Plataforma de Infancia y Political Watch
El 55% de la población consultada en la Región de Murcia considera que no se han tomado medidas suficientes para que todos los niños y niñas puedan seguir con su educación durante la pandemia o que éstas han sido insuficientes. Este es uno de los datos recogidos en el informe Cole Seguro: La seguridad de la educación en la Región de Murcia durante el primer trimestre del curso 2020/2021 realizado por la Plataforma de Infancia y Political Watch, con el asesoramiento de la Plataforma de Organizaciones de la Infancia de la Región de Murcia. Dicho informe analiza la inversión del Fondo COVID-19 en educación en la Región de Murcia, su traducción en medidas concretas en los centros educativos, así como la percepción ciudadana sobre la seguridad en las aulas y las medidas implantadas por los centros escolares y las administraciones.

“La pandemia ha agravado las desigualdades, también en el ámbito educativo». ha explicado, María Rodríguez, Especialista en Educación de la Plataforma de Infancia. «De hecho, un 82% de las familias consultadas a nivel estatal han manifestado haber tenido que incrementar su gasto en materiales y equipos con respecto a cursos anteriores”.

El presupuesto invertido en la Región de Murcia para reforzar la educación digital a cargo del Fondo-COVID es el 9,5% de los fondos (media estatal del 10,4%). Además, esta partida se ha podido ver complementada con otros programas autonómicos o estatales como «Educa en Digital». Por otra parte, el 42% de los representantes de la comunidad educativa encuestados manifiesta que se han facilitado equipos informáticos al alumnado para la educación digital, aunque un 20% manifiesta que han sido insuficientes.

“El 59% de la población consultada en la Región de Murcia considera que la educación digital en su centro es regular o deficiente, frente a la media estatal del 52%” ha señalado Juana López, Presidenta de la Plataforma de Organizaciones de la Infancia de la Región de Murcia. “Los datos ponen de manifiesto que la presencialidad es clave para no agravar la desigualdad educativa. Se debe priorizar la actividad presencial en los centros educativos de forma segura”.

Por otra parte, el 59% de la población consultada en la Región de Murcia considera que las medidas que se han tomado en los centros educativos ante la COVID son insuficientes o poco efectivas. Estos datos muestran una satisfacción 19 puntos porcentuales inferior a la media del Estado, donde la proporción de insatisfacción se corresponde con el 40% de las respuestas. De hecho, el 60% de las personas considera que no se le ha informado o no de forma suficiente para reducir los riesgos por la COVID-19 en su centro. Sin embargo, a nivel presupuestario, en la Región de Murcia se ha destinado el 7% de los fondos COVID-19 a limpieza, lo cual supone más del doble que la media estatal, que se sitúa en un 3,3%.
En positivo, señalar que a través del Fondo COVID-19 se han reforzado los servicios de comedor escolar, siendo la Región de Murcia una de las siete comunidades autónomas que han destinado fondos a esta partida. Por otra parte, la contratación de personal docente es la principal partida de inversión de los Fondos COVID-19 en la Región de Murcia, un 43% del presupuesto, por debajo de la media estatal del 55%. Sin embargo, cada centro ha aumentado su plantilla en 3,3 docentes, por encima de la media estatal. Aunque estas contrataciones solo se mantendrán hasta el mes de junio.
Por otra parte, el informe pone de manifiesto que la información pública disponible es muy limitada, “La transparencia sigue siendo una asignatura pendiente en la Región de Murcia” ha señalado López. ”Desde el gobierno de la Región de Murcia la información disponible ha sido muy limitada respecto del reparto de los fondos, como ha ocurrido en otros 14 territorios del Estado. Por ello pedimos información pública accesible, clara, detallada y actualizada”.