JAIME PARRA

Elena Escámez, Luna Carrasco, Clara García, Nuria de Gea, Tasnin Aaluich, Segio González, Emma Guirao, Andrea López, Raúl Sánchez, David de Maya, Claudia Corbalán y Elena González.

Niños que forman Mi mundo libre

Niños que forman Mi mundo libre

Este es el nombre de los alumnos del colegio Conde de Campillos, compañeros de clase, que desde hace tres semanas dedican parte de sus tardes de verano en limpiar basura que se acumula en solares y parques de Cehegín.

Con el nombre de “Mi mundo limpio” y uniformados con la camiseta de color amarillo que les dieron en el colegio para realizar un baile relacionado con el medio ambiente, han decidido poner su granito de arena para que Cehegín sea una ciudad más limpia y el mundo más habitable, porque, como explican, “la Naturaleza no nos necesita a nosotros, pero nosotros a ella sí”.

En estos días de trabajo, por los que han recibidio la felicitación del Ayuntamiento, han encontrado desde pies de ducha hasta cámaras de fotos o espejos. Estos alumnos, que han creado un perfil de Facebook con el nombre, “Mi mundo limpio”, señalan que su iniciativa está abierta a todos los niños del municipio y que su próximo proyecto pasa por limpiar el Cabecico de San Agustín, un monte pequeño con merendero cercano a Cehegín, de gran valor sentimental y que en los últimos tiempos acumula basura.

Como otras ideas similares, por ejemplo, la de personas que recojen colillas de tabaco en las playas, además de concienciarse de la importancia del cuidado de la naturaleza, estos niños de Cehegín están dando una lección a sus mayores.

Si quieren colaborar con ellos, en la librería Librillos hay una hucha, el dinero que se recaude se invertirá en material para continuar su lucha por un mundo limpio.