“Nacha Pop”, referente esencial de la “Movida madrileña”, nos visitan, este mes, como principal atractivo del “Caravaca Power Pop”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Pedro Antonio Hurtado García

Hoy, les traemos a nuestras páginas porque van a estar en el “Caravaca Power Pop”, que se celebra el 21 y 22 de octubre, viernes y sábado, respectivamente, como banda invitada y cabecera de cartel del mencionado certamen. Ellos son “Nacha Pop”, la formación, quizás, más emblemática y asociada a la conocida y siempre vigente “Movida madrileña”. El grupo contó con el privilegio de estrenar muchas composiciones creadas por la inagotable inspiración de Antonio Vega, quien fuera líder, imagen y soporte de la formación por sus múltiples conocimientos de las “siete notas mágicas”, en materia de composición, interpretación y vinculación, tanto al grupo como a los aspectos musicales más diversos. Así, pues, los años ’80 del pasado siglo XX tuvieron en “Nacha Pop” a un ilustre representante que podríamos definir, no como una de las bandas de entonces, sino como “La Banda” por excelencia, como nombre propio y con mayúsculas, porque así llegó a considerársele.

Antonio Vega, único.- Sus músicos gozaron de prestigio individual y colectivo y lo mejor que hicieron fue saber dar un paso al lado y dejarle todo el protagonismo a ese chico tímido, solitario, retraído, pero enorme músico que fue Antonio Vega, quien tuvo capacidad de trabajo para estar en la formación que nos ocupa, “Nacha Pop”, pero también para alternar carrera en solitario, en la segunda época, con grandes discos, excelentes mensajes y mucho respeto al arte del pentagrama. Era único. A los jóvenes de la época, nos enseñó mucho Antonio Vega, pese a sufrir el problema, al que ya se le denomina “grave enfermedad”, de usar ciertas sustancias que su cuerpo acabó no soportando. Una pena, porque era una gran persona, un magnífico profesional, un verdadero poeta y un hombre de principios. Discreto, sencillo y con una humildad, escénica y social, verdaderamente incontestable.

Formación inicial.- Las muchas veces que vimos en directo a Antonio Vega, nos cautivó, tanto con la banda como en solitario y con el acompañamiento de su propia formación y esa guitarra suya que acabó siendo mítica y mágica. A Caravaca de la Cruz, según hemos sabido, viene, al parecer, “Nacha Pop” al completo, salvo, lógicamente, el malogrado Antonio Vega. Recordemos, con la más precisa cronología, que en la formación inicial encontrábamos a Nacho García Vega, respetado músico y distinguido representante de la citada “Movida madrileña”, que, por añadidura, era primo de Antonio Vega, llevándose, ambos, de maravilla, y ayudándose en las tareas musicales y creativas para alcanzar más gloria conjunta que yendo por separado, pese a que, posteriormente, la relación comenzó a deteriorarse un poquito. Ambos se ocupaban, en la banda, de guitarras y voces, completando la “alineación” Carlos Brooking, al bajo, y el conocido Ñete, como baterista. “Nacha Pop” surgió como formación en 1978, después de desaparecer el grupo “Uhu Helicopter”, pero se disolvió a los diez años de crearse, pese a que reaparecieron en 2007 y se mantuvieron en activo hasta dos años después, corriendo 2009, año en el que, triste y lamentablemente, también falleció Antonio Vega.

Teddy Bautista e “Hispavox”.- Su primer disco, denominado con la misma “marca” de la banda, se grabó para el sello “Hispavox” y contó con la producción de Teddy Bautista, el que fuera cantante de los emblemáticos “Los Canarios”, unos “souleros” de mucho nivel, así como Director General de la S.G.A.E. (Sociedad General de Autores y Editores), de cuya responsabilidad no salió victorioso, precisamente. Quedaron muchas dudas sobre su comportamiento, debilitó el prestigio de la organización y se abrieron investigaciones para controlar la “calidad de uso” de la tesorería de la entidad, cuyos fondos parece que fueron presunta, reiterada y considerablemente desviados para finalidades lucrativas, egoístas y privadas. El disco que comentamos se grabó en los estudios de la compañía referida, cuyas instalaciones se localizaban en la calle Torrelaguna, de Madrid. Ese plástico ya venía con uno de sus cortes dedicado al tema más popular, señero y escuchado de la banda, bajo la denominación de “Chica de ayer”, una de las canciones más representativas del pop español de todos los tiempos, tema compuesto, como otros muchos, por Antonio Vega y grabado por numerosos artistas, siendo la versión más conocida, al margen de la de “Nacha Pop”, que fue la de mayor brillo y éxito, la que grabó Enrique Iglesias.

Autoproducción artística.- Llegó 1982 y, en ese año, se publicó su segundo disco, titulado “Buena disposición”, pero, en este caso, producido por los propios componentes de la banda. Con ese material llegaron a consolidarse como uno de los grupos más relevantes del panorama musical del momento. Tanto es así que fueron designados para convertirse en teloneros, entre otros muchos artistas, de la banda de post-punk, rock alternativo y pop, “Siouxsie and The Banshees”, o los punkeros “Ramones”. Ya, con carta de naturaleza de formación respetada, querida y admirada, firman contrato, en 1983, con el sello discográfico “DRO”, donde inmortalizan “Más números, otras letras”, álbum grabado por Jesús Nicolás Gómez, propietario de los estudios “Doublewtronics”, de Madrid, un disco que ofrece, en su contenido, temas como “Agárrate a mí” o “Luz de cruce”. Poco después, lanzan un “maxi-sencillo” con la canción titulada “Una décima de segundo”, que se convirtió en una más de las numerosas partituras estrella del conjunto.

La marcha de Ñete.- Sus discos, tanto sencillos como álbumes, recopilatorios, actuaciones, presencia en grandes recintos y demás aspectos espectaculares eran demandados por todos los empresarios y consumidores de su música, lo que pone de manifiesto cómo les sonreía el éxito de forma exponencialmente creciente. Y es, en 1985, cuando negocian con el sello “Polydor” y formalizan contrato, estrenándose en esos madrileños estudios con “Dibujos animados”, larga duración con el que logran alcanzar su primer “número 1” en uno de los programas radiofónicos más autorizados en materia clasificatoria de canciones: “Los 40 principales”, cuyos oyentes, con su apoyo y con el respaldo del jurado calificador de la época, otorgaron clara distinción a la composición denominada “Grité una noche”, tema firmado por Nacho García Vega. A pesar del enorme éxito logrado por este trabajo descrito, es Ñete el que decide abandonar el grupo, argumentando razones personales, pero no se aparta de la profesión para seguir, como baterista, a las órdenes de muy conocidos y populares artistas españoles del mundillo musical, mientras “Nacha Pop” sigue navegando en ese mar conquistado y trata de apaciguar las procelosas aguas producidas por la marcha de Ñete, cuya sustitución no resultó excesivamente complicada.

“Nacha Pop 80-88”, su disco más vendido.- Siguen las publicaciones, en 1987, con nuevo trabajo, “El momento”, que también inmortalizan en “Polydor”, bajo la producción de Carlos Narea y Nigel Walter como ingeniero de sonido, brindando temas tan agradables como “No se acaban las calles”, “Persiguiendo sombras”, “Lucha de gigantes” o “Vístete”, un tema, por cierto, que logró encaramarse al “número 1” en las listas de nuestro país. Pero no podemos olvidar que el disco alcanzó tal nivel de popularidad que, pronto, se grabó, igualmente, en Bruselas, Londres y la ciudad alemana de Bochum. Un año después, se presentan en Ciudad de México para cumplir con un contrato que les llevaba a actuar en la “Plaza de Toros de México”. Ese mismo 1988 graban, en directo, en la madrileña discoteca “Jácara Plató”, el producto de dos actuaciones, celebradas los días 19 y 20 de octubre, que ofrecen como resultado un disco titulado “Nacha Pop 80-88”, lo que viene a acompañar la que sería su despedida como banda, pero, a la vez, un disco que logaría transformarse en el más vendido de “Nacha Pop”, con canciones como “Atrás”, “Chica de ayer”, “Nadie puede parar” o “Miedo al terror”, aunque habría que llegar a mencionar 16 temas para completar el contenido íntegro del álbum, que llegó a ser doble disco de platino y es, todavía en la actualidad, un referente indiscutible del pop español.

Derroche de medios.- Y es que las canciones son representativas, el sonido se instala en la excelencia y se torna equiparable a las grandes bandas internacionales del momento, amén de ofrecer, en el corte número ocho, un muy preciso “medley” en el que mezclan y enlazan, de forma casi mágica y con una exactitud milimétrica, unos seis temas que parecen haberse parido así, pese a ser composiciones de Antonio, unas, y de Nacho, otras, tratando de dar un repaso a la primera mitad de la década “ochentera”, donde redondean faena al “iluminar” la “escena sonora” con batería, bajo y guitarra, pero añadiendo teclados, saxos, coros femeninos y todas las técnicas imaginables. Y, todo ello, durante dos actuaciones en las que ya se palpaba la separación.

El comienzo del final.- Desintegrada la banda, sus componentes tienen que seguir viviendo e ingresando dinero para afrontar su futuro. Es, entonces, cuando Nacho García Vega y Carlos Brooking, se reúnen para formar, junto al bajista y productor Fernando Illán, el grupo “Rico”, grabando tres discos durante la vida activa del trío. Es Nacho, ahora, el que publica dos trabajos en solitario, en 1995 y 2001. Antonio Vega, por otro lado, no necesitaba muchas ayudas ni otras compañías para emprender carrera en solitario, una posición en la que alcanzó éxitos sonoros y un reconocimiento que sobrepasaba lo musical para extenderse al cariño, el afecto, la consideración y los grandes valores que atesoraba como artista, como músico y como persona. Pasó, entonces, en su condición de solista, por las discográficas “Pasión”, “EMI-Capitol” y “Polydor”. Acababa 2004 y los sellos de grabación, quizás animados por los tradicionales regalos navideños, editaron, en DVD, el último concierto que ofreció “Nacha Pop” dieciséis años atrás, pero, aprovechando, igualmente, “el tirón” de las fechas, también se reeditaron, en CD, los discos “Dibujos animados”, “El momento”, que no llegó a conocer el formato compacto con anterioridad, y “Nacha Pop 80-88”.

Nueva gira y otro álbum.- Nuevo anuncio del grupo, difundido el día 8 de mayo de 2007, para comunicar su regreso con una gira que se inició, en Ávila, el 30 de junio y finalizó el 26 de octubre, en Madrid. La nueva formación la componían Antonio Vega y Nacho García Vega, quienes sumaron a los músicos con los que habían tocado y mantenido relación profesional desde la disolución de “Nacha Pop”: Goar Iñurrieta, en la guitarra; Fernando Illán, al bajo; Angie Bao, como baterista, y Basilio Martí y Nacho Lesco, ocupándose de los teclados. Llega 2009 y Antonio Vega y Nacho García Vega inician la grabación de los temas que compondrían su próximo álbum de estudio con el protagonismo de “Nacha Pop”. Y es ahí cuando “Hazme el favor” y otros importantes temas se inmortalizan para siempre, toda vez que, debido a la enfermedad de Antonio, el álbum queda inconcluso en su completa grabación.

El adiós de Antonio Vega.- Pero llegaría pronto el fatídico momento, cuando Antonio Vega Tallés (16-12-1957, Madrid/12-05-2009, Majadahonda) nos abandona para siempre, con 51 años de edad, como consecuencia de un cáncer de pulmón que se le diagnosticó pocos meses antes. Nacho García Vega, Ñete y Carlos Brooking se unieron nuevamente, como “Nacha Pop”, para celebrar el concierto-homenaje a ese “grande” que fue Antonio Vega, cuya actuación tuvo lugar el día 9 de abril de 2010, en el “Palacio de los Deportes de Madrid”.

La aparición de “Efecto Inmediato”.- Desde entonces y hasta la actualidad, hay que señalar que Nacho García Vega, en 2012, retoma la marca “Nacha Pop” y hace revivir al grupo con distintos músicos, animado a ofrecer conciertos brindando las interpretaciones de la banda. Es “Efecto Inmediato” el plástico que surge, en 2017, como consecuencia de las grabaciones que “Nacha Pop” comenzó a registrar para el que sería su último trabajo de estudio, formato en el que se incluían temas grabados por Antonio Vega, que se conservaron para publicarlos en cuanto fuera posible, pistas con interpretaciones de Nacho García Vega, además de colaboraciones protagonizadas por el otro miembro fundador de “Nacha Pop”, Carlos Brooking, un disco que, como decíamos, se lanzó al mercado, en 2017, con el nombre genérico de “Efecto Inmediato”.

Les disfrutaremos en la capital del Noroeste murciano.- Caravaca de la Cruz, las poblaciones del Noroeste murciano y toda nuestra región gozan de la oportunidad de poder ver, en la capital comarcal que venera a la Santísima y Vera Cruz, el sábado, día 22 de octubre, a unos músicos que ya son leyenda viva del pop español, que han contribuído al engrandecimiento de este género y que cuentan con el respeto, consideración, reconocimiento y admiración que, sin duda, merecen, lo que queda redondeado con el privilegio, para ellos, de haber sido colegas, compañeros, amigos y colaboradores de un inolvidable y proverbial músico, pero mejor persona, al que conocemos como Antonio Vega. Será en la “Plaza de Toros de Caravaca de la Cruz”, como colofón del “Caravaca Power Pop”, múltiple concierto que comenzará a las 20:00 horas y contará con las actuaciones de “Airbag”, “Pelazo”, “Pedriñales 77” y “Nacha Pop”. Toca disfrutar estas emociones y unirnos a sus gloriosas vibraciones. Buenos días.

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *