El pasado sábado, el Centro Penitenciario Murcia II, en Campos del Río, acogió, por primera vez, la celebración del sacramento de la Confirmación.

El Obispo auxiliar de la Diócesis de Cartagena, Mons. Sebastián Chico Martínez, administró este sacramento a 62 internos que confirmaron así su fe. Antes de comenzar la celebración Mons. Chico Martínez recibió personalmente en el salón de actos (donde tuvo lugar la misa) a cada uno de los internos que se iban a confirmar. Los capellanes de este centro penitenciario agradecieron la asistencia del Obispo auxiliar recordándole que su presencia “daba esperanza, fuerza y servía como reconocimiento a esas personas”.

Durante la Eucaristía, en la que también participó el coro penitenciario, el Obispo auxiliar de Cartagena recordó a los internos que ellos y la cárcel son importantes para la Iglesia. “Después dejó a un lado la homilía que llevaba preparada y quiso que sus palabras salieran del corazón”, explica Antonio Sánchez, capellán del Centro Penitenciario Murcia II. Al terminar la Eucaristía los internos quisieron expresar su agradecimiento al Obispo auxiliar por elegir esta cárcel como su primer destino para administrar el sacramento de la Confirmación como obispo.

Le dedicaron una oración, una rima tipo rap y le entregaron un presente.