AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Con el fin de fomentar la concienciación sobre las responsabilidades que conlleva tener una mascota, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, a través de su Concejalía de Medio Ambiente y Protección Animal, ha lanzado la campaña ‘No soy un juguete’, protagonizada por algunos de los animales abandonados que están a la espera de un hogar.

La concejal que dirige el área, Ana Belén Martínez, ha subrayado que es preciso que este mensaje cale más en la sociedad, ya que “sobre todo en fechas navideñas, hay personas que optan por regalar un animal y esta decisión, si se toma sin meditar y sin consensuar, se convierte en una de las principales causas de abandono”. La edil justificó que cada año “las estadísticas demuestran un pico elevado de abandonos a los pocos meses de edad y coincidiendo con el periodo de verano”.

La campaña de concienciación ciudadana se ha difundido en centros educativos, clínicas veterinarias y en distintos espacios públicos, así como redes sociales y en medios de comunicación, a través de diversas aplicaciones.

La presentación estuvo arropada por una de las representantes de la asociación voluntariado y protección animal ‘Econciencia’, Mireia Fernández, que destacó que “en caso de decidir cuidar de un animal de compañía, la adopción es la mejor opción, ya que hay muchos de ellos esperando un hogar, como los que aparecen en la imagen de esta campaña”.

Por su parte, la veterinaria Gloria García manifestó “si el animal es un regalo, debe tenerse muy en cuenta que no es un objeto ni una moda, sino un ser vivo que conlleva tiempo de dedicación, un gasto y una serie de responsabilidades”.

Tras la primera Jornada de Educación Canina y Tenencia Responsable de Animales, esta campaña es otra de las iniciativas que pone en marcha la Concejalía de Medio Ambiente y Protección Animal del Consistorio caravaqueño para fomentar la la concienciación social y prevenir el abandono.