JAIME PARRA

La mayoría atesoramos en la memoria alguna fotografía deportiva, bien porque esa imagen nos marcó durante la infancia, bien porque de tantas veces que la han rescatado en prensa o televisión forman ya parte de la memoria popular.

Cuando un Luis Enrique ensangrentado recrimina al árbitro que no señalara la agresión de Tassoti; la volea en Champion de Zidane, el famoso “shot” de Jordan contra los Cavaliers o Muhammad Alí triunfante sobre un Sonny Liston desfallecido.

La fotógrafa deportiva de Bullas María Jiménez Martínez trabaja para un club de fútbol donde cada semana puede realizar esa fotografía que se queda grabada para siempre en la retina: el Real Madrid, al que llegó hace cinco años.

Nos cuenta cómo fueron sus inicios, sus referentes, qué debe tener una fotografía que la haga especial…

La fotógrafa deportiva María Jiménez

¿Cuándo comenzó tu afición por la fotografía?

Mi afición por la fotografía comenzó a partir de que mis padres me compraran mi primera cámara, ¡recuerdo que hasta salía de fiesta con ella! Tengo un archivo fotográfico de todos los momentos vividos con mis amigos, de esto te hablo cuando tenía 13 o 14 años. Suena muy típico, pero iba con la cámara a todas partes.

Más adelante, mis padres compraron una Nikon y ahí comencé a hacer retratos. Me encantaban los retratos, ¡incluso a mi misma!

¿Recuerdas la primera fotografía que hiciste?

Sinceramente, no sabría decirte. Me ha gustado la fotografía desde siempre, pero no tenía claro que quería acabar dedicándome a ello. Imagínate, yo hice el bachiller de ciencias de la salud, no tenía nada claro mi futuro. Al final, mi profesor de audiovisuales del instituto, Isi, me dio el empujó que necesitaba para estudiar Comunicación Audiovisual. Él quizás no lo sabe, pero en parte soy lo que soy gracias a él.  

Lo que si recuerdo es un retrato en blanco y negro que hice a mi padre, para presentarme a un concurso por el día del Padre. ¡Gané el primer premio!  

Cuéntanos de tus primeros pasos como profesional.

Aquí tengo que nombrar a varias personas importantes, mis padres por supuesto, sin ellos no hubiera sido posible estar donde estoy; y a una persona que creyó en mí desde el primer momento, mi compañero Juanra García.

Y por supuesto a Carrillo, uno de mis mejores amigos que jugaba por entonces en el Real Murcia, él me animó a que yo hiciera las prácticas de la uni en el club. Esos meses fui muy feliz, viví desde dentro lo que era trabajar en una entidad deportiva. Ahí fue cuando de verdad decidí decantarme por la fotografía deportiva.

¿Dónde trabajas actualmente? Háblanos de tu día a día.

Hoy en día tengo la suerte de formar parte de la plantilla de fotógrafos del Real Madrid. Somos 5. Nuestro día a día depende muchísimo de la agenda del primer equipo, por supuesto, todos los días hay entrenamiento y los fines de semana, partido. Además, cubrimos al equipo femenino, baloncesto, Castilla, eventos de la Fundación, Actos Sociales del Club…

¿Qué es lo que más te atrae de la fotografía deportiva? ¿Siempre te has decantado por este tipo de fotografía?

Lo que más me atrae de la fotografía deportiva es la rapidez y la concentración que necesitas a la hora de realizar una fotografía. Son momentos que ocurren en un segundo, y que tienes que tener: el disparo de un gol, la celebración, un buen regate… Cuando haces un partido tienes que conseguir tener lo mejor que ha sucedido de la mejor forma posible, pero que sucede en segundos.

¿Qué intentas captar en una fotografía?

Dentro del campo, los instantes del juego lo más precisos posibles, para poder contar qué ha sucedido en el partido y que el resto de personas o aficionados que no han estado en el campo, puedan trasladarse al partido.

Fotografiar a la afición es captar la emoción. Eso es la parte más bonita de mi trabajo. Al final el deporte es disfrutar y compartir emociones. 

¿Tienes algún fotógrafo deportivo como referente?

Por supuesto, mis compañeros, son mi referente día a día y de los que más aprendo. Gracias a ellos soy la fotógrafa que soy hoy en día.

Después te diría que hay una fotógrafa deportiva que me gusta muchísimo, Victoria Haydn. Es fotógrafa del Mánchester City y la sigo bastante por redes sociales. También hay muchísimos fotógrafos deportivos a los que sigo desde muy cerca. Una buena fotografía no la puede hacer cualquiera, sobre todo la fotografía deportiva. Necesitas muchísima práctica para que la foto sea perfecta. Como he dicho anteriormente, rapidez, concentración, creatividad y una precisión enorme, entre otras cosas.

¿Cómo sabes que una foto es la “elegida”?

Porque es la ‘foto’ del partido. Lo sabes nada más hacerla. En un partido pasan muchísimas cosas, pero una es clave, un gol, un penalti, una celebración, una buena jugada…

Ahora que se conmemora el 8M, en el mundo de la fotografía deportiva, ¿te has encontrado casos de machismo?

Por desgracia, si. Al final en esta profesión somos muy pocas mujeres. Hay hombres, sobre todo, de otras generaciones, que siguen viendo raro ver a una mujer en el fútbol. Aún así, yo tengo la suerte de estar en un club donde se trabajaba muchísimo para evitar el machismo.