MICAELA FERNÁNDEZ

Las Hermanas Clarisas del Real Convento de La Encarnación de Mula han habilitado un espacio para que turistas y peregrinos puedan pernoctar a su paso por la localidad en un ambiente distinto al que puedan encontrar en hoteles u otros alojamientos.
La Hospedería Monástica de La Encarnación cuenta con cinco habitaciones en las que se distribuyen catorce camas, dos cuartos de baño y varias salas comunes, todo ello junto al Convento de La Encarnación y con la tranquilidad y paz que engloba el entorno lejos de grandes lujos.


Alojarse en esta hospedería, que fue antaño la zona donde se alojaban los familiares de las hermanas durante las visitas que realizaban al convento, cuesta 20 euros al día con desayuno incluido y ha sido posible gracias al permiso concedido por el Obispado y por el interés de las seis hermanas que residen en este convento en seguir ofreciendo servicios en beneficio de la comunidad como ya lo hacen con el obrador de dulces y las visitas a una parte del edificio monástico.
Las personas hospedadas podrán compartir con las religiosas oraciones, acceder al hospicio y al huerto para sus ejercicios de silencio, según explicaba la hermana María de los Ángeles, ya que quienes visiten estas dependencias buscan un recogimiento que no pueden encontrar en otros alojamientos.
La estancia máxima para alojarse es de diez días y existen unas normas que se adaptan a la vida monacal de las hermanas, entre ellas el horario de apertura y cierre de puertas.
Esta no es la primera vez que las hermanas clarisas de Mula abren estas dependencias, ya que en el anterior jubileo de Caravaca de la Cruz, ya abrieron esta hospedería en una ocasión pero no la mantuvieron. A partir de ahora sí estará disponible en cualquier ocasión que se demande.
Desde que se pusiera en funcionamiento hace tan sólo unas semanas, la demanda es constante, encontrándose prácticamente a diario una o varias personas alojadas en esta hospedería.
Desde la apertura del Año Santo de Caravaca y desde que se habilitara un espacio para la visita a la reliquia de la Santa Espina del Convento de la Encarnación, han sido centenares las personas que a diario visitan estas dependencias llegadas desde distintos punto de la Región y del país, convirtiéndose en un atractivo más para visitar Mula.