JAIME PARRA

La Federación de Municipios de la Región de Murcia celebró el 26 de noviembre su Asamblea General Ordinaria anual en Los Alcázares. A ella asistieron la mayoría de los alcaldes y alcaldesas de la región, miembros natos de este órgano, y ha estado presidida por su presidenta María Dolores Muñoz, alcaldesa de Bullas.

¿Qué balance hace de este año 2021?

Hasta mitad de año hemos seguido lidiando con las consecuencias directas de la pandemia. Mi elección fue el 29 de noviembre de 2019 y dos meses después entrábamos en pandemia.

Todos los objetivos marcados en esa Asamblea en la que fui elegida quedaron aparcados para priorizar las necesidades más urgentes de los ciudadanos.

No dejamos de lado nuestro principal objetivo, que es conseguir una financiación justa para todos y cada uno de los municipios La administración local no puede llegar a tener la independencia que por ley (el artículo 142) le pertenece si no tiene la financiación suficiente para que así sea.

El Artículo 142 establece que los ayuntamientos tengamos esta independencia, ese nivel de financiacón lo adquirieron las comunidades autónomas pero no la administración local.

Participamos de los ingresos del Estado, quizá no de una manera justa o por lo menos podemos decir que es muy mejorable, pero participamos. Pero no de los de la Comunidad Autónoma.

En la región, a diferencia del resto de comunidades, no existe un Fondo Incondicionado o una Ley de Financiación Local.

Ese es nuestro objetivo más claro que va unido a otro: las competencias que nos pertenecen que no están claras. Podríamos aceptar casi cualquier competencia siempre y cuando tuviésemos la financiación suficiente, algo que no se da.

Debería existir un marco legislativo, que está pendiente de desarrollar desde el 88. Desde la Federación trabaja mos en un borrador para llevar una nueva Ley de Bases de Régimen Local.

Como segundo eje, la cohesión social de todos nuestros territorios y, como tercero, la sostenibilidad. Llevamos estos dos últimos años participando de cualquier proyecto europeo o de colaboración público privada relacionado con la sostenibilidad, la economía circular… Los resultados son satisfactorios integrándonos en proyectos europeos.

También damos formación continua tanto a los ayuntamientos como al personal que trabaja en ellos.

Y tenemos una relación permanente con distintas asociaciones, instituciones, el tejido empresarial… que nos consideran el interlocutor válido para que se traslade de manera eficaz información válida a los municipios. Incluso con algunas firmamos convenios que después cada ayuntamiento puede suscribir o no.

¿Qué planes tienen para 2022?

Intentamos convertirnos en una asociación más moderna, actualizada y con la capacidad profesional y técnia para lograr los objetivos de los que anteriormernte hablaba, empezando por la financiación local que hasta que no se consiga siempre va a ser nuestro principal objetivo.

También tenemos toda la intención de conseguir participar en los criterios de reparto de los Fondos Europeos de Next Generation. Así se lo hemos solicitado tanto al al Gobierno de España como a la Consejería responsable.

Nos preocupa el tema de la despoblación de algunos de nuestros municipios por lo que se creará una comisión especial.

Seguiremos con el desarrollo de proyectos europeos, estamos en tres, y estamos a punto de entrar en otro.

Y por supuesto ampliar servicios para solucionar los problemas del día a día que van surgiendo como el tema de la plusvalía, las podas…

¿Por qué es importante que exista una Federación de Municipios?

La Federación es muy muy importante como interlocutor para la solución de problemas de los ayuntamientos.

Nuestra principal reivindicación como Federación es la misma que tienen los ayuntamientos por separado: una mejor financiación.

Y todos juntos, sin importar el color, porque es un problema para todos, hacemos más fuerza. Solo por eso somos importantísimos.

No todos los ayuntamientos tienen capacidad para formar a su personal, algo que la Federación sí tiene, o para desarrollar proyectos de gran envergadura.

Quien trabaja con nosotros nos ve como un interlocutor válido, eficaz y útil para dar soluciones.