MICAELA FERNÁNDEZ

El Club de Atletismo Mulasport es un club con proyección de Juegos Olímpicos. El confinamiento y la suspensión de pruebas deportivas ha frenado el gran camino que llevaban acercándose, junto al atleta muleño Mohamed Katir, al sueño de llegar a Tokio 2020.

Hablamos con Cristóbal Carlos Ramírez, responsable del club y entrenador personal del gran atleta muleño.

■Después de cuatro años de lucha y de que Mohamed Katir obtuviera la nacionalidad española, 2020 se vaticinaba como un gran año, ¿cómo ha afectado el confinamiento y la suspensión de campeonatos al año de Katir?

El confinamiento nos ha obligado a cambiar todo el sistema de entrenamiento que estábamos realizando. Hemos tenido que adaptar todo el entrenamiento a interior y con los recursos del propio entorno. Mohamed Katir obtuvo la nacionalidad el 1 de enero cuando pasó a poder competir como miembro de la selección española. Estaba preseleccionado para las olimpiadas lo que nos llevó a beneficiarse de concentraciones como la que realizó en Sierra Nevada en altitud y con grandes resultados donde consiguió la mínima de pista cubierta que también se realizaba en China y se suspendió por el Covid.

■Los Juegos Olímpicos eran la meta para este 2020, ¿estaba preparado para llegar?

En principio sí. Conforme iban los entrenamientos, los test, las competiciones, todo decía que se podía conseguir. Iba en la línea de hacer la mínima este verano. También es verdad que el proceso de selección es hacer la mínima y entrar en el Campeonato de España entre los tres primeros, e íbamos en el buen camino.

■¿Cuál es esa marca mínima?

En invierno hemos trabajado en pista cubierta en 3.000. Piden 7,50 y él hizo 7,48. Para verano teníamos previsto el 1.500 donde piden 3,36 y tener la marca afianzada, así como quedar entre los tres primeros en el Campeonato de España.

■¿Los Juegos siguen en el objetivo?

Sí, para agosto de 2021 y siguen en nuestro objetivo, además de las pruebas de la Diamond Leage entre las que destacan Roma, París y Mónaco este mes de agosto.

■¿Cómo han planteado la vuelta a la normalidad deportiva?

Esta semana hemos hecho un test y se ha mantenido en la línea que estaba, incluso ha mejorado porque ha habido un descanso, unos entrenamientos de más horas de preparación de músculo y poder entrenar en solitario también le he fortalecido. Ahora mismo está limpio de molestias y lesiones y hemos mantenido mucho contacto ante cualquier problema.

■¿Cómo fue el primer día de entrenamiento en la calle?

Teníamos un protocolo de actuación, igual que mantuvimos uno durante el confinamiento. Todo dependía de si había o no competiciones y hemos continuado el entrenamiento adecuándolo a las competiciones internacionales de agosto con un entrenamiento específico.

■¿Es Mohamed Katir uno de los pilares del club?

Realmente es el que ha venido a demostrar, junto a José Carlos Soriano, atleta de pruebas combinadas, que en realidad el entrenamiento que llevamos a cabo está funcionando. Todo ello unido a sus cualidades físicas se ha podido trabajar muy bien con ellos. Detrás viene empujando muy fuerte también Carlos López. Son un grupo de chicos con los que se puede trabajar muy bien.

■¿Llegó a pensar alguna vez en Juegos Olímpicos?

Es un sueño hecho realidad. Dentro del mundo del atletismo, mi sueño como entrenador era sacar un Campeón de España, he tenido la suerte de sacar dos y en el caso de Mohamed ser campeón en pista cubierta y en cross y le quedan todavía campeonatos.

■¿Qué ciclos deportivos tiene el club?

Dentro del Club tenemos varios proyectos empezando por Jugando al Atletismo que se desarrolla mediante juegos con los más pequeños en los que descubrir sus cualidades. El segundo proyecto sería atletismo con entrenamientos y un último proyecto el de alto rendimiento.