AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Más medio centenar de caravaqueños ha comenzado los talleres de ‘Risoterapia’, programados por el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz hasta el próximo mes de junio. La concejal que dirige las áreas de Sanidad y Mujer, Mónica Sánchez, se ha desplazado al Centro Municipal de Empleo y Formación para dar la bienvenida a los asistentes, acompañada por el psicopedagogo Salvador Martínez y la risoterapeuta Juani de de Maya.

“Estos talleres, que se desarrollarán a lo largo de doce sesiones cada miércoles por la tarde, gozan de muy buena aceptación y están indicados para personas todas las edades, ya que el objetivo no es otro que potenciar la positividad ante los retos cotidianos que nos plantea la vida y ejercitar la memoria”, según ha señalado la concejal Mónica Sánchez, que ha destacado que “la risa y la salud están estrechamente unidas, como demuestran investigaciones de distintas universidades”.

En estos talleres gratuitos ofrecidos por el Consistorio caravaqueño se trabaja la memoria y agilidad mental de una forma lúdica y amena. Para ello, se emplean técnicas innovadoras relacionadas con la relajación, la musicoterapia, las habilidades sociales y el mantenimiento cognitivo. “Pretendemos que la gente se sienta bien, relajada, de alguna manera feliz. Nuestro objetivo es conseguir que los asistentes aprecien las pequeñas cosas, aprendan a disfrutar con momentos del día a día, a compartir, a tolerar, a empatizar y, en definitiva, a reír”, indicaron los monitores de estos talleres.

Al reír se restablece el equilibrio biológico de las células del organismo, estabiliza la presión sanguínea, oxigena la sangre, facilita la digestión, ayuda a eliminar estrés, miedos, ansiedad, cuando se ríe se libera gran cantidad de tensión acumulada con lo cual se está más relajado, más positivo; se liberan también llamada hormona de la felicidad, sintiendo una sensación de bienestar, placer, paz, etcétera. Además, la risa relaja los músculos, levanta el ánimo, reduce el riesgo de enfermedades. Cuando reímos movemos 400 músculos, mejorando también nuestra respiración.