JAIME PARRA/FOTOS: ROSA LÓPEZ
El pasado fin de semana cientos de moratalleros se desplazaron a la vecina localidad de Jumilla donde se celebraron las XXX Jornadas de Exaltación del Tambor y el Bombo.
Tres autobuses y decenas de coches llegaron entre la tarde del viernes y el sábado, una presencia que se hizo notar y que sorprendió a otros participantes que no están acostumbrados ni a la manera de tocar ni a las túnicas ni a los tambores más grandes de lo habitual.
Nada más llegar, el presidente de los tamboristas entregó en la recepción un regalo al alcalde de Jumilla, tras el pregón la cena y el sábado tuvo lugar el acto de exaltación en el que participaron seis moratalleros.
«Seis o siete meses antes de Las Jornadas», explica Ramón González, secretario de la asociación, «elegimos la junta a quienes nos representa y empiezan a ensayar, ya que como cada uno toque a su manera resulta difícil compenetrarse».
El próximo año se celebran las XXXI Jornadas en Baena, Córdoba.

Rosa López Moreno cuenta su experiencia en el acto de exaltación
Este año ha dado la casualidad que Rosa López Moreno, quien ha resultado ganadora del concurso para elegir el cartel que representa la fiesta fue también elegida para ser una de los seis tamboristas que participó en la exaltación.
Cuenta así su experiencia: «Pues es un orgullo poder representar a tu pueblo y a esta maravillosa fiesta, que sin duda para mi es la mejor, una experiencia inolvidable que no se puede explicar con palabras, y un orgullo ver como estaba la plaza de moratalleros aplaudiendo y animándonos desde abajo.»
Esta fue la primera vez que se presentaba al concurso: «Soy aficionada a la fotografía, y de un par de fotos y el sentimiento de ser tamboristasalió el cartel, entre otras cosas los protagonistas del cartel son familiares y le puse mucho cariño».