Ya en la calle el nº 1052

María Abellán: “Suelo llevarme el personaje a mí misma, para no caer en clichés”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

¡Quiero mi camerino! se estrena en el Centro Cultural Adolfo Suárez de Cehegín el 29 de junio a partir de las 20:00 horas

Nos cita María Abellán en el Centro Cultural de Cehegín. Allí dio sus primeros pasos como actriz dirigida por Fernando Ripoll. Y allí volverá el próximo día 29 de junio, a sus 25 años, junto a Gemma Campos, Alba Vera y Nacho Escudero-Muñoz para representar la comedia ¡Quiero mi camerino!, escrita por Dany Visiedo, dirigida por Santiago Molina y producida por Suerte Guapa Producciones.

Estudiante de último curso de Arte Dramático, profesora de danza, licenciada en Ingeniería Informática… siempre tuvo claro, a pesar del tiempo que dedicó en Valencia a terminar la carrera, que quería entregar su vida al teatro, como actriz (y riendo dice muy sería que necesita papeles en películas de acción) y ahora también como coreógrafa.

María Abellán: "Suelo llevarme el personaje a mí misma, para no caer en clichés"
Screenshot

¿Cómo fueron tus comienzos en este mundo?

A los 5 añicos empecé teatro con Fernando Ripoll. Fue súper curioso, yo iba al Virgen de las Maravillas, vi que había teatro como actividad extraescolar y me emocioné muchísimo. Estuve con Fernando hasta los 18 años, que me fui a estudiar a Valencia, y descubrí un mundo. Hicimos un viaje a la Escuela de Arte Dramático y me enamoré. Pero por circunstancias hice una ingeniería y cuando acabé me vine a l Escuela de Arte Dramático de Murcia, que es de las mejores de España. Estoy en tercero y paso a cuarto donde hacemos un musical para terminar la carrera.

¿Qué consejos os daba Fernando?

Sobre todo, que el teatro es jugar. Lo bueno que tienen los niños es que exploran, juegan a ser alguien; y los actores igual. Siempre tengo en cuenta las palabras de Fernando: hay que experimentar y jugar con ese personaje.

¿Es recomendable actuar de pequeño, aunque no pienses dedicarte al mundo de la interpretación?

Sí, lo recomiendo, y no solo a niños, porque te abre un mundo. Si eres introvertido te vuelves extrovertido. A mí me dio muchísimas posibilidades en ingeniería, por ejemplo, en las exposiciones a la gente le daba vergüenza, pero a mí no, me expresaba con naturalidad. Te da una base para la vida muy buena, como que la ves de otra manera.

¿Qué recuerdas de tu primera actuación?

Fue en esta misma Casa de la Cultura donde representaremos ¡Quiero mi camerino!. Creo que era la obra Fama. A bailar. La hice con  8 años. Era un concurso en el que salíamos del público. Y me caí al tratar de subir al escenario, y yo con 8 años seguí adelante diciendo mi texto. Todavía me acuerdo de la frase que decía. Fue increíble, allí ya me dije quería dedicarme a esto.

¿Hiciste teatro mientras terminabas tu ingeniería?

No. Tuve un break del teatro y me dediqué a la danza.  Por la mañana ingeniería y por la tarde danza. Busqué escuelas de teatro en Valencia, pero no eran compatibles con mis horarios. Aunque me planteé hacer a la vez teatro e ingeniería, pensé que no lo iba a disfrutar igual. Mi compañera de piso me decía: “María, aguanta y ya te pones a tope con arte dramático cuando acabes informática. Y aquí estoy.

¿Tuviste entonces claro que ibas a ser actriz?

Cuando empecé la carrera de ingeniería pensaba que iba a dedicarme a esto, pero conforme pasaban los cursos mi cuerpo necesitaba, me pedía, teatro. Y cuando empecé arte dramático en Murcia me cogieron en una compañía de musicales, viaje por toda España… La ingeniería siempre va a estar a mí. Pero me quiero dedicar a esto. Estoy deseando acabar los estudios e irme a Madrid a probar suerte.

¿Sigues algún método de actuación?

Están las actrices de método, pero yo suelo llevarme el personaje a mí misma, para no hacer clichés.

Por ejemplo, mi personaje en la obra es súper borde, amargada, y yo soy justo lo contrario, para insultar a alguien me tienen que calentar mucho. Pero tú en tu vida has tenido enfados y aprovechas esos enfados para ir creando el personaje. Me gusta además inventar una historia del personaje, darle vida, imaginar cómo se comportaría ella en escenas que no salgan en la obra.

¿Interpretar una y otra vez el mismo personaje no te llega a cansar?

Es que nunca es la misma representación. Por mucho que tengas un guion nunca va a salir igual de una vez a otra. Hemos estado con esta obra en el Teatro de las Aguas y en OFF Latina y a veces se olvidaba una frase y había que improvisar, o te levantas una mañana más enérgica, o no es el mismo compañero el que te da la réplica. Para nosotros no hay una representación igual a otra. Y para el espectador tampoco.

¿Te gustaría probar en el cine?

Me encantaría. Y aunque no lo parezca me encanta el cine de acción, por lo que me estoy preparando físicamente. Pero hasta que no acabe la carrera no puedo irme a Madrid a explotarme, por así decirlo.

Las entradas tienen un precio de 12 euros y pueden adquirirse a través de la web https://www.giglon.com/todos?idEvent=quiero-mi-camerino

María Abellán: "Suelo llevarme el personaje a mí misma, para no caer en clichés"

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco