JAIME PARRA

Tras imponerse por 1-3 al Muleño las rojinegras se aseguraban matemáticamente el primer puesto de la clasificación y el ascenso a la Segunda División.

Marta Ros

Marta Ros

Las rojinegras se proclamaban campeonas de la categoría la semana pasada logrando, así, el ascenso a la Segunda División del fútbol Femenino.  Tras imponerse por 1-3 al Muleño, aseguraban matemáticamente el primer puesto de la clasificación.

Pieza destacada en este ascenso del Ciudad de Murcia ha sido la central ceheginera Marta Ros, una de las primeras de la plantilla en renovar.

¡Cuándo comenzaste a jugar al fútbol?

A los 11 años empecé a jugar al futbol sala en mi pueblo, y a los 19 cambié a fútbol 11.

¿Por qué equipos has pasado?

Mis andaduras empezaron en un pequeño equipo de Cehegín, se llamaba Tejeras de Valentín F.S.F, después en el Cehegín Atlético F.S.F., cuando cambié a fútbol 11 jugué en el Atlético Noroeste y desde hace dos años juego en el Ciudad de Murcia.

¿Haz un pequeño balance de la temporada?

Ha sido una temporada dura donde las haya, con un comienzo muy difícil y muchos altibajos, pero con trabajo y esfuerzo hemos conseguido el objetivo que era ganar la liga y conseguir el ascenso a Segunda División. Algo que no hubiese sido tan fácil sin la ayuda de la afición y familiares que se desplazaban para apoyarnos en cada partido, ellos han sido decisivos y estamos muy agradecidas.

¿A qué aspiráis esta temporada?

Somos un equipo recién ascendido, y jugar en Segunda División supone un cambio en cuanto a competitividad y calidad de jugadoras. Nuestro objetivo, a priori, es la permanencia.

¿Y tú a qué aspiras en el mundo del fútbol?

En el deporte femenino es muy difícil ser ambiciosa, te cierran muchas puertas por el mero hecho de ser mujer. Yo aspiro este año a disfrutar con mis compañeras, disfrutar de la experiencia, crecer como persona y como futbolista, y sobre todo poder aportar mi granito de arena para conseguir que el deporte femenino en general y el fútbol femenino en particular tengan mayor visibilidad y respeto tanto en la Región de Murcia como fuera de ella.

¿Cuáles son tus primeros recuerdos de fútbol?

Siempre he ido con un balón bajo el brazo, así que la mayoría de recuerdos de mi infancia están relacionados con el fútbol. Me pasaba las tardes enteras jugando con los niños en el parque y allá donde iba me llevaba mi balón. Mi madre siempre me recuerda que, cuando fuimos a recoger mi vestido de comunión me negué, llorando, a que me diesen una muñeca, ¡estaba claro que yo quería mi balón!

¿Futbolísticamente cómo te definirías?

Me considero una jugadora muy polivalente, he jugado en distintas posiciones y me adapto y disfruto en todas ellas. Soy diestra, pero me manejo bien con la zurda. Soy una futbolista comprometida con un gran afán de superación.