JAIME PARRA

¿Qué importancia tiene la Virgen del Rosario para los habitantes de Bullas?

Para la gente de Bullas es su patrona por antonomasia. El Sagrado Corazón de Jesús es el otro patrón, pero sin desmerecer, la virgen del Rosario se identifica total y absolutamente. En los momentos más tristes, aunque no me guste recordarlos, como en el accidente de autobús, la gente la tiene muy muy presente. Hay una devoción y fe extraordinaria, no todo el mundo es absolutamente creyente, pero hasta los que no lo son se amparan y buscan su consuelo.

Yo que soy la alcaldesa de los que ven las fiestas de un modo religioso y de los que no, veo que todos tienen un absoluto respeto por la virgen del Rosario.

¿Qué le pareció el discurso del Maestro del Vino?

Juan Pedro conoce esta zona de una manera histórica mejor que la mayoría de la gente; siempre que lo escuchas consigues tener una cantidad de datos extraordinarios, hace libros sobre la comarca, sobre la denominación de origen, sobre el cooperativismo de Bullas… de una forma altruista para que conozcamos mejor nuestra historia. Como buen discurso del Maestro del Vino, el suyo fue muy didáctico y en tiempo y forma excepcional.

¿Qué les ha llevado a elegir a los pregoneros de las Fiestas?

Siempre intentamos que sean personas que respondan a cierta diversidad personal, mayor, joven, hombre, mujer… Hemos ido alternando hombre y mujer estos cuatro años pasados.

Se intenta hacer un reconocimiento a alguien que es de Bullas, puesto que no se pretende la promoción, sino premiar a alguien que hace cosas por Bullas, que tengan una trayectoria vital extraordinaria. En este caso, trayectoria académica toda, son músicos consagrados que lleva mucho tiempo viviendo fuera.

Es un homenaje a los músicos en general. Pero para colmo el hecho de que su profesión les obliga a estar mucho tiempo fuera lleva un mérito unido, al sacrificio de la carrera en música en sí, se le une que tienen que estar fuera mucho tiempo, y eso que puede parecer muy divertido lleva unos sentimientos de soledad muy grandes.

Es una decisión que toman con una valentía enorme y encima cuando están fuera llevan la bandera de Bullas donde haga falta porque se sienten muy orgullosos de su tierra. Me hace mucha ilusión que sean tan jóvenes.

Una invitación a los vecinos de los otros pueblos de la comarca.

En la comarca tenemos unas fiestas cronológicamente muy ordenadas, después de las de Mula vienen las de Bullas. Ahora como le toca a Bullas yo sé que la gente del Noroeste y Río Mula las tienen muy presentes, siempre empiezan con las Fiestas del Vino, y territorio DO es esta comarca, así que son protagonistas e parte de nuestras fiestas. Están invitados y aquí los recibimos con los brazos abiertos.

Un deseo para los bulleros en estos días de Fiestas.

Días de fiesta tampoco son tantos, que intentemos aparcar un poco los problemas que todos tenemos e intentar disfrutar de todo lo que se prepara para que pasen un rato de felicidad, ya que se prepara la programación con muchísima ilusión por y para ellos, que todo sea con la máxima normalidad posible y si el tiempo respeta mejor.