Enrique de León, el mago de la televisión (Sálvame, T5,Cuatro, Disney …), presenta “magiaalucinante“. Un espectáculo para los amantes de la magia, una recopilación de los mejores y más vanguardistas efectos del momento.

Con: apariciones increíbles , desapariciones imposibles, levitaciones fantásticas, escapismos impactantes, animales, participación del público… un paseo por todo tipo de magia para que nadie quede indiferente y todo en clave de un humor muy elegante. Un espectáculo con partenaire y algunos efectos especiales. Será en el Auditorio de Calasparra el sábado 16 a las 18:00 horas.

En primer lugar qué nos encontramos en este espectáculo de magia, porque tengo entendido que hay de todo.

Se trata de un paseo por toda la magia para que nadie quede indiferente, intentaremos tocar todas las ramas con apariciones, desapariciones, números de mentalismo, números musicales y levitaciones.

Un poquito de todo para que a todo el mundo le puede gustar.

También nos encontramos la lavadora mágica, cuéntanos un poco más de que se trata.

Es un gran efecto que consiste en el que una chica se mete en una especie de lavadora y digamos que es un tres en uno, desaparece, se cambia de ropa, se le atraviesa varias veces, es como varios efectos mágicos pero todo en uno.

Enrique, cómo fue fueron tus inicios en el mundo de la magia, ¿Cuándo descubres que quieres ser mago?

Siempre hacía mis pinitos con números de magia, lo que entonces eran trucos, porque no era números completos. Hacia mis pinitos desde pequeño, lo que no sabía es que podría llegar a ser mi profesión. Lo que sí sabía es que quería ilusionar a las personas y me tiraba mucho la rama de actor.

Cuando cumplí la mayoría de edad me di cuenta de que hacía falta mucha magia en este mundo y comencé con pequeños grupos de amiguetes, poco a poco me lo fueron demandando hasta el día de hoy que lo hago para el gran público.

¿Y cómo se aprende este oficio, dónde supongo que además se cumple aquello de que un buen mago ninguna desvela sus trucos?

Hay tres maneras hoy en día de poder llegar a ser un gran mago ilusionista, una porque lo heredas y te van enseñando. Una segunda manera sería pasar por una escuela de magia que las hay por ejemplo en El Escorial o en Barcelona. Hay varias escuelas de magia, no son como son Hogwarts e Harry Potter, pero sí nos valdrían para convertirnos en buenos magos o para hacer magia decentemente, y la tercera opción sería leyendo libros y de manera autodidacta con el mundo de internet poder ir aprendiendo.

¿Hay buen nivel en las escuelas de magia en España?

En cuanto a las escuelas, son de lo mejor que hay a nivel mundial. En Madrid tenemos una escuela, que es de la hija de Juan Tamariz, y por ahí pasan los mejores magos de todo el mundo, que serían los que instruyen al resto de magos.

La magia tiene diferentes ramas y uno tiene que saber cuál le gusta, por ejemplo en España somos muy buenos en cartomagia, que es lo que hacía Juan Tamariz precisamente, pero hay muchos tipos de magia como son mentalismo, la hipnosis, números de manipulación, así que dependiendo de la rama que quieras pues uno se especializa y puede llegar muy lejos. En España hoy en día en muchas cosas de la magia estamos a la cabeza.

Un mundo donde supongo que los inicios son bastantes complicados.

Un poco como todo, por un lado está la parte de trabajo-esfuerzo, la cual hay que dedicarle muchas horas. En las cosas artísticas tienes que estar trabajando todo el día no puedes parar, es una profesión con mucha practica.

Y, por otro lado el tema de la competencia, es un oficio donde surgen las envidias de la gente que no quiere que tú llegues porque quieren llegar ellos. Al final es una competencia a veces menos ideal de lo que debería, pero una vez que uno lucha y está en el juego al final puede llegar donde se lo proponga.

¿Con Internet siguen teniendo vigencia trucos antiguos o hay que seguir reinventándose?

Siempre hay que reinventarse, porque la misión última del mago es sorprender a las personas, sí que es verdad que el público conoce muchos de esos números antiguos, pero con darles una vuelta de tuerca y hacerlos tuyos, al final ese truco se convierte en algo totalmente diferente.

Qué te gustaría conseguir en este mundo, ese gran reto

Por suerte, he salido en muchos programas de televisión, tanto nacionales como internacionales. Esa espinita que tenía de pisar grandes escenarios ya me la quité y ahora me queda una que es la más bonita y el fin último que es la de poder llevar la magia a cualquier rincón del planeta.

Me gustaría poder llevar la magia a quien más lo necesite y sin parar de hacerlo.