GIL LÓPEZ/FOTO: ENRIQUE SOLER

El Caballista del Año, en este importante 2017, es mi amigo Modesto Martinez.
Tiene una dilatada trayectoria en Los Caballos del Vino de más de treinta y cinco años, toda ella vivida en dos peñas, la Peña Triana, donde estuvo unos años, y la Peña Chirinos, de la que es miembro fundador y donde permanece.

Modesto, a pesar de no haber nacido en Caravaca, lleva en la sangre el veneno de los caballos y siempre se ha sentido un caravaqueño más. Apasionado de este singular festejo siempre ha estado dispuesto a colaborar con aquél o aquellos que así se lo han solicitado para cualquier asunto relacionado con el festejo.
Persona muy trabajadora, se ha tenido que superar a sí mismo por los regates que suele dar la vida. En su casa, con sus hijos, sé que de lo que más se habla son de dos cosas ; de Caballos del Vino con sus dos hijos, que han heredado esa pasión por los caballos y son componentes y corredores con la Peña Caprichoso y, también, del Real Madrid.
Modesto , en definitiva, es un caballista al que le gusta la pureza del festejo y vivirlo con intensidad a lo largo de todo el año, periodo donde trabaja mucho junto al resto de componentes de su Peña.