Nunca he sentido placer

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

FELIPA GEA/Psicóloga, Sexóloga y Neuropsicóloga/

ESPACIO DE ALCOBA

Hola Felipa. Mira, tengo 23 años y empecé a tener relaciones a los 18, y desde el primer día nunca he sentido nada de placer, nunca. O siento dolor. O no siento nada, como si mi vagina fuera grande y, vamos, que puedo estar ahí horas que no noto nada de nada. Algunas veces me he concentrado de mente y pensando cosas “guarras” sí que he sentido como que me ha dado gusto, pero pocos segundos. Perdona que te diga esa palabra, pero es para que me entiendas.

Espacio de Alcoba

Antes de nada, quiero agradecer a aquellas personas que se ponen en contacto conmigo, haciendo un acto de valentía, para contar aquello que les pasa y que sirve de ejemplo para aquellas personas que no se atreven a dar ese paso. ¡Gracias porque hacéis que esta sección tenga sentido! Y diciendo esto, ahora sí vamos a entrar en vereda.

He dicho en varias ocasiones que la mujer ha sido la más maltratada en el terreno de la sexualidad y aunque parece que hemos avanzado mucho, pues me encuentro una y otra vez que no lo hemos hecho tanto. Lo cierto es que esta descripción me la encuentro demasiadas veces, tanto en consulta como en la calle. Y no está unido a la edad, a pesar de lo que muchas veces se piensa, tal y como podéis ver las mujeres jóvenes siguen con esta problemática.

Lo peor es que la culpa siempre es de la mujer, pues aún se nos estigmatiza como “frígidas” (y eso que el término está más que obsoleto). Algo que, además, lleva el remanente de “defectuosas”. El estereotipo sexual es que la mujer siente menos deseo que el hombre, que está ahí para dar placer y no para recibir, que tiene que estar perfecta en todo momento (y la relación sexual no puede ser menos, por supuesto), etc. Estas ideas hacen mella en la forma de vivir nuestra sexualidad y, por ende, de vivir como ser sexual. ¡He aquí la clave de no disfrutar!

Todo este ideario confunde la realidad y es que la realidad es otra: “todas las mujeres, sin ninguna excepción, tenemos la capacidad de sentir, de tener orgasmos y de disfrutar”. Es cierto que hay diferencias entre unas mujeres y otras, pero esas diferencias no provocan excepciones. Y esto quiero que ¡quede más que claro!

Lo más importante para poder liberarnos y disfrutar de las relaciones sexuales es responsabilizarnos de nuestro placer. No esperar a que sea otra persona la que venga con una varita mágica para solucionar nuestra falta de “dejarnos llevar”, pues es esto mismo lo que hay que aprender a hacer en las relaciones sexuales. No podemos controlarlo todo y primero tenemos que aceptar esto. En las relaciones sexuales hay que abandonarse al placer, algo que se hace imposible si queremos controlar todo lo que ocurre.

La falta de concentración tiene que ver con la dificultad de “dejarse llevar”, ya que no podemos estar focalizadas en nuestro placer si no nos hemos abandonado a él. Respecto a esto, suele ayudar que cerremos los ojos para poder focalizarnos en las sensaciones o que usemos las fantasías para potenciar esas sensaciones. Pero es importante que no te esfuerces por controlar lo que no ves o controlar lo que piensas o sientes, ya que si lo haces te boicoteas a ti misma. Al fin y al cabo, esta forma de control suele ir bastante ligada a los prejuicios y juicios que hacemos hacia nosotras mismas. Obviamente, esto es algo que no nos va a dejar abandonarnos al placer y tampoco nos va a predisponer a que consigamos dejarnos llevar. Controlar es lo contrario a fluir y en las relaciones sexuales tenemos que fluir nosotras para que, además, fluyan los fluidos.

Inciso: si te dice “yo controlo”, no te lo creas. Si realmente estuviera controlando, el pene no le funcionaría y tampoco lo verías disfrutar.

Y tras este inciso, terminar diciéndoos que el dejarse llevar no es tarea sencilla, lo sé. Y, por este motivo, me pongo a vuestra disposición en caso de que necesitéis una intervención más personalizada. Por lo tanto, además de esperar vuestras preguntas o inquietudes, también podéis usar las diferentes vías para concretar vuestras citas.

– Correo electrónico: espaciodealcoba@gmail.com / felipagea@gmail.com

Página web: www.espaciodealcoba.com

Redes sociales: Facebook (@espaciodealcoba / @felipagea), Instagram (@espaciodealcoba) y Twitter (@espaciodealcoba)

Carta tradicional: Avenida de Murcia, 87. Bullas (Murcia), 30180.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *