Ya en la calle el nº 1047

Marina Císcar García: «Siempre he sido una chica con un constante anhelo de respuestas y una profunda curiosidad sobre la ciencia»

El trabajo de la científica calasparreña en el laboratorio danés se centrará en el cáncer de páncreas, uno de los tumores más agresivos que existen

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JAIME PARRA

Marina Císcar García (Calasparra, 1992) es investigadora postdoctoral en el grupo Cancer Metabolism liderado por la Dra. Naiara Santana Codina, departamento de Biomedicina, Universidad de Aarhus (Dinamarca).

Marina Císcar García: «Siempre he sido una chica con un constante anhelo de respuestas y una profunda curiosidad sobre la ciencia»
Labores de voluntariado

Terminó el bachillerato de Ciencias de la Salud de Calasparra y se marchó a Lleida  a estudiar Biomedicina, una carrera por aquel entonces prácticamente nueva y desconocida. “En 2015 la terminé y quise seguir aprendiendo sobre la rama de la genética humana, por lo que realicé un máster en genética y biología celular en Madrid”. La carrera y el máster fueron formaciones muy prácticas que le permitieron estar en el laboratorio desde el primer año. “Así que desde muy temprano supe que hacer el doctorado, era uno de mis grandes objetivos”. Tras varios procesos de selección, en 2016 consiguió una posición como doctoranda en el laboratorio de la Dra Eva González Suárez. Aunque inicialmente el laboratorio tenía base en el centro de investigación IDIBELL (Barcelona), en 2019  se mudaron al CNIO (Madrid), donde, tras una pandemia, mucha exigencia y muchas horas de trabajo puso fin a una etapa de crecimiento personal y profesional enorme. “En octubre 2022, a los pocos días de defender mi tesis en La Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, empecé a trabajar en el departamento de oncología de la farmacéutica Health in Code (Valencia), llevando a cabo estudios genéticos en pacientes oncológicos”.

Marina Císcar García: «Siempre he sido una chica con un constante anhelo de respuestas y una profunda curiosidad sobre la ciencia»
Con sus compañeros de laboratorio de Madrid en la defensa de su tesis, octubre de 2022

Este verano decidió dar un cambio de rumbo y acaba de aterrizar en Aarhus (Dinamarca), preparada para su próximo proyecto como investigadora en su Universidad.

Su frase talismán es “cuando algo te hace muy feliz y a la vez te da un poco de miedo es que es exactamente lo que necesitas”. Y la explica: “la vida es demasiado corta para posponer lo que queramos hacer, ya sea un cambio profesional o personal. Al final, no hay elecciones correctas o incorrectas, hay vivencias y aprendizajes que nos hacen ser quien somos en el presente”.

“Al final, el investigador que quiere ser valorado profesionalmente suele irse fuera de España, al menos temporalmente”
Marina Císcar García
Tweet

Unas semanas antes de esta entrevista, Marina, que ya se encuentra en Dinamarca, acababa de regresar de Accra en Ghana de realizar labores de voluntariado: “Desde muy niña fui consciente de la suerte que tenía de haber nacido en un país desarrollado y tener todas las necesidades básicas cubiertas. Además, en casa ayudábamos económicamente a diferentes organizaciones que protegían los derechos de los niños en países subdesarrollados. Las cartas de las familias y los “reports” de las ONGs que recibíamos anualmente me hicieron interesarme cada vez más por la ayuda humanitaria en países subdesarrollados. Mis ultimas vacaciones las aproveché para ir a uno de los orfanatos con los que colaboro en Accra y pude conocer a todos los niños y niñas maravillosos que viven en él. La experiencia más humana que he vivido nunca”.

¿En qué momento surge tu vocación por la investigación y la ciencia?

Siempre he sido una chica con un constante anhelo de respuestas y una profunda curiosidad sobre la ciencia. De primeras me interesó mucho la medicina, específicamente la especialidad de médico forense. Descubrir que había fallado en el cuerpo para dejar de funcionar me parecía cuanto menos interesante. Sin embargo, en la prueba de acceso a la universidad no conseguí la nota necesaria para entrar a la carrera de medicina y tuve que pensar alternativas. Fue entonces cuando descubrí Biomedicina, una carrera que combinaba asignaturas de Medicina, Bioquímica, Biotecnología y Biología. Por aquel entonces era una carrera que se había empezado a ofertar un año antes solo en Cataluña, así que, eché la matricula, me aceptaron y así comenzó mi carrera científica en Lleida. .

¿Has tenido algún referente en la escuela, en el instituto, familiar… que te animara y avivara tu interés por la ciencia?

Mi pasión o interés por la ciencia era más bien un hobbie que tenía al llegar de la escuela y el instituto. Por eso diría que mi interés por la ciencia se la debo a mis padres, quienes ponían “por el medio” las revistas de National Geographic y nos llevaban de excursión a mi hermana y a mí a museos, observatorios, yacimientos arqueológicos, etc para que aprendiésemos de la forma más divertida posible.

Además de tu trabajo científico, ¿consideras que es importante que los investigadores realicéis una labor divulgadora entre la sociedad?

Por supuesto, la sociedad debe ser partícipe de todos los descubrimientos y avances que hay cada día en todos los ámbitos de la ciencia, por muy pequeños que sean. De hecho, todos los resultados de las investigaciones que realizamos los científicos se publican en artículos de revistas especializadas en un campo concreto. En mi caso, en revistas de investigación oncológica. Sin embargo, la mayoría de los artículos están en inglés, porque es el idioma predominante en la comunidad científica, y además están repletos de tecnicismos y lenguaje complejo. Es necesaria una divulgación mucho más amplia de la que hay actualmente. Acercar la ciencia a los colegios, a los institutos, a las “calles” puesto que todos merecemos tener conocimiento de lo que se va descubriendo, que va más allá de las limitadas noticias que vemos en televisión o periódicos.

¿Estarías dispuesta por ejemplo a realizar charlas o encuentros en colegios e institutos con los estudiantes?

Claro, es algo que ya he hecho algunas veces. Además, hay centros de investigación que tienen “acuerdos” con escuelas e institutos donde se realizan charlas y encuentros anuales entre investigadores y estudiantes. También está “la noche de los investigadores”, donde todo el que quiera puede ir a ciertos centros de investigación y aprender un poquito más sobre lo que hacemos en el laboratorio. Es muy agradable ver como sobre todo los estudiantes se implican y en muchos de ellos nace el interés por ser científicos y científicas en el futuro.

Existe un Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, ¿queda aún por avanzar en el reconocimiento o la visibilización de la mujer científica?

Hemos avanzado, pero seguimos en el camino y aun nos queda mucho por recorrer. A lo largo de la historia de la ciencia, la desigualdad entre géneros ha sido una realidad, y el “efecto Matilda” lo pone de manifiesto. En resumen, este término hace referencia a la tendencia histórica de ignorar e incluso menospreciar las contribuciones de las mujeres en la ciencia (y en otros campos) atribuyendo su trabajo a compañeros masculinos. ¿Por qué es necesario la existencia de un Día Internacional de La Mujer y la Niña en la Ciencia? Seguramente, porque todavía es necesario corregir las inequidades de género en el reconocimiento de los logros académicos.

Todavía hay muchas mujeres que tienen que decidir entre la maternidad o avanzar profesionalmente, ¿el problema es mayor aún entre las jóvenes científicas?

En mi opinión, ser mujer, investigadora y desear tener una vida personal a veces resulta desafiante. La investigación científica es una carrera altamente competitiva que demanda una considerable carga de trabajo (plazos ajustados, proyectos demandantes, presión constante para producir resultados). A esto se suma la inseguridad laboral, ya sea por contratos a corto plazo, o competencia por financiación. Y, por si fuera poco, las expectativas culturales tienen mucho peso en España, donde en numerosos centros de investigación se espera que los científicos sacrifiquemos nuestro tiempo libre para dedicárselo al trabajo. Por eso, siguen haciendo falta políticas institucionales de apoyo que respalden la conciliación entre vida laboral y personal.

¿De qué trata tu tesis doctoral?

Mi proyecto de tesis deriva de observaciones previas en el laboratorio donde detectamos que había una proteína llamada RANK frecuentemente expresada en cáncer de mama a diferencia del tejido de mama sano. Mi objetivo fue descifrar el papel de RANK en cáncer de mama, ahondando en el subtipo tumoral y determinando su valor terapéutico en las pacientes. Para ello, analizamos más de 2000 muestras de pacientes con cáncer de mama provenientes de diferentes hospitales nacionales e internaciones y llevamos a cabo muchísimos ensayos funcionales in vitro e in vivo utilizando diferentes modelos murinos.

A grosso modo, podemos clasificar el cáncer de mama en tres subtipos: Luminal, HER2+ y triple negativo. Mientras que el primer tipo está caracterizado por la expresión de receptores hormonales, el segundo y tercer subtipo carecen de esos receptores.

Nuestros resultados mostraron que la expresión de la proteína RANK es más frecuente en aquellos tumores de mama con receptores hormonales negativos asociándose además con un mal pronóstico y una mala respuesta a quimioterapia. Asimismo, observamos una mayor activación de la vía de señalización RANK después de la menopausia. Por lo tanto, la investigación realizada en mi tesis sugiere que el tratamiento base junto con un inhibidor de RANK, como el anticuerpo Denosumab, podría ser una combinación de tratamiento con un mayor valor terapéutico en pacientes postmenopáusicas con tumores de mama hormono-negativos que expresen la proteína RANK.

Este trabajo ya está publicado en la revista EMBO Molecular Medicine desde marzo 2023. https://www.embopress.org/doi/full/10.15252/emmm.202216715

Háblanos del centro de investigación donde vas a comenzar a trabajar en Aarhus.

Voy a trabajar en el laboratorio de Cancer Metabolism, dentro del departamento de Biomedicina en la Universidad de Aarhus. La Universidad de Aarhus tiene un gran prestigio a nivel nacional e internacional por su excelencia académica. Afortunadamente, en Dinamarca se destina muchísimo dinero público a la investigación y eso repercute en la ciencia de calidad sumado a la potente filosofía “work-life balance”, el equilibrio entre la vida profesional y personal.

Concretamente la investigación en el laboratorio se centra en cáncer de páncreas, uno de los tumores más agresivos que existen con una supervivencia a 5 años de tan solo el 10%. Específicamente, vamos a estudiar la reprogramación del metabolismo que desencadenan las células tumorales pancreáticas para sobrevivir, crecer, multiplicarse y metastatizar. Además, analizaremos los mecanismos de resistencia que generan dichas células tumorales a los tratamientos convencionales para poder encontrar alternativas terapéuticas. 

¿Tu marcha a Dinamarca se debe a tu voluntad o a la necesidad?

Una mezcla de ambos. Siempre quise vivir y trabajar una temporada en el extranjero para enriquecerme de nuevas culturas, nuevo idioma y aprender otras formas de trabajar. Pero el empuje final me lo ha dado la necesidad de encontrar un trabajo que me haga feliz y me valore profesionalmente al mismo tiempo.

Si contrastamos el estado actual de la investigación en España con el de hace dos décadas, hemos vivido un gran avance. No hace muchos años había investigadores con contratos muy precarios o incluso doctorandos que bajo una exigencia enorme desarrollaban tesis gratuitamente. Ahora la cosa ha mejorado. No obstante, las condiciones de trabajo de un investigador en España siguen estando muy por debajo de la media europea, y al final, el investigador que quiere ser valorado profesionalmente suele irse fuera de España, al menos temporalmente. Ojalá pronto cambien las cosas y podamos volver a nuestra tierra.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE