MICAELA FERNÁNDEZ

Desde el inicio de las crisis sanitaria por el Covid-19, el municipio de Campos del Río era uno de los dos municipios de la Región, junto a Ulea, que se mantenía libre de coronavirus. En el transcurso intermedio entre la realización y publicación de esta entrevista se conocía el primer positivo por Covid en Campos del Río.

Desde el primer momento, el Ayuntamiento ha intensificado, todavía más, las medidas de seguridad y desinfección.

¿Cómo está viviendo la situación de crisis actual desde su puesto frente al Ayuntamiento de Campos del Río?

Desde el primer momento, y en coordinación directa tanto con los cuerpos de seguridad y protección, como con todos los funcionarios del Ayuntamiento, hemos establecido una dinámica de trabajo intensa y reforzando aquellos sectores precisaban una mayor atención.

Todos, desde el primero hasta el último están realizando un excelente trabajo, no ha habido horas ni fines de semana, sólo actuar y atender todas y cada una de las necesidades de nuestros vecinos sin desatender el trabajo habitual no relativo al Covid-19.

¿Cuáles son las medidas más destacadas que se han establecido desde el Ayuntamiento?

En materia Social se han garantizado alimentos, higiene y medicación a personas vulnerables, especialmente mayores y dependientes. Para ellos también se está mantenimiento un seguimiento y coordinando ayuda a domicilio y servicio de teleasistencia. Se ha realizado un seguimiento a las familias del Programa de Familia y Menor con apoyo socioeducativo y emocional, contacto con los centros educativos y orientación psicológica. También se han prestado ayudas de urgente necesidad con vales de compra. Servicio de orientación psicológica y paquetes de alimentos a familias vulnerables y cestas de alimentos para alumnos becados de comedor escolar.

Económicamente se ha ampliado el plazo hasta el 6 de julio en el Impuesto de Vehículos y la Tasa de Basuras. Se han suspendido las cuotas de la Escuela Infantil hasta la reanudación de las clases. Fraccionamiento del pago de los tributos y suspensión de los plazos de procedimiento de las multas de tráfico. También se han instalado mamparas de protección en los comercios y se está estudiando el aplazamiento y/o suspensión del cobro de tributos y recibos municipales para vecinos, pymes y autónomos, entre otras medidas.

¿Cuáles son en estos momentos las consultas que más preocupan a los ciudadanos?

La preocupación sigue siendo la vuelta a la normalidad. Hemos intentado que, a pesar del confinamiento, los vecinos contaran no sólo con todo lo que pudieran precisar, sino también con campañas y programas de apoyo de ocio, deporte y cultura. Hemos intentado mantener en todo momento informada a la toda la población de lo que estaba pasando, las medidas a tener en cuenta y dar cobertura a las necesidades básicas de todos los vecinos. El aspecto educativo también ha preocupado bastante a los ciudadanos, sobre todo antes del reparto de libros y material escolar.

¿Cómo están actuando los vecinos de la localidad en cuanto al confinamiento?

El municipio de Campos del Río ha reaccionado de forma ejemplar ante esta situación. Contamos con un porcentaje de población de riesgo muy alto, con un gran número de ciudadanos mayores de 65 años. Eso también ha hecho volcarse a todos los vecinos en mantener las medidas del confinamiento no sólo por ellos, sino por todos los camperos.

Campos del Río era hasta el pasado miércoles uno de los dos municipios de la Región sin casos de coronavirus…

Sabíamos que podía pasar y al final se ha hecho realidad. Debemos de pensar que llega en un momento en que el Servicio Murciano de Salud está más liberado y los vecinos cuentan con más información que al principio. No vamos a bajar la guardia y prueba de ello es que desde que se conocía la noticia hemos incrementado las medidas de limpieza y desinfección, también se seguridad, se ha modificado el programa de ayuda para no exponer a la población más vulnerable y vamos a intensificar el apoyo a los vecinos ahora más que nunca.

Las muestras de cariño, apoyo y unión de los vecinos para la familia afectada ha sido otro aspecto a resaltar porque una vez más los camperos han demostrado estar a la altura de las circunstancias. Dar las gracias también al Área Sanitaria I por el buen trabajo que han realizado con Campos del Río, a los doctores del consultorio médico, Don Antonio y Doña Trini, también a Blas y a Joaquín. Por supuesto a la Residencia de Ancianos Club de Campos, cuyas trabajadoras, dirección y gerencia han realizado una labor super importante con un estrés máximo. A nuestros agricultores que han cogido sus tractores y se han echado a la calle y de los que estoy muy orgullosa, y a todos y cada uno de los vecinos.

Todas las concejalía están proponiendo actividades virtuales para los vecinos durante el confinamiento, ¿cómo está siendo la respuesta de los vecinos?

Me siento muy orgullosa de la labor que están realizando tanto los técnicos del Ayuntamiento proponiendo actividades como mis concejales. Están trabajando muchísimo. Tampoco podría olvidar a todas aquellas personas que están colaborando con nosotros para que muchas de ellas puedan realizarse desde música en la calle, cumpleaños, exhibiciones deportivas, musicales, gastronómicas, lectura de cuentos, representaciones teatralizadas… y me dejo muchísimas más. La respuesta ha sido tan buena en todos los aspectos que nos han animado a seguir haciendo más. Ver como los vecinos te felicitan, responden con videos, fotografías y palabras de apoyo es el mejor impulso para seguir trabajando por ellos.

Una de las reivindicaciones del Ayuntamiento durante el inicio de la crisis fue que el Consultorio Médico permaneciera abierto, ¿cómo fue ese proceso?

Cuando empezó a oírse que una de las medidas para suplir la falta de personal sanitario era cerrar los pequeños consultorios nos pusimos de forma inmediata con la consejería de Sanidad. No podíamos exponer a nuestra población de riesgo a trasladarse a otros municipios y, además, la mayor parte de ellos no contaban con medios de transporte para hacerlo. Creímos que lo más sensato era que el consultorio quedara abierto y así lo entendieron. También éramos conscientes que, si había que tomar medidas extraordinarias frente a la pandemia había que hacerlo, pero pensamos en cubrir las necesidades esenciales de nuestros vecinos y creemos que fue lo correcto.

Otra medida ha sido agilizar y facilitar los trámites urbanísticos para que el desarrollo del municipio pueda sostenerse incluso durante la crisis…

El Ayuntamiento no ha parado de trabajar desde el inicio de la crisis. Paralizar el Ayuntamiento es paralizar el desarrollo del municipio y creemos que estamos trabajando en la línea correcta para seguir avanzado. Dar continuidad a las licencias urbanísticas era que la construcción siguiera trabajando y agilizar y facilitar todos los trámites es pensar en que, cuando concluya el confinamiento, no habrá que esperar durante meses para iniciar ciertos procedimientos con la administración porque éstos seguirán tramitándose durante el periodo actual. Hemos apostado por que se mantenga el desarrollo del municipio y, en esa línea seguimos trabajando, no sólo en materia urbanística sino en todos los sectores.

¿Pensó alguna vez que tendría que enfrentarse a una situación similar?

Nunca, ni en el peor de mis sueños imaginé una situación similar. La vida la forman las personas. Nuestros mayores en las calles, nuestros niños en los parques y jardines, las escuelas, la alegría de las fiestas. Un hecho tan simple como salir a realizar una compra se ha convertido en una actividad de riesgo. Tenemos que pensar que esta situación va a acabar, que juntos y unidos hemos frenado a este virus, que muy pronto todo volverá a la normalidad y que tenemos que seguir siendo muy cautos y disfrutar mucho más de todo lo que forma parte de nuestras vidas.

¿Cómo cree que será la vuelta a la normalidad, ¿que sectores será más difícil estabilizar?

Nos enfrenamos a una situación muy nueva y muy difícil de explicar. Todo va a ir muy despacio y habrá muchas cosas que tengan que cambiar, pero, al igual que hemos sido capaces de confinarnos seremos capaces de volver a resurgir. El tiempo nos irá marcando la estabilidad de todos los sectores. Lo que sí tengo muy claro es que vamos a apostar por todos nuestros vecinos, pymes, autónomos y empresarios. Para que todos puedan volver a recuperar la normalidad y devolver la vida a este hermoso lugar. Nuestros hábitos y nuestras rutinas tienen que cambiar. Tenemos que funcionar con mascarillas, mantener medidas de higiene, guardar las distancias y estar con la máxima atención en todo momento. No es el momento de relajarnos.