CRISTÓBA PINTOR

Después de cuatro años de paréntesis en la gestión del Partido Popular, vuelve a estar al frente de nuestro consistorio gracias a un acuerdo “in extremis” y secreto con el grupo político Cs Cehegín que sorprendió a los presentes, en el pleno de investidura, al otorgar los votos de sus cuatro concejales a la alcaldable Alicia del Amor, primera alcaldesa investida en la historia de nuestro municipio. Asimismo, constituye otro hecho histórico el haberse alzado con la alcaldía el segundo partido más votado en los comicios municipales, después de obtener cinco escaños.

Ahora tendrán la oportunidad de continuar políticas que dejaron aparcadas. Es el momento de que finalicen la construcción de aquel auditorio que prometieron o, en cualquier caso, expliquen y aclaren el por qué no lo hacen. Es su oportunidad de despejar cualquier atisbo de duda sobre este asunto o, en cualquier caso, de ofrecer a todos los cehegineros la información necesaria sobre los casi 10 millones de euros que debían haberse destinado a la finalización de las citadas obras y que solo ellos conocen su ubicación. Ahora no hay obstáculo alguno para el esclarecimiento de este caso que tanto desconcierto ha creado en nuestro municipio. A Unidas Podemos Izquierda Unida Verdes Cehegín no se nos olvida que vuelve a gobernar el partido de “Argostea”, una promesa de más de 1.000 puestos de trabajo y que nunca se llevó a cabo; “Argosol”, una promesa que, no solamente no tomó forma, sino que puede costar a los bolsillos de nuestros conciudadanos una cantidad ingente de dinero que bien podría ser destinado a otros fines.

Cs Cehegín, estará al frente de nuestro consistorio los últimos dos años de legislatura, un partido que dice venir a regenerar la política y que otorga el bastón de mando al partido responsable, no solo de las políticas señaladas, sino de una deuda en nuestro ayuntamiento de casi 15 millones de euros. Es el momento de exigir a sus colegas de gobierno el esclarecimiento de todos estos asuntos, así como de reducir la deuda municipal mediante sus políticas. La regeneración pasa por abrir cajones, levantar alfombras e investigar hasta el último conato de duda. Abandonar la comisión de investigación en la pasada legislatura no dice mucho de un partido que dice venir a regenerar. Ahora es su oportunidad.

El PSOE abandona con un “hasta luego”, según las palabras de su líder, el mandato en el ayuntamiento de Cehegín, con el compromiso de hacer una oposición responsable y firme. Les toca hacer autocrítica. Recordemos que ha sido el único partido al frente del gobierno que perdió la votación, en una moción en pleno, sobre la paralización del proceso de contratación de los conserjes de los colegios públicos de nuestro municipio. En aquel momento hicieron caso omiso al mandato de los cehegineros a través de sus representantes e hicieron lo contrario de lo votado. Este hecho volvió a repetirse tras la consulta popular sobre la ubicación del mercado semanal. Quizá puede haberles pasado factura las dudosas “contrataciones a dedo” de que presumía un concejal de su equipo, o el hecho de aprovechar la ausencia de un concejal de la oposición para hacer uso de una mayoría absoluta, gracias al voto de calidad del alcalde, que no le otorgó su pueblo, convocando un pleno extraordinario para aprobar unos presupuestos municipales. Esperaremos una oposición responsable como han prometido.

La candidatura de Unidas Podemos Izquierda Unida Verdes Cehegín, no ha obtenido representación tras los comicios municipales. En nuestra opinión, la campaña llevada a cabo por el PSOE a favor del “voto útil” ha hecho más daño del que ellos mismos se esperaban, quedando más que demostrada su inutilidad. El candidato a la alcaldía por este grupo se marcha tras cuatro años de oposición como representante de la candidatura de unidad popular Cehegín por el Cambio, una oposición que, tal y como avalan estos cuatro años, ha sido ejercida desde la coherencia y el respeto. A pesar del ninguneo al que se ha visto sometido en ocasiones, sigue abierta, gracias a su gestión, la comisión de investigación que abandonó Cs y que, sin su presión, hubiera sido cerrada. Ha sido el responsable de una partida fija en los presupuestos municipales para la rehabilitación de viviendas del casco antiguo para alternativa habitacional. En definitiva, ha sido fiel a sus políticas hasta el último momento, pero no queda más remedio que aceptar la voluntad de nuestros votantes que han decidido que no tengamos representación en esta legislatura.

Nos vamos de la institución, pero seguiremos luchando desde donde nacimos, las calles, llevando a cabo reuniones con diversos colectivos, asistiendo a manifestaciones, denunciando injusticias y luchando por la justicia social y el rescate ciudadano, tal y como hemos hecho hasta ahora. Si se puede.