JAIME PARRA

El 27 de mayo la Federación de Atletismo de la Región de Murcia premió a los hermanos Francisco y María José Espín por sus logros deportivos antes de que el deporte, como la vida, se paralizara por la pandemia.

Atletas de diferentes disciplinas (él hace marcha, ella medio fondo), en su caso, además de los arduos entrenamientos, de la mejora de la técnica, la genética ha jugado un papel extraordinario. “Me han dicho amigas comunes”, explica su entrenador Rosendo Berengüi, “que su madre en el colegio lo ganaba todo, fuera baloncesto, fuera balonmano… y ellos han heredado una genética privilegiada”.

Sobre María José, señala que a pesar de su gran marca en 400 se han centrado en el 800 metros y su mezcla de resistencia y velocidad. “Ella sabe leer bien las carreras y tiene unas condiciones físicas y técnicas magníficas. Le auguro un futuro muy bueno porque entrena con mucha disciplina.”

Sobre su hermano Francisco Espín, Rosendo recuerda que siempre ha estado entre los tres primeros clasificados en el ranquin, un futuro muy bueno con la incertidumbre de qué hará en Madrid: “si persiste en su carrera deportiva, habrá que buscar un entrenador amigo y un grupo de atletas con los que pueda entrenar”.

María José Espín (15 años, IES Los Cantos)

¿En qué pruebas te has especializado?

Hago 800 metros y 400 metros lisos. Medio fondo.

¿Cómo te ha ido esta temporada?

Me ha ido regular, porque entrenaba bien, con buenas marcas, pero he tenido muchas lesiones y no he podido acudir a campeonatos de Españas.

¿Por qué te premiaron en la gala del atletismo

Uno fue por quedar primera en el Campeonato de España de Granollers en 600 metros lisos y otra por quedar segunda un año después en otro de 600 metros de lisos en Cuenca. Esos campeonatos fueron 2020 y 2021.

¿Cómo comenzaste atletismo?

Empecé porque una vez mi hermano dijo que quería empezar a entrenar atletismo, mi madre lo llevó a Cehegín porque no hay pista de atletismo en Bullas. Quise probar ese deporte, me dejaron, me gustó y seguí hasta el día de hoy.

¿Y el medio fondo?

Al principio, al ser pequeña hacía todo tipo de pruebas: lanzamiento, saltos… pero me di cuenta que me gustaba correr. Hice cross, fondo…

Pero me gustó el medio fondo porque, son pruebas que no tienes que estar mucho rato corriendo, se trata de ir rápido pero a la vez de tener que aguantar. Me gusta esa sensación de correr rápido pero a la vez ir aguantando.

¿Qué diferencia hay entre correr los 400 y los 800 metros?

En los 400 casi siempre corro prácticamente sola, tengo que ir a lo que yo pueda, intento salir fuerte pero dejando fuerza al final porque los últimos cien metros son muy duros.

En los 800 ,al ser por calle libre, corremos todas por la misma calle, cuenta mucho la táctica y hay que tener cuidado por los empujones. Si sales muy fuerte en la primera vuelta, en la segunda no aguantas, hay que ir con cabeza sin desfogarte al principio.

¿En qué tienes que mejorar?

Lo que peor se me da es en los 400 la salida, porque hay que salir de tacos y me cuesta salir, salgo muy mal. En cambio el sprint se me da muy bien, porque siempre reservo fuerzas y puedo apretar para llegar la primera.

En los 800, en los últimos 200 metros reservo fuerza y puedo apretar. Aunque la salida, al ser de pie, también la hago bien.

Y este verano, ¿qué te planteas?

Voy a hacer un descanso activo, saldré a correr, haré gimnasio, nadaré también. Pero sin forzar mucho para que el cuerpo descanse pero sin pararme del todo

Francisco Espín

Francisco Espín

Francisco Espín (18 años, IES Los Cantos)

¿Por qué te premiaron en la Gala del Atletismo Murciano?

Fue por dos medallas de bronce nacionales en marcha atlética en categoría juvenil.

Una fue en Extremadura y la otra  fue en Huelva. En la distancia de 5 kilómetros marcha y la otra en la de 10 kilómetros marcha.

¿Cómo comenzaste en el mundo del atletismo?

Fue hace diez años. Jugaba al fútbol y era muy rápido. Mis padres me llevaron a Cehegín a probar con el Cehegín Atlético. Empecé a correr, me gustó mucho y me quedé allí.

¿Qué prefieres 5 o 10 kilómetros?

La verdad es que los 5 me gustan más, prefiero la velocidad más que tanta resistencia.

¿Por qué la marcha?

Empecé desde pequeño, en su momento me gustó, hizo mucho que ganara carreras. Me gustó más que otras pruebas.

¿Cómo te planteas el futuro?

Ahora mismo estoy terminando la temporada. En el horizonte no tengo nada. El año que viene voy a estudiar en Madrid un doble grado, Arquitectura y Diseño de Interiores, tengo que organizarme y ver si puedo combinarlo.

Por ahora he tenido bastante facilidad para llevar estudios y entrenamientos, el año que viene dios dirá, porque no sé cómo va a ser la carrera, tengo que adaptarme.

¿Cómo es tu entrenamiento?

Normalmente entre cinco y seis días a la semana, entre gimnasio y series.

Un gran esfuerzo para tus padres casi todos los días de la semana (más competiciones) llevaros a Cehegín.

Hasta hace poco, siempre nos tenían que llevar, nos organizábamos con otros atletas que iban de Bullas porque Cehegín es la pista más cercana.

¿En qué te dice tu entrenador que debes mejorar?

Normalmente me dice que el braceo, el tren superior, es lo más flojo que tengo.