El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, visitaron hoy la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca y firmaron un protocolo de colaboración para coordinar actuaciones e iniciativas conjuntas que permitan a la Región “aprovechar la experiencia de éxito del Camino de Santiago, convertir el Año Jubilar en un acontecimiento de gran interés internacional y unir los caminos de la Cruz de Caravaca y Santiago de Compostela”.

El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, visitaron hoy la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca y firmaron un protocolo de colaboración para coordinar actuaciones e iniciativas conjuntas que permitan a la Región “aprovechar la experiencia de éxito del Camino de Santiago, convertir el Año Jubilar en un acontecimiento de gran interés internacional y unir los caminos de la Cruz de Caravaca y Santiago de Compostela”.

El jefe del Ejecutivo murciano afirmó que “en este acuerdo ambas comunidades autónomas hemos plasmado el compromiso de establecer esa alianza de colaboración para que las regiones que representamos colaboren de una manera fluida y solidariamente para que aquellas buenas prácticas y experiencias de éxito puedan reforzar los proyectos en los que estamos trabajando”.

Pedro Antonio Sánchez añadió que la comunidad gallega “es un símbolo de buen hacer y supone un gran ejemplo con el que poder enriquecer nuestro trabajo y mejorarlo”.

El presidente gallego mostró el interés y el compromiso de su comunidad por compartir con la Región de Murcia las experiencias del turismo religioso y de peregrinación, y recordó que Caravaca de la Cruz es una de las cinco Ciudades Santas, junto con Santiago de Compostela, “que muestran España al mundo”.

En la visita a la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca, ambos presidentes estuvieron acompañados por el alcalde de Caravaca, José Moreno, y la Hermana Mayor de la Vera Cruz, Elisa Giménez.

Pedro Antonio Sánchez aseguró que el Año Jubilar de Caravaca “será un evento de especial interés religioso, cultural y turístico”, que abarca “muchos ámbitos”, y declaró que “pretende convertirse en el principal atractivo turístico de la Región en 2017”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo murciano señaló que “en la Región tenemos el gran objetivo de reforzar el proyecto del Camino de la Cruz del Año Santo 2017” y explicó que a través de la fundación creada para su impulso “se va a incentivar la colaboración público-privada, el patrocinio y el mecenazgo, en colaboración con importantes empresas, y será una herramienta muy útil y ágil para reforzar la inversión y la promoción”.

Aseguró que la Xunta de Galicia “ha mostrado en todo momento su apoyo al proyecto de la Comunidad de intensificar su apuesta por el Camino de la Cruz y su proyección”. Resaltó que “España es un gran destino religioso y cultural” y añadió que “la Región de Murcia y Caravaca de la Cruz quieren ser una parte importante de ese proyecto turístico”.

Más de un centenar de actuaciones

Asimismo, apuntó que “dentro del Plan Director del Año Santo 2017 se están preparando más de 100 acciones concretas con la finalidad de que el Año Santo sea un éxito” y superar la cifra de visitantes registrada en el Año Santo anterior, celebrado en 2010. En esa ocasión, explicó, “acudieron 1,5 millones de peregrinos. Tenemos que superar esa cifra y no quedarnos por debajo de los dos millones de visitantes”.

Sánchez remarcó que el Camino de la Cruz supone “un proyecto de transformación económica, turística y social para la Región de Murcia y sus zonas de interior”, dado el potencial que representa esta oferta, que viene reflejada en los últimos datos de la Organización Mundial del Turismo, según los cuales un 85 por ciento de los turistas internacionales podrían estar interesados en destinos religiosos.

El Gobierno regional está trabajando en “estrechar lazos” entre las cinco ciudades santas del mundo (Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana y Caravaca de la Cruz) con el objetivo de reforzar la proyección del destino en el extranjero y “consolidarnos como una de las grandes convocatorias religiosas de Europa”, afirmó Pedro Antonio Sánchez.

El Año Jubilar supondrá la rehabilitación de más de 200 kilómetros de caminos de vías verdes, una red de albergues, mejora de la señalización y acondicionamiento de los caminos, entre otras actuaciones que estarán definidas en el Plan Director en que trabaja el Gobierno regional.