Marisa Morata: «A día de hoy me siento más cómoda con la poesía, aunque lo vea como un género casi ‘sagrado’»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

MICAELA FERNÁNDEZ

La muleña Marisa Morata ganaba hace tan sólo unos días el XX Premio de Poesía Dionisia García por su obra ‘Perspectivas del incendio’. Morata lograba alzarse con la primera posición frente a los 434 poemarios de procedencia nacional e internacional que optaban al premio.

Actualmente desarrolla su trabajo como traductora e intérprete en el sur de Francia, donde reside, combinando su trabajo con la escritura. En 2021 comenzaba su participación en el taller internacional ‘Helecho Poético’ a raíz del que publicaba, en 2022, ‘Trayectorias’, su primera obra de poesía. Con ‘Perspectivas del incendio’, su segundo trabajo en el género poético ha logrado este importante reconocimiento.

Marisa Morata publicaba su primer libro ‘Relatos’ en 2006 y ha colaborado en diversos proyectos y obras colectivas.

Hablamos con la escritora sobre este galardón.

P¿Qué ha supuesto alzarse con el Premio de Poesía Dionisia García?

RUna sorpresa y un honor. Estudié en la Facultad de Letras de Murcia. Hice la carrera oyendo hablar de este premio, sin imaginarme nunca que pudiera ser para mí (yo entonces ni siquiera escribía poesía). Que lleve además el nombre de una autora admirada, talentosa, incombustible, me parece premio doble.

PUn premio de lujo con un jurado inigualable…

R Igual que con el premio, los nombres del jurado formaron parte durante mucho tiempo para mí de un universo poético inspirador y admirado. Que se hayan fijado en mi poemario es una especie de fantasía cumplida.

PEste es su segundo poemario, ¿cuándo empezó con el género de la poesía?

R Me resulta difícil definir en qué momento empecé a hacer poesía porque, en general, definir poesía me parece misión casi imposible. Pero siempre ha habido una búsqueda poética en lo que escribo. En 2021 empecé a participar en el taller Helecho Poético, impartido a distancia por el poeta hondureño Samuel Trigueros. Quizá ahí fue cuando me di el permiso de estructurar en versos y olvidarme de los imperativos de otros géneros. Y me sentí muy cómoda.

P¿Qué se encuentra el lector en ‘Perspectivas del incendio’?

R Al igual que ocurre con Trayectorias, se trata de un trabajo íntimo. Los temas son los mismos, aunque toman formas diferentes: la herida, la carencia, los anhelos, los vínculos, la angustia… en este caso se divide en tres partes, que responden al momento «geográfico» en que se escribieron.

PCuenta con publicaciones de relatos, ¿cómo se siente más cómoda, con el cuento o la poesía?

RA día de hoy, diría que en la poesía, aunque lo vea como un género más complejo, casi «sagrado», y siempre existe el temor a traicionarlo. El relato requiere otros talentos que no sé si tengo, como encontrar una trama de interés, personajes creíbles, un buen desenlace… Ahora mismo prefiero priorizar la forma, lo simbólico, y hablar de la propia experiencia de forma más o menos velada, sin generar ficción.

P¿Compaginará ambos géneros en el futuro o la poesía ha llegado para quedarse?

R Nunca me imaginé escribiendo poesía, así que no descarto nada porque no sé qué querré contar ni cómo más adelante.

P¿Está trabajando en otro poemario o es el momento de promocionar ‘Perspectivas del incendio’?

RNo estoy exactamente trabajando en un poemario nuevo, pero inevitablemente van surgiendo poemas. Así que tengo material inédito que podría formar parte de una nueva publicación.

P¿Cómo será su fin de año?, ¿hasta cuándo estará en Mula?

RPor suerte con mucha poesía. Estoy promocionando trayectorias, con una compañía excelente. Pasaré solo unos días más por aquí. P¿Vuelve siempre que lo desea o menos veces de las que le gustaría?

RSiempre vuelvo a Mula cuando puedo y lo necesito. Aquí están mi familia, mis amigos, mi infancia… la mayor parte de mi vida la he pasado aquí, por ahora es indispensable para mí seguir viniendo.

PDe momento, ¿seguirá en Francia?

RSí, de momento sí.

PEn estos casos, fuera de la tierra y con grandes proyectos profesionales, ¿cómo lleva la conciliación?

RPara mí, vivir fuera del lugar de origen aporta una dualidad muy interesante. Tiene sus ventajas y desventajas en muchos ámbitos: laboral, familiar, creativo… pero el contexto hace que las cosas se concilien «solas»..

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.