MICAELA FERNÁNDEZ

El suceso acontecido en Mula hace dos semanas cuando una mujer sufría graves lesiones presuntamente a manos de su pareja  han llevado a las autoridades locales en materia de Igualdad a reclamar nuevamente que se restituya el servicio del CAVI (Centro de Atención a las Víctimas de Violencia de Género) en el municipio.

Debido a los recortes Mula perdía el servicio que venía prestando el CAVI con tres personas para atender a las mujeres víctimas de violencia. Actualmente cuenta con un Punto de Atención Especializada con una psicóloga para atender a todas las personas que precisan de esta ayuda contando en los últimos tiempos con un servicio de CAVI una vez al mes con la atención de un técnico especializado y una abogada que se desplazan hasta la localidad para atender a una demanda elevada.

Así lo aseguraba la concejal de Igualdad en el Ayuntamiento de Mula, Aira Blaya, que afirmaba que quizá este suceso haya servido para recordar a la Comunidad Autónoma “que se restituya el servicio de CAVI en Mula para poder brindar una atención completa a las mujeres de nuestro municipio”, petición que lleva exponiéndose desde hace años pero que hasta el momento no ha podido verse cumplido. Así, todas las mujeres que precisan una atención más especializada deben trasladarse hasta Caravaca de la Cruz para ser atendidas en el CAVI de esta localidad, un problema añadido para todas aquellas personas que o no cuentan con los recursos suficientes para dicho traslado o no cuentan con total libertad para este movimiento que podría solucionarse si el municipio contará con el servicio.

En el caso del suceso acontecido en la madrugada del pasado jueves, la víctima que fue golpeada con una barra de hierro por su pareja horas antes de quitarse la vida, se tiene constancia que la pareja se encontraba en un proceso de separación pero no hay ningún tipo de denuncia interpuesta previamente ni la mujer era usuaria de los servicio de atención a las víctimas de la violencia, según aseguraban las autoridades locales que investigan los hechos.