PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Irremediablemente, nos vienen a la memoria, por similitud de edad y por las formas de acabar su vida, artistas como Amy Winehouse, Jimi Hendrix, Bob Marley, Ritchie Valens, Otis Redding, Kurt Cobain, Jim Morrison, Michael Jackson, Elvis Presley o el mismísimo John Lennon, entre otros muchos. Ahora, le ha tocado el turno a Tim Bergling (08-09-1989, Estocolmo-Suecia/20-04-2018, MascateOmán), artísticamente conocido como “Avicii”, ejercía como disc-jockey, remezclador, productory semejantes actividades relacionadas con el amplio campo musical. Este sueco de nacimiento alumbró diversos temas de reconocida popularidad en los años más recientes, tales como “Hey brother”, “Broken arrows”, “For a better day”, “Wake me up”, “Fade into darkness”, “The nights”, “Seek bromance”, “You make me”, “Addicted to you”, “Waiting for love” o “The days”, verdaderos éxitos, todos ellos, en el mundo del sonido “disco” actual, aunque lo más relevante y lo que más reconocimiento le aportó fue, sin duda alguna, “Levels”, un tema que no gozó de consideración desde el primer momento, sino que vino a ser conocido y valorado cuando ya llevaba casi un año sonando, lo que multiplicó, finalmente y de manera exponencial, la fama y el atractivo comercial y de imagen de este reputado DJ.

David Guetta, el colega y referente.-Lo cierto es que Avicii apareció, en su última instantánea en vida, con una copa en la mano y junto a dos de sus amigos durante las vacaciones que había decidido tomarse, en Omán, donde su vida se apagó para siempre a la joven edad de 28 años. Su colega francés, David Guetta, al conocer su fallecimiento, le tributó un emotivo y conmovedor homenaje al “colgar” una imagen en las redes para despedirse de su compañero, imagen a la que acompañaba un entrañable texto del artista transpirenaico, un gesto que ha contribuído a hacer más notables las dolorosas muestras de tristeza en ese terreno musical en el que las impresiones de sorpresa y espanto no cesan ni un instante. Y es que Guetta ha localizado una foto de Avicii y él, juntos, para su sentida dedicatoria, ya que no puede olvidar las numerosas ocasiones en las que han coincidido en esos grandiosos espectáculos electrónicos que se han celebrado, de la mano de ambos y otros artistas, a nivel mundial. El sueco fue encontrado sin vida en la tarde del pasado viernes en su lugar de retiro vacacional, en el complejo Muscat Hill Resort, en Omán.

Increíble talento.-Guetta consideraba a Avicii un amigo y así quiso testimoniarlo en su inserción al efecto en “Instagram”, manifestando que “el mundo ha perdido a un músico con un talento increíble”. El parisino, 23 años mayor que Avicii, ha querido, además, agradecer al sueco sus acertadas melodías, su trabajo de composición y todo el esfuerzo dedicado a la música, así como el tiempo que juntos compartieron en los estudios de grabación y, cómo no, cada uno de los muchos momentos en los que disfrutaron de su indisimulada pasión.

El maldito alcohol.-Por su parte, el fallecido, decidió retirarse de la escena pública en 2016, debido a sus fuertes problemas de salud, al padecer pancreatitis aguda que, según afirman quienes estaban más cerca de él, se debía a un sustancial incremento del consumo de alcohol, causa, al parecer, que ha sido el detonante más determinante de su muerte. Tim Berglin, desde que comenzara en este oficio de la música, había puesto de manifiesto, igualmente, su gran admiración por David Guetta, a quien tenía como referencia permanente en su trabajo. No obstante, aunque había abandonado los escenarios, seguía fuertemente relacionado con la vida pública, merced a su intensa participación en las denominadas “redes sociales”, en cuyo escaparate seguía disfrutando al exponer su vida, su día a día, sus inquietudes y todo “su yo”, presidido por el lujo, la fama, viajes de altísima ostentación y, eso sí, música en todo momento, en cantidades industriales y de electrónica intensidad, pues no en vano, en ella, estaba considerado como uno de los artistas más importantes a nivel planetario.

Ibiza, su último escenario.-La familia y su representante facilitaron la noticia del fallecimiento, sí, pero anunciaron que no harían nuevas declaraciones sobre el óbito, lo que dejaba las causas de su fallecimiento un tanto huérfanas de información. En cualquier caso, su estado de salud, desde 2015, como ya anticipábamos, estaba muy deteriorado a causa del cansancio que acumulaba el sueco, lo que hizo necesario recurrir a varias cancelaciones de compromisos artísticos, tratando de aplazar fechas para poder ir cumpliendo con ellas, pero, al final, en Marzo de 2016, no tuvo más remedio que anunciar su retirada del mundo de la música y lo hizo, ese mismo mes citado, con una sesión electrónica, como DJ, en Ibiza.

Precocidad artística.-Pero no por retirarse joven había dejado poco legado musical circulando, ya que comenzó a divulgar su material propio al borde de los 19 años. Y lo hizo con unos trabajos que no solamente impactaron en el público mundial, sino que también fueron la sana envidia de otros Dj’s de la más destaca electrónica comercial de aquellos instantes, razón, quizás, por la que muchos de ellos se afanaban por intentar trabajar a su lado y colaborar con Avicii, excepcional y muy concretamente.

Milagro junto a EMI.-De todas formas, su primera grabación que generó revolución internacional llegó en 2011, cuando fichó por la multinacional discográfica EMI, firma que realizó la prodigiosa y milagrosa maniobra de relanzamiento de su “Levels”, reseñado al principio, hasta convertirlo en uno de los temas más divulgados en pistas de baile, emisoras de radio y festivales en todo el mundo y en el que, con sus aparatos electrónicos y codificando los sonidos de manera digital, manipulaba las notas hasta convertirlas en esa mágica partitura que, en este caso y por añadidura, usaba un “sampleado”, también, de la fantástica americana de Los Ángeles, Etta James. Y fue, ahí, donde comenzó su más alta popularidad y su astronómica cotización, sus actuaciones en los macrofestivales más distinguidos, el registro constante en las listas de ventas más prestigiosas y el respeto de sus colegas y del público en todos los sentidos.

El mundo del exceso, la vida nocturna y el no saber detener el ritmo ante claras adversidades, se ha cobrado otra víctima joven y con mucho por delante para aportar al complejo y variado mundo musical. Descanse en paz Tim Bergling “Avicii”. Buenos días.