Uimago es David López. Así ha querido llamar a su negocio, que como con todo, debe tener un buen nombre, ser recordado, que se diferencie del resto y tenga un significado llamativo. Es un juego de palabras que viene a significar ‘tu imagen’, quedando claras las intenciones ya desde un inicio. A través de Uimago, quiere mostrar la personalización de trabajos que van desde el comercio electrónico, diseño gráfico, desarrollo y diseño web hasta la ilustración. Todos ellos con la especial caracterización de a quien vaya dirigido. También trabaja en proyectos propios dentro de la ilustración y diseño gráfico, tarea en la que se encuentra muy centrado.

El porqué de la empresa y una web:

Por la imperiosa necesidad y obligación -impuesta por mí- de poner mis conocimientos como informático y diseñador, labor con la que ando de aprendizaje a diario, a merced del cliente que crea que su negocio o idea puede estar bien bajo mis manos. Los tiempos en los que andamos metidos, donde hay mucha confusión laboral, precariedad de la misma y ‘profesionales de todo’ y para todo, donde yo, mientras tanto, estaba navegando sin un rumbo muy claro, debido al trabajo que venía realizando hasta ese momento, venido a menos, es cuando finalmente decido lanzarme con mi propia identidad y demostrar mis conocimientos con trabajos ajenos a mí.

¡Y la web!, pues porque es muy necesario tener un escaparte donde puedan verte y conocerte. No hay nada mejor que mostrar tus aptitudes y servicios que un espacio digital, a la mano de casi todos y en un sólo clic. Más que las redes sociales, que ayudan mucho para promocionarse y sirven también de soporte y de vía para la relación diaria, por qué no, con empresas relacionadas con lo mismo, es una web lo esencial. Si a ello, le añades un blog con una actividad considerable, es posible que la web -y tu negocio- no queden en el olvido.

Filosofía y estándares de trabajo:

La filosofía de Uimago es clara: lucha, sacrificio, constancia y muchísima responsabilidad. Así, de esta forma y autoexigiéndose al máximo, las gracias y enhorabuena por un trabajo bien hecho, te llegarán. Si no se trabaja así, probablemente el proyecto no luzca como debe, el cliente no te felicite y su negocio se estanque. Porque hay que ser claro, vives para y por el cliente. Debes de darle en todo momento lo que quiera o necesite. Pero eso sí, siempre con la palabra respeto pegada en la frente.

La forma de trabajar de Uimago queda resumida en las anteriores palabras, pero por añadir alguna nota más, se ha de ser necio por un lado y abierto al dialogo por otro.

Puntos fuertes de Uimago:

Estoy abierto a cualquier propuesta dentro de las aptitudes que he mencionado, pero me caracterizo por moverme mejor dentro del comercio electrónico y el diseño y desarrollo web. Siempre busco más allá de lo actual o convencional para no ser uno más en lo mismo. Es donde mayor experiencia tengo y con el mejor bagaje profesional que cuento. Pero lo dicho, no dejo atrás el aprendizaje diario de otras habilidades para poder encontrar la perfección y mis satisfacción.

Empresas a las que se le ha trabajado:

Son ya varios meses atrás desempeñando esta labor y, desde entonces, ya he tenido la fortuna de trabajar para varias empresas, particulares o autónomos. A día de hoy, he realizado dos tiendas online, una para la marca caravaqueña de calzado, k32 (www.k32.es), y otra, para la empresa de elaboración de aceitunas y encurtidos, Faroliva SL. (www.faroliva.com), actualizando por completo la que tenían, trabajando en un nuevo diseño, desarrollo y funcionalidad. He creado varios logotipos para negocios de particulares, como son: Casas Reina, Guardería Arco Iris –también le hice el mural de su cristalera de la entrada–, Arqueoterra, sellos para bodas y otros logos que están por dar sus primeros pasos como marca o seña corporativa. También, he diseñado varias tarjetas corporativas para autónomos: Lia2comunicacion, Yala Habibi… Y, aparte de mi propia web (www.uimago.es), varias culturales enfocadas a la música y cine, para Arquetoerra, empresa dedicada la divulgación de la cultura y ocio –centrándose en la arqueología como base– y algunos proyectos más de comercio electrónico y diseño web, en los que me encuentro inmerso ahora mismo, pero que no nombraré por no estar aún en modo ‘on’.

Intenciones con Uimago:

Intento llegar con mi trabajo lo más lejos posible. Enseñando lo que puedo hacer y de lo que soy capaz. Soy una persona muy inquieta, nada conformista y amante del arte y la cultura en un campo bastante amplio. Con Uimago pretendo dar a cada proyecto el color, sentido y forma que necesite en ese momento. Indago en las entrañas de la empresa sacando todo a flote, para ver lo positivo y negativo que posea y así reedireccionar su rumbo. Sí, con una tienda online, web corporativa, logo, un artwork o cualquier diseño e ilustración, se pueden conseguir estas cosas. Sólo hace falta imaginación, creatividad y ambición. Pretendo destacar, pero para ello hay mucho que luchar.