DAMIÁN GUIRADO

Multitud de cirineos moraos, Cruz a cuestas, caminan por la antigua calle de la Amargura de Bullas para festejar, este año 2019, el 75 Aniversario de la llegada a Bullas de su Imagen Titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno del escultor murciano Juan González Moreno.

También están de celebración los Coloraos, pues el emblemático Paso de Cristo Crucificado cumple sesenta años desde que fuese adquirido en los Talleres de Santarrufina de Madrid.

La procesión más longeva de Bullas se viste este año de gala. Prepárense para vivirla, prepárense para sentirla.

Y un acto más, ya iniciado el pasado año, sorprenderá al espectador, la recreación del Calvario, en Plaza de España, la Dolorasa, el Crucificado y el discípulo amado, en un encuentro mágico al término de la procesión del Nuestro Padre Jesús.

Como única ocasión y de forma extraordinaria

Este próximo Viernes Santo por la mañana está previsto que, después de nada menos que 29 años, vuelva a salir en procesión la imagen del Cristo de las Penas de la Cofradía de los Coloraos.

Será como única ocasión y de forma extraordinaria. Esta talla, obra del escultor murciano Antonio García Mengual, desfiló con los Coloraos de Murcia hasta que fue adquirida por los de Bullas en 1987.

Tan solo se mantuvo cuatro años en nuestra Semana Santa, hasta 1990, ya que sería reemplazada por la Caída a partir del año siguiente. El Cristo de las Penas ha sido recientemente restaurado por Esperanza Collados Martínez, autora del cartel anunciador de la Semana Santa de este 2019.