JAIME PARRA

La pandemia por coronavirus ha obligado a reorganizar el Área IV Noroeste del Servicio Murciano de Salud. Su directora gerente, Mercedes Barba, nos explica esta reorganización, nos habla del papel que juega la Atención Primaria, resuelve las dudas sobre la protección con la que cuentan los sanitarios para enfrentarse al coronavirus o respecto al número de casos que hay en la comarca del Noroeste y, por último, lanza un mensaje a la sociedad.

– ¿Cómo se ha organizado el Área IV para enfrentarse a esta pandemia?

Desde el inicio de la crisis ante la pandemia por Coronavirus, se estableció un plan de contingencia con reorganización de la actividad en todos los niveles asistenciales (Atención Primaria, atención urgente, hospitalización, cirugía y cuidados críticos y semicríticos).

Este plan fue diseñado en distintas fases que iríamos aplicando dependiendo  del número posible de pacientes COVID a los que habría que atender. En el Servicio de Urgencias del Hospital se ha establecido un doble circuito de acceso para pacientes respiratorios y no respiratorios; en la planta de Medicina Interna se han habilitado camas de hospitalización exclusivas para pacientes ingresados por Coronavirus; se han  equipado nuevos espacios para atención a pacientes críticos, y hemos habilitado incluso el gimnasio de Rehabilitación como posible zona asistencial con camas de hospitalización.

A lo largo de las últimas semanas hemos restringido el acceso al hospital,  permitiendo la entrada únicamente a aquellas personas que realmente necesitaran acudir ineludiblemente, siempre con un único acompañante, y previo control de la temperatura corporal.

Se han demorado consultas externas y procesos quirúrgicos que podían ser aplazados a criterio de los propios facultativos, y hemos atendido únicamente las urgencias.

Todo ello con el fin de garantizar en esas circunstancias excepcionales, la máxima calidad científico-técnica, la seguridad asistencial para usuarios y trabajadores, y la máxima equidad posibles.

Para la coordinación de todas estas acciones se constituyó el Comité COVID-19, compuesto por los Jefes de Servicio de Urgencias, Medicina Interna, Anestesiología, el Coordinador de Calidad y el Supervisor de Consultas Externas, junto con la Directora Gerente, el Director Médico, y la Directora de Enfermería.

– ¿Qué supone esta reestructuración para el normal funcionamiento del Área IV y del Hospital Comarcal?

Sin duda la puesta en marcha de este plan específico de trabajo, con la total división de todos los espacios en dos áreas separadas para la atención segura de los pacientes (respiratorios y no respiratorios) ha supuesto un cambio radical en la atención sanitaria.

Sin embargo nuestros profesionales han apostado por hacer frente a la nueva situación crítica a la vez que han potenciado la asistencia telemática a nuestros usuarios, y han mantenido la asistencia presencial cuando ha sido necesario.

– ¿Qué papel juega la atención primaria en la lucha contra el coronavirus?

La Atención Primaria está siendo fundamental en esta crisis sanitaria. La necesidad asistencial, nos obligó a cambiar la atención separando, desde el día 12 de marzo, el acceso de los usuarios en dos circuitos, uno para pacientes sospechosos de infección respiratoria, y otro para los no sospechosos. Esta  organización de la Atención Primaria, ha requerido el cierre de varios consultorios locales, para poder garantizar la doble vía de acceso en los Centros de Salud, procurar el mínimo tránsito de los trabajadores, y salvaguardar la seguridad de los pacientes no contagiados por Coronavirus.

Se ha potenciado la modalidad de teletrabajo con los usuarios, y se ha favorecido la rotación de los profesionales en turnos de mañana y tarde.

El personal sanitario de los Centros de Salud, hace seguimiento telefónico diario tanto de los pacientes COVID positivos, como de sus contactos más estrechos, consiguiendo con esta acción el control de síntomas. En la mayoría de ocasiones la evolución de pacientes y de sus contactos suele ser favorable hasta la curación sin precisar ninguna otra acción sanitaria. Sin embargo, cuando se detecta que alguna persona ha empeorado o puede padecer alguna complicación se le visita a domicilio para decidir mediante exploración física, si procede o no derivarla al hospital para la realización de pruebas e ingreso en su caso.

El papel de la Atención Primaria ha sido y es fundamental para disminuir la presión asistencial en el Hospital. El personal sanitario ha demostrado un alto nivel de resolución y está siendo el dique de contención de la pandemia.

– ¿Cuántos casos hay en la actualidad en el Área IV? ¿E ingresados en el Hospital?

En el Noroeste tenemos, a fecha 13 de abril, 67 casos COVID positivos, con una ligera mayor incidencia en Calasparra y menor en Moratalla.

A fecha 15 de abril, en el Hospital Comarcal de Noroeste hay 3 pacientes ingresados COVID positivos, y tenemos 2 en urgencias pendientes del resultado de la PCR diagnóstica.

– De seguir a este ritmo, ¿los casos son asumibles o existe el riesgo de que el sistema colapse?

Vista la evolución de la pandemia en la Región de Murcia, no es probable por el momento que el sistema colapse. Desde el punto de vista epidemiológico, salvo que empeore ostensiblemente el número de casos, somos capaces de asumir la demanda actual sin agotar los recursos que tenemos preparados para una eventual sobrecarga asistencial. Sin embargo debemos ser prudentes, pues es posible que se produzcan nuevas ondas epidémicas.

– ¿Los sanitarios del Noroeste cuentan con las medidas de protección suficientes?

Los centros sanitarios han pasado momentos muy dramáticos al principio de la epidemia, por la escasez de medios de protección a nivel nacional e internacional. Afortunadamente, esa situación coincidió en nuestra área de salud con una situación epidemiológica muy favorable, con un nivel de contagio comunitario del virus relativamente bajo, por lo que las situaciones reales de riesgo de exposición a casos sin protección han sido pocas.

En la situación actual esto se ha ido normalizando; disponemos de equipos individual suficientes para nuestros profesionales y el número de pacientes que atendemos, y nuestra reserva logística de estos equipos está aumentando de manera constante.

Nuestros sanitarios cuentan con, monos, batas impermeables, calzas, gorros y gafas de protección integral, así como pantallas de protección. Se les están facilitando mascarillas FFp2 y FFp3, que tienen el nivel de protección más alto, así como mascarillas quirúrgicas para todos los profesionales.

– ¿Se ha reforzado el personal?

Para hacer frente a esta crisis sanitaria hemos reforzado nuestros recursos humanos con la contratación de personal de enfermería en las plantas de hospitalización, en Reanimación y en el Servicio de urgencias. Además  hemos reforzado el servicio de limpieza y el servicio de seguridad para control de accesos al hospital.

En Atención Primaria se ha reforzado presencialmente la Atención continuada en los PAC de Moratalla, Calasparra y Bullas, y se ha mantenido íntegramente la actividad en los Puntos de Especial Aislamiento (PEA) de Benizar, El Sabinar y Cañada de la Cruz. Además estos tres puntos asistenciales, y cada uno de los Centro de Salud cuentan con una dotación de ambulancia adicional para atención domiciliaria.

– ¿Qué le parecen las iniciativas solidarias para proveer de material al Hospital?

Estamos muy agradecidos a todas estas iniciativas, que han sido numerosas. Las pantallas de protección del personal sanitario proceden en gran parte de donaciones. Además nos han donado mascarillas, incluso agua y algunos alimentos, y muchos de nuestros industriales se han puesto a nuestra disposición para que les solicitemos todo aquello que nos puedan donar. Esperamos tener la oportunidad más delante de mostrar nuestro agradecimiento de manera más formal.

– Desde hace unas semanas en Caravaca hay un punto de extracción de muestras, ¿cómo funciona?

Se denomina punto Covid, se encuentra en el Hospital Comarcal y está abierto de lunes a viernes de 9 a 13 h, con una agenda habilitada por la Dirección General de Asistencia Sanitaria, que coordina la citación de los pacientes para la realización del test llamado PCR, Este punto Covid, es atendido por una enfermera y una auxiliar de enfermería, cualificadas para el registro y toma de muestras, que son enviadas al laboratorio del Hospital Virgen de la Arrixaca.

– ¿Han llegado ya los test rápidos?

Los test rápidos ya se encuentran a disposición del Servicio Murciano de Salud. En la actualidad se están utilizando en residencias con pacientes afectados por Coronavirus, y en algunos centros sanitarios de la Región. En breve dispondremos de ellos en toda la Región tal como ha anunciado el propio Consejero. Los test rápidos detectan los anticuerpos que tiene el usuario frente al Coronavirus, es decir, servirán para valorar cuantas personas han pasado la enfermedad incluso de manera asintomática.

– ¿Qué noticias puede darnos de las residencias de ancianos de la comarca?

Se ha constituido un grupo de trabajo, liderado por la Dirección Médica del Área, y se han realizado las primeras visitas a las residencias y centros socio-sanitarios del Noroeste, con una evaluación inicial de la situación y análisis de los mecanismos necesarios para prevenir, vigilar y controlar cualquier posible brote que se pudiera producir, incluyendo la previsión de posibles zonas de aislamiento en cada comunidad.

Estamos interviniendo en la Residencia de Ancianos de Caravaca, en el Hospital de la Real Piedad de Cehegín, en la Residencia Virgen de la Esperanza de Calasparra y en los centros residenciales con los que cuenta la Asociación APCOM en esta localidad.

Ninguno de estos centros tiene por el momento casos de infección por COVID, y si se detectara alguno, tenemos organizada la coordinación con un Médico de Familia y una enfermera de Atención Primaria en cada municipio, para el seguimiento del caso y sus contactos.

– ¿Quiere enviar un mensaje a la ciudadanía?

Quiero dedicarles en primer lugar un fuerte aplauso por su paciencia, su comprensión y el cariño que muestran a diario hacia el personal sanitario.

También les quiero transmitir optimismo en la esperanza de que en breve volveremos a organizar, de manera escalonada y progresiva, las consultas externas hospitalarias, y a programar las cirugías no urgentes que nos hemos visto obligados a posponer en las circunstancias actuales. Espero que los Centros de Salud y los Consultorios vuelvan gradualmente a su actividad habitual.

Quiero manifestar mi agradecimiento a las Corporaciones Locales municipales, con los Alcaldes y Concejales de Sanidad y Seguridad Ciudadana a la cabeza, por su implicación y buena disposición; Policía Local, Cruz Roja, Protección Civil, Guardia Civil y los empleados públicos y ONG de Caravaca, Cehegín, Calasparra, Bullas, y Moratalla han estado colaborando con nosotros en todo momento. El apoyo de todos ellos está siendo de gran ayuda en la gestión de esta crisis sanitaria, y de ello también debe tener conocimiento la ciudadanía.

Por último, estoy convencida de que nuestra población ha visto reforzada su confianza en el personal sanitario, que cuenta con una alta calidad científica y humana, y por eso pido que todos sigan las recomendaciones sanitarias de confinamiento como instrumento principal para contener la pandemia.