AYUNTAMIENTO DE MORATALLA

El Ayuntamiento de Moratalla ha hecho un satisfactorio balance del impacto social del servicio de Escuela de Verano desarrollada durante estas semanas de vacaciones escolares. Se trata de una importante actividad para la conciliación de la vida laboral y familiar, que en esta ocasión ha repercutido en más de 150 familias del municipio y un total de 304 niños y niñas.

En esta edición, la concejalía de igualdad ha querido llevar este servicio no sólo al casco urbano de Moratalla, sino también a pedanías, habiéndose logrado sacar dos grupos en El Calar de la Santa, donde ha habido en total 29 alumnos. Los 275 restantes han acudido a los grupos del casco urbano de Moratalla.

La Escuela de Verano, que esta semana ha dado comienzo el último turno antes del comienzo del curso escolar, ha estado dirigida a niños y niñas en edades comprendidas entre 3 y 12 años, con un horario establecido de 9:00 a 14:00 horas, con un servicio adicional para quien lo necesitara de aula matinal desde una hora antes.

La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Moratalla, Irene Llorente, ha hecho hincapié en “el esfuerzo realizado para la ampliación de servicios de conciliación laboral y familiar, ya que hemos dado un servicio fundamental para el día a día en tiempo de vacaciones escolares, que en la gran mayoría de ocasiones el impacto negativo recae mayoritariamente en las mujeres”.

En este sentido, Llorente ha afirmado que “desde el Ayuntamiento de Moratalla estamos volcados en el desarrollo de servicios que hagan la vida cotidiana de nuestros vecinos más fácil, y con un marcado carácter igualitario, para que las mujeres de Moratalla no se vean discriminadas por asumir roles familiares que se han de abordar en comunidad”.