AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

La Policía Local de Caravaca de la Cruz ha puesto más de 200 sanciones en los numerosos controles efectuados en la vía pública durante los dos meses y medio de estado de alarma transcurridos hasta hoy. En las últimas semanas, se han realizado un centenar de inspecciones en establecimientos comerciales y de hostelería para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad dictadas en las órdenes ministeriales de las fases de desescalada.

El alcalde de Caravaca de la Cruz se ha desplazado hasta las dependencias de la Policía Local para agradecer la profesionalidad y el compromiso todos los agentes, “que, en esta situación sin precedentes y en los momentos más críticos y de mayor incertidumbre, han estado en primera línea y a la altura de un servicio público de carácter esencial, como siguen haciéndolo ahora con total entrega y coordinación durante la desescalada”.

El alcalde ha estado acompañado por el concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, José Santiago Villa, y por el inspector jefe, Juan Moya, quienes han hecho balance de las principales actuaciones realizadas durante la alerta sanitaria, así como de las medidas que se han ido adoptando, entre las que destacan los refuerzos producidos en este periodo en medios humanos, con la incorporación de cinco agentes, y también en funcionamiento y medios materiales.

En cuanto a los medios materiales, “además de los elementos de protección y seguridad para los agentes, se puso en marcha un sistema informático que permite el intercambio de información, la consulta estadística de las actuaciones y la coordinación entre los turnos, que han trabajado de manera aislada para evitar posibles contagios que afectaran al resto de la plantilla”, tal y como ha informado el responsable de Seguridad Ciudadana, José Santiago Villa.

La Policía Local de Caravaca ha actuado en todo momento de forma coordinada con la Guardia Civil, siguiendo lo acordado en la Mesa de Coordinación Policial, que semanalmente se ha celebrado en el Consistorio caravaqueño.

“Los agentes han realizado numerosos controles fijos y móviles para velar por el cumplimiento del estado de alarma y, además, han atendido otras muchas necesidades en materia de seguridad ciudadana, realizando cerca de 200 actuaciones relacionadas con denuncias por violencia de género, alteraciones del orden público o animales abandonados en la vía pública, entre otros servicios relacionados con denuncias ciudadanas”.

Por su parte, el inspector jefe de la Policía ha informado que “aunque la colaboración y responsabilidad del pueblo de Caravaca ha sido alta, se han impuesto más de 200 sanciones en el término municipal por distintos comportamientos relacionados con incumplimientos de la Orden Ministerial en relación al COVID, que han sido remitidas a la Delegación del Gobierno”. “Durante estos dos meses y medio se han producido doce detenciones por diversos motivos, como violencia de género, alteración del orden o drogas”, ha detallado.

Más medios para la Policía Local para luchar contra el consumo de drogas y alcohol al volante

Por otro lado, en el balance realizado del periodo de estado de alarma, la Jefatura de Policía Local  de Caravaca ha puesto de relieve las numerosas incautaciones y denuncias realizadas por consumo de drogas. “Hay que tener en cuenta que, además de controlar que los ciudadanos cumplen con las restricciones en la movilidad, los agentes atienden su deber de evitar otras actividades ilícitas, como es el caso de la venta o el consumo de estupefacientes”, ha señalado el inspector jefe.

En este sentido, otra de las medidas materializadas por la Concejalía de Seguridad Ciudadana ha sido la adquisición de un nuevo sistema para el control del consumo de estupefacientes. José Santiago Villa ha indicado que “el objetivo es dotar al cuerpo policial de mayores herramientas para perseguir la impunidad de los que van bajo los efectos de drogas al volante, ya que multiplica enormemente la probabilidad de provocar un accidente y pone además en riesgo la vida del resto de conductores y peatones”.

Los kits de detección se realizan mediante una muestra de saliva y permiten detectar todo tipo de sustancias estupefacientes, como anfetaminas, opiáceos, cocaína, etcétera. En menos de una semana, con los nuevos sistemas, se han detectado tres positivos por consumo de drogas.

La calibración del sonómetro y etilómetro, que se encontraban averiados desde hace varios años, ha sido otra de las recientes medidas para su puesta en marcha en controles de vigilancia. Igualmente, se ha llegado a un acuerdo con la Dirección General de Tráfico (DGT) para la cesión de un nuevo etilómetro evidencial portátil.

La Concejalía de Seguridad Ciudadana quiere mejorar así los controles para cumplir con las indicaciones de la DGT, que muestran dramáticos efectos del alcohol y las drogas en la conducción, con un aumento del tiempo de reacción, subestimación de la velocidad, problemas de coordinación, peor percepción de distancia, problemas de visión, problemas de atención y coordinación e incremento de la somnolencia, entre otros efectos desencadenantes de accidentes mortales.