Este sábado, 12 de diciembre, a las 11:00 horas, tendrá lugar la consagración episcopal y toma de posesión de Mons. Fernando Valera Sánchez como obispo de Zamora. Presidirá la celebración y será el ordenante principal el nuncio de Su Santidad en España, Mons. Bernardito Auza, y actuarán también como ordenantes el arzobispo de Valladolid, cardenal Ricardo Blázquez Pérez, y el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes.

La celebración, que tendrá lugar en la catedral de Zamora, será retransmitida por TRECE y Popular Televisión Región de Murcia para que pueda llegar a todos los hogares de la Diócesis de Cartagena. Una delegación murciana, encabezada por Mons. Lorca, viajará a Zamora para estar presente en la celebración y acompañar a Mons. Valera.

El obispo electo de Zamora afirma que se siente nervioso e inquieto, pero también alegre. «El Espíritu Santo viene a mi vida para hacerme obispo, para que yo sea pastor y sucesor de los Apóstoles al estilo de Jesús y de la manera que Jesús quiere hoy y aquí», subraya.

Bajo el amparo de la Virgen del Rosario nació la vocación al sacerdocio del que será obispo de Zamora. Mons. Valera asegura que en su maleta lleva una libreta y un bolígrafo «para tomar notas y aprender, para escuchar, conocer y agradecer a Dios el don de la Iglesia, que es universal, sin fronteras». En esa maleta lleva también el cariño de quienes le conocen: «Siempre digo que el corazón de un pastor es un corazón lleno de nombres. En mi corazón llevo miles de nombres, de experiencias, y mucho cariño; mi corazón es un corazón que ama y es amado, y que ha recibido tanto de tantas personas».

Un nuevo obispo para un tiempo de pandemia, que recuerda que la sociedad necesita esperanza: «En este tiempo de Adviento se nos pide levantar la cabeza para ver que Cristo se encarna en esta historia, en este momento. Nosotros tenemos la tarea de amar aquí y ahora, y servir sin condiciones al hombre y a la mujer en estas circunstancias».

El que se convertirá el sábado en obispo de los zamoranos pide oración en el inicio de su ministerio episcopal.