seguido de Jorge Fajardo y completando el pódium Juan Pablo Barco, llegando a unos tres minutos de los dos corredores del Nurfruit-Tortugas Bike. En la categoría de féminas se impuso Noelia Navarro de Age2-The bike team (3:38 h.) por delante de Patricia Montero y Carmen Pérez.
Dejando a un lado el tema meramente deportivo, cabe destacar los comentarios vertidos por todos los participantes, en los que se felicita tanto a la organización como al gran número de voluntarios que colaboran y se vuelcan por el buen funcionamiento de la marcha. Si esta prueba tiene el éxito que está obteniendo, es sin duda por todas aquellas personas que la hacen posible, (voluntarios, organización, patrocinadores) y todo un pueblo que realmente se involucra y dan todo para que este día sea una gran fiesta del deporte.
Podemos afirmar que la Sabina Albar Bike ya es un referente no solo de la comarca del Noroeste, sino a nivel regional. Enhorabuena.